Connect with us

Review: Un Lugar en Silencio, el último grito del horror

Published

on

El horror siempre ha sido un género muy menospreciado en las salas de cine, con la rapidez con la que fluye la información por nuestras manos, si queremos sufrir un bonito jump scare, podemos experimentarlo en la seguridad de nuestro hogar con un breve video de un par de minutos en YouTube. Ya nada parece poder sorprendernos o al menos no lo permitimos, y esto se nota mucho en las salas de cine, porque los espectadores ponen a prueba la película, cuando el horror también requiere que participes de la fantasía. Sin embargo, con Un Lugar en Silencio (A Quiet Place, John Krasinski), algo ocurrió porque esas personas que siempre están riendo, las que siempre están checando el celular a media función, fueron atrapados por su fantasía, logrando la sala con la audiencia más apacible y atenta que yo hubiera encontrado en alguna función de suspenso en años.

La historia es tan sencilla que logra rápidamente la conexión con el público, no hay nombres, no hay explicaciones innecesarias. El mundo colapsó tan rápido que nadie se dio cuenta, una especie fuera de este mundo comenzó a atacar a la raza humana diezmando su número rápidamente, para cuando se dieron de cómo sobrevivir, las ciudades quedaron casi desiertas y en un pequeño rincón del mundo una familia sobrevive adaptándose a la única debilidad de estas bestias, el silencio. Estos depredadores no pueden ver y solo ubican a sus víctimas con su fino sentido auditivo, lo que los lleva a comunicarse por señas, crear caminos con arena fina y andar descalzos cuidando cada pisada como si fuera la última.

Una de las claves para que esta película sea un éxito dentro de su género es precisamente que deja de hacer lo que muchas otras películas de horror hacen, explicar su propio chiste. Algo ocurre con las productoras que obligan a los creativos a que, por muy sencillo que sea el plot de este tipo de películas, no le quede duda al público de todo lo que ve, pecando en más de una ocasión de crear guiones condescendientes donde al final siempre hay un personaje que explica todo lo que está ocurriendo de manera gratuita.

La excusa del silencio es muy buena porque las secuencias tienen que ser muy precisas y sobre todo útiles, además de plantear miles de posibilidades para crear tensión en el espectador. En el caso de Un Lugar en Silencio, los retos son claros, la mayoría de las casas en Norteamérica están hechas de madera, lo que de por si produce ruido incluso cuando están deshabitadas, a eso se añaden elementos como el embarazo avanzado del personaje de Emily Blunt, el cual no hace falta ser un genio para resolver que no va a resolverse de la mejor manera y que esa nueva vida será una bomba de tiempo que puede condenar a toda la familia o los puede llevar a superar incluso la amenaza de la exterminación inminente.

El elemento dramático también está muy bien llevado y hace que de inmediato sientas empatía por los personajes y comprendas sus reacciones de terror y sus preocupaciones. Como extra Krasinski incluso ahonda un poco en la manera de sobrevivir en un panorama tan desolador como este, demostrando que las obras de zombis no nos han enseñado todo acerca de supervivencia como creíamos hasta el momento.

Como curiosidad hubo un rumor en internet de que en realidad esta historia era un spin-off de Cloverfield ya que el diseño de las criaturas es muy parecido a las que aparecen en 10 Cloverfield Lane. Esto sólo fue una suposición, además de que ya nos demostraron que cualquier cosa puede terminar relacionada con la extraña mitología que pretende construir J. J. Abrams y Bryan Burk y que personalmente creo que quedan muy lejos de lo que ha logrado esta historia en comparación.

En conclusión, no se deben perder esta película, hará que valga la pena cada minuto y puede que abra camino para que nuevas películas del género eviten arruinar lo que les ha dado personalidad a las grandes obras del horror en el pasado. Es una historia muy completa que tiene de todo, hasta para los detractores del “cine de miedo”.

Advertisement
Comments

Teatro

Festival de Invierno Caput 2018

Publicado

on

Para cerrar el año de manera fastuosa, la Coordinación Nacional de Teatro realiza el Festival de Invierno Caput del 17 al 19 de diciembre en el Centro Cultural del Bosque y en el Teatro Isabela Corona, un evento gratuito y cuyas obras son recomendables para todo público. Para comenzar el 17 de diciembre en el Teatro el Granero Xavier Rojas a las 18:00, “Triángulo, creación para la escena” presenta “La guerra de Emi” de Zayra Solano y dirigida por Alan Uribe Villarruel. Del 17 al 19 en el Teatro Orientación a las 20:00, “Jengibre Teatro” presenta “Las terribles desventuras del doctor panza” de Ángel Luna y dirigida por Roam León. También del 17 al 19 en Sala Xavier Villaurrutia a las 19:00, “La caja de teatro” presenta “Algo sobre las leyes de gravitación universal” de Daniel de la O, adaptación de Félix Arroyo y dirección de Félix Arroyo y Giselle Sandiel. El 18 y 19 en el Teatro El Galeón Abraham Oceransky a las 18:00, “Ópera irreverente” presenta “Elefante, ópera en espacio mínimo” de Mauricio Jiménez Quinto y Luis Felipe Losada, dirección de Jorge Reza.

El día 19 en el Teatro Isabel Corona a las 17:00, “Teatro INBA” presenta “Uma de papel” escrita y dirigida por Marcela Castillo. Para finalizar el evento también en el Teatro Isabela Corona a las 19:00, “Vereda Teatro” presenta “Cuentos de boca en boca de Renato Guillén y dirigida por Sofía Sanz.

El Festival de Invierno Caput es una gran oportunidad de acercar a todo el público a las artes escénicas y una manera divertida de comenzar las vacaciones de fin de año.

Continúa leyendo