Cine Mexicano

Terry Gilliam el más esperado del GIFF 2019

0

En el marco del Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF) 2019, una de las actividades más esperadas fue el homenaje y conferencia magistral de Terry Gilliam, director cuyo arte ha ganado un lugar especial en la industria por su fascinante imaginación y creatividad atípica.

El realizador nacido en Minneapolis pero establecido en Londres, fue reconocido con la Cruz de Plata por su contribución a la cinematografía para dar continuidad con una amena charla ante un auditorio lleno de estudiantes, críticos, actores y jóvenes realizadores.

«Me encantaría hacer mi próximo proyecto en México; si alguno de ustedes tiene una buena idea y el dinero para hacerlo, hágame una llamada»-con ese comentario y el buen humor que caracteriza al director, dio incio la charla de un poco más de 1 hora.

«La imaginación es una droga más barata que el ácido«, declaró el también actor de 78 años al ser cuestionado sobre la inspiración de sus filmes, agregando que no quiere estar limitado por la idea de otras personas sobre lo que es realidad,  ya que quiere tener su propia realidad.

Gilliam explicó las dificultades que enfrentó para poder filmar su más reciente obra «El hombre que mató a Don Quijote», una película que tardó aproximadamente 25 años en concretarse y que se logró estrenar en 2018 como cierre del Festival de Cannes y que finalmente fue protagonizada por Adam Driver. Fue complicado filmar esta película por presupuesto y condiciones climáticas pero aún así quedó sorprendido por el gran resultado.

«El Quijote me intrigaba: es un hombre loco que confundía lo que es la realidad, me di cuenta de que la mayoría de los personajes principales de casi todas las películas que he dirigido son precisamente el personaje inventado por Miguel de Cervantes. Cuando proyectamos ‘El rey pescador’ en Italia alguien dijo ‘El rey es el Quijote’, pero esto no obedece a una obsesión, más bien, Don Quijote estaba obsesionado conmigo», manifestó causando risas entre el público.

Sobre las plataformas streaming y la relidad virtual en los filmes, Terry confiesa que a el le parece una experiencia más interesante asistir a los cines a ver los filmes, pero asegura «estar abierto al cambio», por otra parte cree que la tecnología ha atrapado a los usuarios de tal manera que termina aislándolos.

«Tú miras Netflix en tu casa, solo, y entonces te pones esta cosa de la realidad virtual; es una experiencia aislada. Me preocupa qué es lo que va a pasar con la civilización, porque las personas se están volviendo cada vez más solitarias. Las redes sociales lo hacen más complejo, porque como están haciendo cosas desde el anonimato, pueden decir lo que quieran y nadie sabe quién lo dice»- comentó.

Su extensa filmografía abarca películas clásicas como Monty Python and The Holy Grail, Brazil, The Adventures of Baron Munchausen, 12 Monkeys o Fear and Loathing in Las Vegas. En todas ellas se privilegia el mundo de los sueños y la fantasía, no solamente como contraparte de una realidad muchas veces gris y opresiva, sino como una actividad subversiva que desafía el orden establecido: el arte como material explosivo dispuesto a volar de una vez por todas las estructuras que oprimen la capacidad creadora de los hombres.