Connect with us

Lucha Libre

Viernes del CMLL con histórico triunfo de Último Guerrero

Published

on

Michael Elgin es uno de los mejores gladiadores extranjeros que han pisado la mítica Arena México en los últimos años. Hay quiénes le comparan con Steel (también conocido como Vance Acher), otro canadiense con quien Rayo de Jalisco Jr. tuvo una rivalidad en los años noventa, sin embargo, el “Big Mike” es más completo técnicamente.

Resulta asombroso ver a un hombre tan corpulento lanzarse entre segunda y tercera cuerda, conectar patadas al estilo arte marcialista o realizar su poderoso “power bomb” con un enganche japonés al estilo Misawa y rematarlo cual movimiento de videojuego. Elgin es más parecido al también canadiense Blue Blazer -el gran Owen Hart-, quien hizo ver su suerte al maestro Canek, amo de la extinta UWA en el inolvidable Toreo de Cuatro Caminos.

Antes de la colosal batalla, el público disfrutó una prometedora primera lucha y una segunda en la que Dalys se mostró dominante entre las féminas del CMLL. Por otro lado, en la tercera destacó un Soberano motivado por su viaje al Japón, en la siguiente Atlantis comandó a los jóvenes talentos a la victoria, mientras en la semifinal sorprendió la alianza de L.A. Park, Volador y Místico.

Último Guerrero y Elgin protagonizaron un impresionante duelo estelar, en cual el canadiense llevó el peso de la batalla e impuso un estilo recio y su calidad a ras de lona. El lagunero, a menudo víctima del mayor tonelaje de su oponente, sacó la casta y se impuso en la primera caída con su vistoso y efectivo “pulpo guerrero”, pero en la segunda Michael salió avante con una tremenda desnucadora.

En la tercera ambos hicieron gala de todos sus recursos, más “el último de su estirpe” obtuvo una victoria histórica al aplicar su “guerrero special” desde la tercera cuerda.

Al final el “Big Mike” tomó el micrófono, reconoció a su rival y le levantó la mano, lo cual desató el aplauso del respetable y cerró con broche de oro una contienda, que se recordará por muchos años por su alto nivel luchístico.

Advertisement
Comments

Lucha Libre

Viernes de CMLL: Volador impresionante y crece rivalidad entre Atlantis y Bestia del Ring

Publicado

on

Durante el 2018, uno de los aciertos del CMLL fue abrir sus puertas a luchadores independientes, junto a su alianza con ROH y New Japan, tal decisión tuvo como resultado la conformación de interesantes carteles.

La función de esta noche es atípica, está dedicada a la gente de casa y de alguna manera es el reconocimiento a quienes tuvieron un año espectacular. Figuran las revelaciones Soberano y Templario, el giganton Euforia, un Stuka Jr. que sorprendió en ROH, un Rush camino a la internacionalización y Cavernario, sin duda de lo mejor del año.

Previo a la semifinal, los combates fueron fluidos y resultaron agradables para el público. En la antesala de la estelar Rush, Terrible y Cavernario enfrentaron a Atlantis, Diamante Azul y Valiente, lucha sórdida, rasposa, en la que los rudos no dieron tregua a sus rivales. La conclusión en un dos al hilo por descalificación, pues Bestia del ring, quién tiene ya una rivalidad con Atlantis, interviene cuando el técnico domina a Rush. Los cuatro rudos golpean sin piedad al veterano jalisciense y le destrozan la tapa, de seguro la afrenta será saldada pronto y “el ídolo de los niños” buscará dejar “pelón” al patriarca de la dinastía Muñoz.

En la final se enfrentan Volador y Último Guerrero, dos de las figuras del CMLL, el técnico es el primero en subir al rombo de batalla y un sector del público lo ovaciona, pero sorpresivamente un numeroso sector lo abuchea. Cuando “el último de su estirpe” cruza las cuerdas la Arena México estalla, el lagunero pasa por un gran momento, sin importar ese confuso ranking de Pro Wrestling Illustrated. La primera caída es equilibrada, de alternativas, pero Volador sorprende y asesta un par de estacas en la espalda del Guerrero, tras el efectivo castigo vienen las tres de rigor. En la segunda el acróbata domina y se lanza por encima de la tercera con un mortal al frente, pero con gran fortaleza lo atrapa Último Guerrero y le aplica una desnucadora sobre la dura superficie alrededor del ring. Ya a ras de lona, “el pulpo lagunero” da cuenta del vástago de Remo Banda.

Para la tercera el rudo impone sus condiciones, lleva la lucha fuera del encordado y lastima a su oponente, realiza diversos castigos de poder pero Volador resiste estoico. Último Guerrero trepa a la parte superior del esquinero e invita al científico a caer en la trampa, pero en una maniobra sorpresiva Volador le conecta una patada en la frente y le aplica una vistosa “frankensteiner”.

Tirantes cuenta las tres palmadas y decreta la victoria del técnico, quién en un gesto de lealtad deportiva levanta la mano de su rival y reconoce su grandeza, colofón a una gran función y el comienzo de grandes rivalidades.

Continúa leyendo