Contacto

Terapia para un vampiro

Terapia para un vampiro

 

 

therapy-for-a-vampire-1

Uno podría pensar que un vampiro no debería tener problemas existenciales. Sin embargo, considerando su inmortalidad; su incapacidad para envejecer, su imposibilidad para reflejarse o su obsesión por contar los objetos, tendríamos más de un motivo por el cual podrían volverle locos.

Quizá eso fue lo que pensó el escritor y director David Rühm para llevar a cabo su película Therapy for a vampire, una agradable y original comedia de horror, plena de situaciones divertidas y de un humor inteligente.

Aunque la trama nace y permanece sobre una lógica bastante superficial, el argumento es lo suficiente innovador para generar interés en el público. La idea, en esencia, es que los vampiros poseen características y se enfrentan a circunstancias particulares que pueden producirles ansiedad, depresión y toda clase de trastornos emocionales.

aufm03_zoom

Así sucede que el conde Geza von Kösznöm (Tobias Moretti) ha perdido la “sed de vivir” y no se considera bueno para la autorreflexión. La causa: una larga y aburrida vida al lado de su esposa Elsa (Jeanette Hain), quien lo tiene harto por su baja autoestima, misma que la obliga a pedirle que le repita todos los días lo hermosa que es. (Les suena familiar la escena).

Es entonces cuando surge la necesidad de solicitar apoyo de un psicoanalista y, quién mejor que el mismísimo Dr. Sigmund Freud (Karl Fischer). Así que el Conde decide viajar a Viena en busca de la ayuda del reconocido psiquiatra.

Tras la sugerencia del genio del psicoanálisis, el Conde contrata a Viktor (Dominic Oley), un talentoso aprendiz de pintor con la encomienda de realizar un retrato de Elsa que le permita, al fin, apreciar su imagen.

maxresdefault (1)

Todo parece marchar bien, hasta que el Conde coincide con Lucy (Cornelia Ivancan), una mesera de un pequeño restaurant local y, casualmente, novia de Viktor. Al verla, descubre en ella la ansiada reencarnación de Nadilla, la vampiresa que una vez lo convirtió a él, y quien le fue arrebatada por sus enemigos hace siglos.

El reencuentro inesperado con este viejo amor y los múltiples intentos por seducirla trastocarán la vida de todos los personajes a su alrededor, dando origen a una serie de situaciones tan impredecibles como divertidas.

522454

Además de la originalidad del guión, Terapia para un vampiro posee un vestuario, una escenografía, el maquillaje de época (de la Europa de los años 30) que son un agasajo visual, aderezado con una estupenda cinematografía apoyada con efectos especiales generados por computadora y técnicas modernas que son realmente admirables.

Terapia para un vampiro es una co-producción entre Austria y Suecia que tardó 17 años en reunir los fondos para llevarse a cabo y que en México tuvimos oportunidad de ver, gracias al Mórbido Film Fest 2015.

Teatro de la Ciudad, Presentación de "Therapy for a Vampire" con Pablo Guisa y David Rühm (director) Festival Mórbido 2015. Sábado 31 Octubre 2015 Puebla/ México Foto: Francisco Suárez / Imagen Latente

David Rühm (director) y Pablo Guisa.
Foto: Francisco Suárez / Imagen Latente

No podemos decir que es una cinta que dejará en el espectador una impresión eterna o que aparecerá en las listas de las mejores películas del género de todos los tiempos; sin embargo, con toda certeza estamos seguros que es una más que agradable comedia de horror, de enredos de pareja y de problemas psicológicos de vampiros que, sin duda, vale la pena una hora y media de tu tiempo.

maxresdefault

 

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top