Connect with us

Wild Wild Country, el castillo de naipes de un nuevo profeta

Published

on

Hasta principios de la primera década del 2000 aún te podías encontrar muchos fans jóvenes de un tal “Osho”, un curioso escritor que tenía decenas, centenas de publicaciones y que hablaba de reformar el alma, cambiar el sentido de las buenas costumbres, entre otras declaraciones más radicales, como declarar el matrimonio como una institución fallida y el acceso desinhibido a la expresión sexual como una manera más de establecer lazos y abrir la mente.

Todos estos preceptos ahora no parecen tan disparatados, pero cuando estaba en su apogeo este autor y sus palabras llegaban a los jóvenes de una generación en la búsqueda de una nueva revolución ideológica y social, sus palabras inspiraron a grupos que derivaron en legiones, y sin sospecharlo, el mundo fue testigo del nacimiento de un movimiento comunal tan grande que estremeció al mundo.

Los hermanos Maclain y Chapman Way dirigen esta serie documental, producida por los hermanos Duplass exclusiva para Netflix que deriva en 6 partes de una crónica que nos lleva hasta el corazón de la comuna “Rajneeshpuram” creada por el líder religioso Bhagwan Shree Rajneesh, uno de los personajes más controversiales que llevó a su florecimiento uno de los movimientos espirituales más grandes de Pune, República de India.

En esta investigación se nos muestra como es que un día, la pacífica ciudad de Antelope con sus apenas 40 habitantes, la mayoría de ellos adultos mayores retirados, ven llegar a miles de extraños de todas partes del mundo, los rajneeshees, todos ataviados en colores rojos que llegan a establecerse como sus nuevos vecinos.

En cada episodio de WWC, se hace una construcción muy interesante de lo que representó la figura de Osho y como el contravenir al mismo Mahatma Gandhi, las religiones institucionalizadas y a los lideres políticos, lo llevó a atraer a miles de simpatizantes a lo largo del planeta que lo buscaron y lo siguieron en la búsqueda de la tierra prometida, un lugar en el mundo dónde construir una ciudad con una calidad social como nunca se hubiera conocido en la historia.

Sin embargo, la utopía de este movimiento era algo tan ambicioso que tuvieron que anteponer los ideales más fantasiosos sobre los derechos de los habitantes de Oregon y abrirse paso a través de las leyes de los Estados Unidos con la ayuda de expertos, devotos todos ellos y fieles defensores del proyecto Rajnesshpuram.

Bhagwan nunca hubiera podido lograr algo así el solo y es cuando conocemos la historia de Ma Anand Sheela, su mano derecha y secretaria personal que se encargó de todos los asuntos importantes de organización y resolución para el establecimiento de su comuna en América quién no se permitía fallar en lo absoluto y tomó medidas descabelladas y criminales con el humilde propósito de ver sonreír a su líder.

Durante este documental resulta sumamente sorprendente la capacidad de organización y alianza que logra el ser humano cuando tiene una figura tan fuerte y bien construida que funge como mesías y ejemplo a seguir, que además llega promocionando ideas radicales que contradijeron completamente la forma de vida que exigió el mundo civilizado después de la gran guerra.

Claro que detrás de cada movimiento que pareciera ser dictado por una voluntad divina, siempre se escondió un asunto de incomodidad política que pusieron a la ley detrás de la comuna en la búsqueda de hacer responsable a su líder de amenazar el orden público establecido, evadir impuestos y explotar a una legión de seguidores que seguían ciegamente la orden más disparatada que pronunciara su líder.

Cuando llega el momento crucial del relato, no se deja de lado la importancia del factor humano. Hasta el más leal de los rajneeshees seguía siendo humano y no pueden manejar la autoridad, la responsabilidad y confundirlas con poder y hasta el más fiel de los seguidores de la comuna, fue quién comenzó el fuego de la intriga que comenzó a corroer a toda su organización hasta consumirla y borrarla por completo.

El esfuerzo de la sociedad norteamericana tiene varias facetas interesantes que son exploradas por esta serie, pues establecen que en cualquier parte del mundo la comunidad más pequeña y conservadoras, tiene un voto importante al momento de defender lo que les pertenece y mantenerlo como lo han conocido toda la vida, que son capaces de armar argumentos poderosos para que hasta la campaña más discriminatoria tenga relevancia con tal de defender las buenas costumbres y el orden del pueblo norteamericano.

El armado de la producción de WWC tiene el valor de los testimonios de personajes que fueron cruciales en el levantamiento y caída del Rajneeshpuram, dónde conoceremos desde las personas más educadas y capaces a favor del grupo de Osho, hasta las personas más manipuladas que fueron programadas para quitar cualquier obstáculo de su camino.

Considero que es un documental muy revelador que nos recuerda que la naturaleza humana es frágil y que es difícil comprender nuestra condición de nacimiento de llegar solos al mundo y como ciertas organizaciones religiosas, sectas, comunas, etc. Ofrecen oportunidades de una integración ideal para todas las personas que sienten que han perdido el rumbo o que buscan darle un significado a la misma, pues siempre habrá más de un líder que cree vender el producto perfecto para que alcancemos la felicidad. Simplemente no se lo pueden perder.

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Flash: Elseworlds Parte 1!

Publicado

on

Elseworlds arranca con un gran inicio y nos da un primer vistazo a la especie de Liga de la Justicia

El Arrowverse inició su tercer crossover con una historia de intercambio de cuerpo en The Flash que fue un inicio divertido de lo que parece ser una historia más oscura más adelante. Ese aspecto “divertido” fue acorde con uno de los puntos clave del episodio, ya que Parte 1 ofreció un vistazo a las series de Flash y Arrow, así como a los personajes secundarios.

El conflicto mayor involucra a The Monitor y al psiquiatra de Arkham Asylum, el Dr. John Deegan, Elseworlds, Parte 1 está enfocado en explorar la premisa de cambio de identidad entre Barry y Oliver. Ver a Oliver y Barry teniendo que vivir sus vidas fue tan genial, aunque pudimos haber visto un poco a los personajes secundarios de Arrow para ver como fueron afectados por el gran cambio.

Afortunadamente, esa historia de intercambio de cuerpos no solo fue el tema central de este episodio. Los escritores de Flash se burlaron del estado de las series del Arrowverse, de parte de Oliver burlándose de Barry por lo exagerado y sensible que son las historias de The Flash que a menudo llegan a tener un alegre Barry al triunfar fácilmente a sus villanos. Está muy claro que el reparto se divirtió en hacer esto.

Hubo un ritmo especialmente genial cuando Barry observó que Oliver iba a tener una plática emocional como Barry con Iris, y el director Kevin Tancharoen eligió filmar esa escena al principio como si fuera un extraño mirándola. Esos pequeños elementos ayudaron a elevar este episodio más allá del episodio normal de The Flash.

Pero por decisión de los escritores, esa historia de cambio de cuerpo hizo eco por completo a todo lo demás en está primera parte. El siguiente episodio en Arrow nos llevará a Gotham City y presentará a Batwoman. Nos dieron tanta información acerca de lo que viene en la escena de la Tierra 90 al final del episodio número 100 de The Flash, como lo hicieron con The Monitor, que le entregó el Libro del Destino al Dr. Deegan, que hizo que nos diera curiosidad el papel de Deegan en el resto del crossover.

Sin embargo, el bien superó con creces cualquier cosa decepcionante sobre este episodio. Además del cambio de cuerpo de la historia, finalmente pudimos conocer a Lois Lane, y tuvimos un tiempo de calidad con ella y Superman, lo que estuvo a la altura de las expectativas. Hay grandiosas referencias como la introducción de las escenas de la granja Kent con el tema de Smallville dejando en claro que este episodio, de nuevo, se suponía que iba a ser divertido, y que los productores se la pasaron genial. 

Por todo lo que Supergirl y Superman se vieron envueltos en la historia, la atención se centró mucho más en Barry y Oliver, y como este crossover está diseñado como algo independiente, Elseworlds, Parte 1 hizo una pausa en ambas historias de sus respectivas series. La resolución clave, si así es como se puede llamar, para el problema del intercambio de cuerpo fue que Barry y Oliver tuvieron las personalidades del uno con el otro, lo que significaba que Oliver necesitaba divertirse más y ser más amable, y Barry necesitaba tener su lado oscuro. 

De manera similar, este episodio tuvo poco o nada que ver con cualquiera de los actores de The Flash con las limitadas excepciones de Iris y Cisco. Realmente estuvimos encantados que incluyeran a todo el reparto de esa serie, para que cada quien tuviera un tiempo de brillar en pantalla, y no quedarnos a ciegas de que porque no aparecen.

El reparto secundario de The Flash estuvo principalmente para que la subhistoria del robot Amazo atacando a Central City, que estuvo como un enfrentamiento normal de villanos de la semana, pero lo único malo es que se le dedicó mucho tiempo a la parte de Barry y Oliver del episodio. Sí, fue una buena excusa para obligar a Barry y Oliver a adoptar sus identidades y poderes de superhéroes, pero fue una primera pelea bastante corta para Superman, Supergirl, The Flash y Green Arrow. Como Supergirl señaló, básicamente pudieron derrotarlo en el primer round. El villano dijo que el hecho de que los eventos reales de este episodio son solo el inicio de las cosas que están por venir.

Calificación: 5/5

Continúa leyendo