Lucha Libre

Volador Jr., polémico vencedor del Grand Prix 2019

0

Desde los palcos se escuchaba una voz rasposa, que con sus ocurrencias pretendía apoyar a un Microman avasallado por Chamuel en la tercera lucha. El mano a mano de los mini gladiadores calentó el ambiente de un público ansioso por el Grand Prix 2019. La reacción del «luchador más pequeño del mundo» desató la euforia del respetable, en una maniobra inteligente arrinconó a Chamuel en una esquina del cuadrilátero y trepó a la segunda cuerda, de manera espectacular realizó una vertical al estilo del Guerrero y planchó a su rival. Sus evoluciones no fueron suficientes, una marrulleria dio el triunfo al rudo y Microman lanzó el reto por las máscaras.

F4CBC25F 9DCF 440B 86B6 7CD148AB51313FCD4DE6 8F52 4E77 AC6D 7141715843D8

En la semifinal el coso de la Doctores registraba una gran entrada, el público presenció otro capítulo de la rivalidad entre Último Guerrero y Cibernético, no obstante «el luchador de otro nivel» parece acumular oponentes y Gilbert el boricua se ha involucrado en la disputa.

612AD553 B6AF 40E0 8052 660AD8B29309

Vino el turno estelar y el inicio del Grand Prix 2019: 8 mexicanos, Rush, Volador Jr., Negro Casas, Dragón Lee, Bárbaro Cavernario, Diamante Azul, Forastero y Soberano Jr.; 8 extranjeros, Matt Taven, Jay Briscoe, Big Daddy, Mecha Wolf 450, Kenny King, Delirious, Luke Hawk y Oráculo. Tras una solemne ceremonia, mexicanos y extranjeros se enfrascaron en una batalla campal y cuando por fin vino la calma comenzaron los mano a mano. La estrategia de los foráneos era clara, castigar a los de menor tamaño y tonelaje, curiosamente el primero en ser eliminado fue el de menos presencia física de los 16 gladiadores, el puertorriqueño Oráculo a manos de Rush. Los dos siguientes en quedar de cara a las lámparas fueron Forastero y Soberano, después cayeron Luke Hawk y Delirious. Diamante Azul puso fuera de combate a Kenny King, pero después sucumbió ante Mecha Wolf, el integrante de la rebelión amarilla fue encarado por el Rush, quién le propinó una verdadera paliza y fue descalificado.

2F1ED2BC 3372 4671 9450 BA41D9D16776

La situación se puso cuesta arriba para los mexicanos con clara desventaja física, pero Dragón Lee sacó la casta y eliminó a Mecha Wolf, aunque más tarde sería rendido por un espectacular «Tiger Driver» ejecutado por Jay Briscoe. Volador derrotaría a Matt Taven, con una rosa y un espectacular suplex Cavernario haría lo propio con Briscoe. El troglodita del ring intentaría hacer la hombrada ante Big Daddy, pero éste lo dejaría «out» con un lazo al cuello. Llegó el duelo de David contra Goliat, Big Daddy dominaba a Negro Casas, pero una distracción de Cavernario ayudó a que el hijo de Pépe Casas lo llevará a la cuenta de tres. Pero sucedió algo desconcertante, cuando el público festejaba la victoria de los mexicanos, Volador decidió seguir con la contienda, el giganton estadounidense distrajo a Casas y el junior de Remo Banda le asestó un «back cracker» que le otorgó la victoria.

88EB531B A228 4608 AD07 69DD1DAA18C8

Sobre el cuadrilátero se lanzaron retos por la cabelleras, un cuadrangular entre Negro Casas, Cavernario, Volador y Big Daddy, propuesta que luce muy apresurada, no obstante la calma volvió y se entregó el trofeo al «depredador del aire» en medio de la rechifla generalizada por su actitud alevosa. Muchas rivalidades podrían tener una conclusión en la Función de Aniversario, ¿Caerá más de una cabellera?