Connect with us

Cine

Las mejores películas de terror en Amazon Prime

Published

on

Amazon Prime se posiciona poco a poco en México como una alternativa en streaming presentando un amplio catalogo de cine de terror que va desde los clásicos como la saga de Los Juegos del Miedo o producciones originales como Lore.

A continuación te presentamos las mejores películas del cine de terror que se presentan en Amazon Prime.

La noche de los muertos vivientes (1968)

Las radiaciones procedentes de un satélite provocan un fenómeno terrorífico: los muertos salen de sus tumbas y atacan a los hombres para alimentarse. La acción comienza en un cementerio de Pennsylvania, donde Barbara, después de ser atacada por un muerto viviente, huye hacia una granja. Allí también se ha refugiado Ben. Ambos construirán barricadas para defenderse de una multitud de despiadados zombies que sólo pueden ser vencidos con un golpe en la cabeza.

Cementerio de mascotas (1989)

El doctor Louis Creed, su esposa y sus dos niños se instalan en una vivienda próxima a una carretera con mucho tráfico. Cerca de la casa hay un sendero que lleva a un cementerio de animales y también a un antiguo cementerio indio; según la leyenda, los que sean enterrados allí volverán a la vida. Louis comprobará que es cierto cuando el gato de su hija es atropellado por un camión y un extraño vecino llamado Jud resucita al pequeño animal.

Las manos del diablo (2002)

Un hombre (McConaughey) se presenta en la oficina de Wesley Doyle (Powers Boothe), el agente del FBI encargado de la búsqueda del famoso asesino de Texas conocido como “La Mano de Dios”, y asegura que conoce la identidad del escurridizo asesino en serie: se trata de su hermano Adam, quien, después de cometer aquellos crímenes, se suicidó. Al mismo tiempo, intenta explicarle a Doyle las razones que impulsaron a su hermano a matar.

Ecos mortales (1999)

Tom Witzky (Kevin Bacon) es un hombre normal que vive con su mujer (Kathryn Erbe) y su hijo de 7 años. A pesar de su escepticismo respecto a los fenómenos paranormales, accede a ser hipnotizado durante una fiesta en casa de unos vecinos. A partir de ese momento su vida se ve perturbada por extrañas voces y visiones inexplicables que parecen fragmentos de un rompecabezas que podrían servir para resolver un crimen.

Absentia (2011)

El marido de Tricia se encuentra desaparecido desde hace siete años, por lo que las autoridades deciden darle por fallecido. La hermana menor de Tricia, Callie, decide irse a vivir con ella mientras ésta trata de seguir adelante con su vida. Pero Callie es reacia a creer que el marido de su hermana haya muerto y se pone a investigar, hasta que encuentra un misterioso túnel cerca de la casa, un túnel que parece estar vinculado a otras misteriosas desapariciones. Algo horrible se esconde tras esas desapariciones.

Advertisement
Comments

Criticas Cine

Suspiria: Más que un remake, una película con identidad propia

Publicado

on

Susie (Dakota Johnson) es una joven bailarina que se traslada a Berlín, Alemania para estudiar en la academia de una de las mejores compañías de baile. Su llegada coincide con la desaparición de una de las estudiantes, Pat (Chloë Grace Moretz). En la academia se hará amiga de Sara (Mia Goth), quien empezará a sospechar de las docentes por los misteriosos sucesos que involucran la desaparición de las estudiantes. Hasta aquí supondríamos que esta nueva Suspiria es una copia del clásico giallo de Dario Argento, pero Luca Guadagnino (quien hace un año presentaba la muy diferente Call me by your name) no quiere eso, se aleja totalmente de la película setentera para hacer su propia versión.

Para nada podríamos considerar a esta nueva Suspira un remake. Ambientada, al igual que el lanzamiento de la primera, en 1977, Guadagnino y su guionista David Kajgnaich aprovechan el contexto del otoño alemán durante ese año, cuando Alemania entra en crisis por los hechos que involucraban a la Facción del Ejercito Rojo (RAF, por sus siglas en alemán), para profundizar en los misterios y personajes. Uno de ellos es el arco del antiguo psiquiatra de Pat, el Dr. Josef Klemperer (Tilda Swinton bajo la personificación del personaje), un anciano hombre que aún vive las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial por la desaparición de su esposa Anke Meir (Jessica Harper, Susie en la original Suspiria, en un cameo).

Susie es el punto de partida, sin embargo, a diferencia de la cinta de Argento, ella no es la protagonista. En este sentido, la función del Dr. Klemper es investigar al personal docente de la escuela debido a las declaraciones de su paciente desaparecida acerca de que la Academia de Baile Markos es en realidad un coven o aquelarre de brujas. Kempler de manera escéptica cree que se trata más bien de una organización criminal o política, por lo que advierte a quien era amiga de Pat, Sara, cuya confesión y sucesos la harán investigar.

En la original Suspiria (1977), el secreto se va develando poco a poco manteniendo de esta forma el misterio “escondido”. Guadagnino y su guionista están conscientes que el impacto no iba a ser el mismo (en el caso de que hayamos visto el clásico de Argento), ya no se trata de la revelación del secreto sino de profundizar en él. La película está dividida en 6 capítulos y un epílogo, y desde los primeros sabemos que algo anda mal. El coven tiene un mayor peso en esta nueva versión: vemos la lucha de poder de las brujas, sus interacciones y su influencia con el mundo exterior.

Si bien, como mencionamos, Susie no es la protagonista, sí es la clave que une todo. El personaje se limita a ser una ambiciosa chica que se vuelve la protegida de Madame Blanc (Tilda Swinton, en el único papel sin personificación de los tres que interpreta) en una película que ya toma su propio rumbo. El estilo característico saturado de colores de Argento en Suspiria (1977) no se ve aquí reflejado hasta el demencial clímax: un sangriento y pesadillesco ritual que muestra a la Madre Suspiriorum (también Tilda Swinton) y la lucha de poder entre las brujas en su sentido más explícito, y donde Susie tendrá un rol fundamental.

La mayor parte de la película muestra colores apagados, cambiando ese ambiente onírico por una sombría y densa pesadilla que “explota” en el ya mencionado clímax. De igual manera, Guadagnino le da bastante valor a las secuencias de baile, algo que no pasaba en la cinta de Argento, con una banda sonora que opta por la melancólica música hecha por Thom Yorke, en vez del intenso rock progresivo de Goblin.

El mayor acierto de Guadagnino y compañía es justo darle una identidad propia a la película. El homenaje a Argento y Suspiria (1977) esta ahí, sin embargo, el hecho de hacer una nueva versión de un clásico en vez de revivirlo nomás porque sí, tiene mayor mérito. De estilos e intereses temáticos diferentes, las dos películas (1977 y 2018) no se piden nada la una a la otra. Cada quién tendrá su favorita y, por supuesto, eso dividirá opiniones.

Continúa leyendo