Connect with us

Reviews Series

Supernatural | Temporada 14: “Stranger in a Stranger land“

Published

on

Supernatural aún tiene mucha historia que contar

Supernatural ha sido una de las series con más duración de la televisión y siempre ha sabido mantener sus buenos ratings, una gran base de fans y realmente una historia que aún se mantiene relevante con buenas actuaciones de los protagonistas.

El episodio empieza con Kipling, no el autor de El libro de la selva, sino el otro demonio hambriento de poder que busca ocupar el vacante del Rey del Infierno. Nos estábamos preocupando que él fuera otro villano en la temporada, y como hemos visto a muchos demonios compitiendo por ese puesto, no fue nada raro.  Afortunadamente, los escritores de Supernatural sabían que nos ìbamos a quejar, así que Sam y sus amigos lo mataron rápidamente en un espectacular escena. ¿Tener un nuevo rey del infierno cada temporada? Eso ya no es nada nuevo. Sam mató al demonio y les dio una amenaza a sus seguidores que si alguien decide revelarse como rey del infierno, tenían que pasar por él, primero.

Sam definitivamente ha tomado el título como líder de este grupo de inadaptados cazadores alternativos de la Tierra. Él dirige el grupo como lo ha estado haciendo por siempre. No importa lo cansado que esté, encuentra el momento de hacer sentir bien a todos, consolar a Jack y hablar con un hombre cuya presencia hace que su piel se le ponga chinita. 

Nick, la bolsa de carne de Lucifer, sobrevivió a la pelea con Michael y ahora es un humano libre. Realmente fue una gran oportunidad para ver al hombre detrás del mal, alguien a quien solo pudimos ver como un villano en tantas temporadas. Sin embargo, todavía no estamos seguros cuanto vaya a durar está pequeña sub-trama. 

No puedes hablar de este episodio sin tener a Jensen Ackles y su interpretación fría de Michael-Dean. Las escenas con él son silenciosas y amenazadoras, y no tiene que hacer mucho para lograr ese efecto. Jensen Ackles retrata al ángel bellamente; desde la forma en que lleva su cuerpo a través de cada interacción hasta la sutil enunciación que hace a cada palabra hablada.

Este es un buen comienzo para una temporada llena de potencial. La mayoría de nuestros personajes principales tenían una escena o dos para mostrar sus luchas y preocupaciones, lo que realmente los fundamenta como personajes.

Claro, nuestros cazadores pueden ser algo más grandes que la vida, pero ver a Sam luchar y enfrentar el cuerpo de Lucifer, o Mary fingiendo que todo va a estar bien, o que Jack se sienta incompetente: estos son rasgos muy humanos y perspicaces para que nuestros personajes nos muestren su verdadera humanidad. 

Calificación: 5/5

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de Supernatural: The Spear!

Publicado

on

Supernatural acaba de aplicar un Thanos…

Este final de mitad de temporada comenzó  a sentirse como un episodio bien armado con una buena fotografía y tomas, reuniendo varias cosas presentadas en episodios anteriores y atándolos de nuevo con la confrontación final con Michael. Jack todavía está lidiando consigo mismo de haber sido revivido, mientras que Cas continúa manteniendo secreto su trato con The Empty. Hay un par de momentos que evitan que el episodio sea demasiado oscuro. La videollamada de Ketch sobre el envío del arma que los chicos necesitan por correo fue un momento realmente gracioso y aunque el cameo de Ketch es agradable, esperemos que ya este de regreso. 

Este episodio trajo de regreso a Garth, el cazador convertido en hombre lobo, enviandolo en una misión especial para ver para qué ha estado haciendo Michael con los monstruos. Garth siempre ha sido un personaje secundario, pero bien utilizado. Aunque él mismo ha pasado por cosas realmente severas, nunca ha perdido ese toque humorístico, por lo que verlo en presencia de Michael, al experimentar este ‘cambio‘, lo pone un tanto nervioso. Dicho esto, la situación de Garth lleva a Sam a sentirse más culpable sobre quién envía a las misiones, y eso hace que tal vez las decisiones de Sam cambien en el futuro.

Lo principal de los Winchester es obtener la lanza de Kaia, la única arma que saben que puede dañar seriamente a Michael. Aquí hay un gran problema: Dean no fue entrenado en el arte de sostener una lanza. Oops.

Antes de que nos preocupemos por el deslucido manejo de la lanza de Dean, hay un momento divertido cuando los chicos están listos para enfrentar el arcángel. Como los Winchesters, Cas y Jack avanzan para enfrentarse a Michael con posibilidades imposibles. Durante la pelea final, el manejo de la lanza de Dean es mejor de lo que se mostraba al principio, pero aún así no logra mucho más que un rasguño. Pero eso no es lo que termina destrozando a Dean. Dean empieza a marearse y recordando los momentos donde Michael lo poseía y booom, Michael está de regreso en el cuerpo de nuestro querido Winchester.

El plan de Michael de apoderarse de Dean nuevamente tiene mucho sentido. No había ni razón para que abandonara a Dean en los primeros episodios de la temporada. Pero a medida que los episodios progresaron y nos desviamos, quedó menos claro que fue lo que impulsó a Michael a salirse de su cuerpo. Fue realmente inteligente, y me hace preguntarme cómo superarán a un enemigo que trata al mundo como un rompecabezas.

Un chasquido de dedos señala la orden de Michael de comenzar una invasión en una gran ciudad. El final es a la versión de Thanos de Infinity War.

Calificación: 5/5

¡Nos vemos el 17 de Enero con más episodios!

Continúa leyendo