Connect with us

Entrevistas Cine

Ya nadie toca el trombón: a cuatro años de las desapariciones en Ayotzinapa.

Published

on

Desde hace 4 años desconocemos el paradero de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y el cortometraje de Hari Sama, “Ya nadie toca el trombón”, nos adentra a la historia de sólo uno de ellos; Cutberto, y con esto, entender que los estudiantes no son la cifra en la estadística sino una presencia de nuestra humanidad.

“Lo que dice –este trabajo- es que no son números, son seres humanos, somos seres humanos y que es importantísimo llegar a la verdad por una cuestión de humanidad. Todo lo demás lo podemos discutir en una mesa, pero aquí hay un tema de humanidad que está siendo violentada sistemáticamente y ya no es posible mirar hacia otro lado”, afirmó Hari Sama en entrevista para Yourocket.

La raíz de este trabajo es el trombón que Cutberto se atrevió a tocar y que no ha resuelto a tener el mismo sonido desde hace cuatro años, por lo que una reflexión es necesaria. Más allá de la conmemoración es entender, entendernos pues la premisa fue entablar un diálogo pues hay “esta sensación, que tiene mucho de la clase media mexicana, de que en México los horrores le pasan a la gente que se lo busca y creo que es parte de un mecanismo de defensa porque hay pánico a que nos ocurra a nosotros”, señaló el realizador.

Luego de ser convocado y buscar, el cineasta dio con la historia de Cutberto, un estudiante de la Escuela Normal de Ayotzinapa que un día no regresó a tocar más, ni a comer enchiladas, ni nada… Sus familiares lo siguen esperando… en casa.

“Me parecía que la mejor manera era hacer un corto en el que pudiéramos mirar tranquilamente la poesía de lo práctico, de la cotidianeidad porque siento que es ahí donde podemos relacionarnos con el otro: en el café con tu abuelita, en las enchiladas que te gustan, que trataba de tocar un instrumento”, platicó Hari.

Hari Sama “conoció” a Cutberto a través de las personas que lo quisieron, que fueron muchas, muchísimas: “me da la impresión de que era un tipo muy luminoso y que estaba al servicio de los otros; la gente lo quiere mucho y eso llama la atención, hay un tema humano que salta mucho la atención”, dijo.

Pero el punto es entender que esta no es una historia de cuatro años atrás, sino de mucho tiempo y es eso lo que vemos reflejado en las sutiles frases de los protagonistas del cortometraje…A quellos que nos revelan una verdad ensombrecida.

“No hay opción de nada en la sierra, no hay opción para educarse. Son comunidades muy abandonadas, somos muy abandonados de nosotros mismos y ni hablar del gobierno: es una ausencia absoluta y cuando está piensas ‘mejor que no esté’, es terrible, vivimos en un país, en ese sentido, espantoso”, señaló.

Y con esta afirmación se puntualiza el concepto mayor: “Creo que seguimos sin aprender la lección, porque hay gente que prefiere creer que son revoltosos, porque no entendemos lo que vive la gente en la sierra, no tenemos idea de las condiciones, de lo que es un día a día para ellos y porqué existe la Normal de Ayotzinapa, su aportación a la sociedad y porqué funciona como funciona y nadie se ha dado a esa tarea”, argumenta y la lanza se clava, más.

“México, que además está diagnosticado por la ONU como un país en grave crisis de derechos humanos parece que los únicos que no nos damos cuenta somos nosotros, parece que este ser enfermo no termina de admitir su enfermedad, no estamos con la voluntad de entender lo que nos está sucediendo y me parece importante reconocer dónde están los principales problemas, no reconocemos lo que realmente pasó”, concluye.

Pero no hay que concluir, sin verdad nada concluye. Compartamos y hagamos. #YaNadieTocaElTrombon

Este cortometraje que originalmente formó parte de un proyecto de Amnistía Internacional que convocó a diversos directores, se exhibirá en Yourocket.com.mx sólo este 26 de septiembre, no a manera de protesta en contra de nada, sino como manifiesto a favor de la verdad.

Advertisement
Comments

Entrevistas Cine

El Hijo del Santo nos habla del documental que repasa el legado del personaje

Publicado

on

Captura El hombre detrás de la máscara

El Hombre detrás de la máscara representa el regreso a la pantalla grande para el más icónico personaje de la lucha libre y la cultura popular mexicana, El Santo. El documental muestra el lado más íntimo del legado del Enmascarado de Plata, haciendo un repaso por la carrera de padre e hijo a través de diverso e inédito material de archivo y anécdotas personales del mismísimo Hijo del Santo.

La película, dirigida por Gabriela Obregón, tardó algún tiempo en estrenarse, sin embargo, ya por fin podremos verla en cines. Como parte de su estreno, en YouRocket hablamos con el Hijo del Santo sobre el documental y sus planes a futuro.

Cómo surge la idea de hacer el documental?

Yo tengo muchas cosas guardadas y conservo cosas de mi padre, trofeos, máscaras, vestuario y entre todo esto también material de películas en diferentes formatos, familiares, de luchas que yo mismo filmaba con mi camarita de 8mm. Todo esto se lo mostré a la productora Gabriela Obregón y a ella le nació la idea de compartirlo con el público, hacer con todo este material una historia.

En la película conocemos todo el legado de El Santo, pero desde una perspectiva íntima. La película se cuenta a través de tu historia, ¿En qué momento y por qué se decidió que el documental fuera así?

Hay mucho material que ya se conoce de El Santo y de El Hijo del Santo, entonces la idea era compartir con la gente algo que no conociera. En primer lugar, pues imágenes inéditas que jamás habían sido publicadas y también temas que El Hijo del Santo guarda para sí mismo y no los comparte con el público. Si hubiéramos hecho un documental sobre mi carrera pues la gente ya la conoce, quizá ya no hubiera sido tan atractivo como ver algo que van a descubrir, van a darse cuenta del porqué de muchas situaciones. Eso es lo interesante de El hombre detrás de la máscara y por eso se llevó por ese camino.

Vemos una gran cantidad de material de archivo y mucho de eso, como dices, es inédito. ¿Qué material fue difícil dejar fuera?

Tenemos, sin exagerar, más de 15 horas de material y Gabriela con los editores fue quienes eligieron. Ella conoce muy bien la historia, entonces para ella lo que era más trascendente en mi vida fue lo que eligió. De hecho, al principio estaba demasiado largo y tuvieron que irlo cortando , y quedó lo esencial, lo que realmente trascendió en mi vida. Si le preguntaras a ella, te contestaría lo difícil que fue, porque es material muy valioso todo.

¿Ese material que se quedó fuera se podrá ver de alguna manera en un futuro?

A mi me gustaría mucho que se subiera a alguna plataforma, para que la gente lo pueda ver en su casa. Después no sé si en DVD, pero seguramente sí lo podremos ver después en otras plataformas.

También en el documental vemos, por un lado, la evolución del personaje de El Santo, tu padre, primero como un deportista, después como un ídolo popular, luego como una celebridad, hasta llegar a una especie de producto; pero también vemos que tuviste que llevar la lucha libre a otros países, ¿temes que se pierda la tradición esencial de El Santo como luchador, es decir, que mucha gente prefiera más portar una playera de él que verlo arriba de un ring?

Pienso que esa tradición jamás se va a perder, se perdería de alguna manera si ya no hubiera otra generación. Obviamente para ver a El Santo lo tienes que ver en vivo, lo que yo he hecho en mi carrera pues la gente lo ha disfrutado viéndome en el ring, pero si me retiro de la lucha libre y no hubiera una tercera generación, la gente ya no tendría al personaje de El Santo en un ring. Entonces, pues espero que la tercera generación que es mi hijo, Santo Jr., pueda hacer una carrera exitosa para que las nuevas generaciones sigan disfrutando al personaje arriba de un cuadrilátero, pero si no, no pasa nada, queda el recuerdo de El Santo y El Hijo del Santo, y seguir trabajando con el personaje en películas, historietas, cine.

El año pasado hubo una polémica por una posible proyección de las películas de El Santo en la Cineteca, existe este debate entre los que las consideran un churro y los que le ven una valor artístico; mientras en otros países son consideradas como verdaderas obras de culto, incluso hay cineastas europeos interesados en las películas de El Santo y en su remasterización, ¿Qué piensas sobre eso?

Pues no soy un experto en cine, pero a veces los mexicanos pisoteamos a los mismos mexicanos cuando tienen éxito. Cuando las películas de El Santo eran catalogadas en México como churros, en Europa se catalogaron diferente, y de pronto todos lo críticos de cine tuvieron que tragarse sus palabras y yo pienso igual que mi padre, yo creo que sus películas no son ni de concurso, ni para festivales, pero cumplen un cometido que es divertir de una manera sana y familiar. No sé si sean o no de culto, pero son películas que cumplen su meta y además todas fueron taquilleras. Son películas que aunque ya hayas visto 10 veces te siguen divirtiendo.

Se podría decir que los personajes de El Santo y El Hijo del Santo regresaron a la pantalla grande gracias a este documental, ¿te veremos en una película de ficción?

Me gustaría mucho. Han pasado algunos años de que hemos tenido acercamiento con diferentes directores y productores, aunque no se ha concretado nada. Espero que El hombre detrás de la máscara sea un parteaguas para que los productores se animen a hacer una película de aventuras. Alguna vez estuvimos en platicas con Alex de la Iglesia, finalmente no se concretó nada; con Guillermo del Toro también ha habido coqueteos; por ahí Tim Burton habló de que era fan de El Santo, por mi parte yo estoy abierto.



Sería grandioso algo de El Santo con Alex de la Iglesia o Guillermo del Toro…

La única condición, y Alex de la Iglesia me lo dijo con una frase que me encantó, es que “una película de El Santo sin El Santo no es del Santo”. Es decir, que a El Santo no lo puede interpretar ningún actor porque es real, entonces, el protagonista obviamente tendría que ser El Hijo del Santo o, posiblemente, el Santo Jr. que es más joven, más alto, trae 90 kilos, como héroe sería ideal.

Tienes pensado un museo de El Santo, ¿cómo va eso, es posible que lo veamos pronto?

Es un deseo que espero se pueda concretar en la Ciudad de México, he solicitado apoyo de autoridades. Necesitamos el apoyo de la iniciativa privada o del gobierno porque es una inversión fuerte, yo tengo los objetos pero necesitamos un espacio grande, adecuado, todo lo que requiera un museo. Además de una curaduría para que todo luzca. Si yo tuviera el dinero para hacerlo ya no andaría pidiéndole favores a nadie, por eso ando tocando puertas.

Además del museo, ¿tienes algún otro proyecto para el futuro?

Espero que pronto ya puedan ver la serie de El Santo, es una bioserie que se está escribiendo, andamos trabajando en ella. Tiene que ser una serie muy bien hecha y también un poco como El hombre detrás de la máscara: compartir cosas que no saben de El Santo. Yo tengo muchas cosas de mi padre que él mismo grabó y escribió para sí mismo con el fin de compartirlo con el público.

Continúa leyendo