Documental

Vans presenta: La historia de Tony Alva

Publicado el

La historia del skate no sería lo que es hoy en día si Tony Alva (actualmente de 62 años) no hubiera aparecido en la escena de este movimiento. Alva hizo cosas que nadie hacía antes, patinó en cada modalidad e inventó trucos que ni siquiera eran imaginables para aquellos tiempos, no es por casualidad que sea considerado el «Padrino del Patinaje

Toda su trayectoria es plasmada a través del primer largometraje de la innovadora serie de Vans, Loveletters to Skateboarding de Jeff Grosso. La producción narra los inicios de Tony Alva en las calles de Santa Mónica hasta su llegada a la fama con el equipo legendario de skateboarding los Z-Boys.

Su forma de vida rebelde y anarquico fue lo que lo llevó a desafiar el estilo preestablecido de este nuevo «deporte» para hacerlo evolucionar de manera temprana y lo proyectará a cada rincon de los Estados Unidos. Es así que Alva fue el pionero de patinar en las piscinas abandonadas, montarse en las tuberías y bajar colinas a toda velocidad, lo cual fue algo que explotó entre todos los skaters y dió origen a lo que ahora se conoce como el Freestyle.

La simbiosis entre la fotografía y el patinaje sería fundamental ya que las imagenes que tomaban de Tony haciendo piruetas y trucos, llegaron a las revistas que empezarón a surgir en los 70`s en donde describirian que «eran movimientos y trucos que nadie había visto antes»

Un elemento fundamental del mundo del skateboarding es la música; y el punk rock fue el responsable de resucitar al movimiento en los 80´s porque estaba perdiendo popularidad. El punk rock y el patinaje estaban inevitablemente conectados, fue como amor a primera vista, compartian la pasión por la fiesta, amigos, la locura, el ruido y la rebeldía, era lo que todos ellos llamaban «libertad»

Al maremoto llamado Tony Alva solo le faltaría algo para cerrar el circulo: La publicidad y la mercadotecnía de su nombre/marca. Es así que Eric Monson creó una fuente con su nombre y que hacia parecer como si estuviera firmada por el mismo Tony Alva, todo giraba como reloj suizo.

Como es una costumbre con todas las estrellas, Tony  pasó de estar en la cima de su carrera y estar vendiendo cientos de miles de patinetas a no tener nada. Incluso empezó a estudiar para ser dentista, pero el skate lo motivó a afrontar esta cuyuntura de su vida, por lo que tras vender tablas de otras personas decidió hacerse cargo de su marca registrada y ser dueño de la misma.

Hoy en día el skate es respetado gracias a todos aquellos patinadores que lo hicieron lucir genial, fácil e intrepido y que capturaron su esencia en una imagen mientras volaban.  Gracias a tipos como Tony y sus trucos, la gente aprendió de qué se trataba el skate y empezó a patinar.

La historia de Tony Alva ha ganado varios premios en festivales de cine que incluyen Mejor Película y Banda Sonora Original en el Oceanside Film Fest, y Premios del Público en el Festival de Cine de Santa Mónica y el Festival de Cine Independiente de San Francisco.

Para ver el documental entren al siguiente enlace 

 

Agregar comentario

Destacado

Copyright © 2010 - 2018 YouRocket by PantallaTotal SL / hola@yourocket.com.mx

Salir de la versión móvil