De que va
Clark Kent ha llegado a Metrópolis y mientras se instala en su nuevo trabajo en uno de los periódicos de la gran urbe -que no es el Daily Planet- se queda en el apartamento de su amigo Jimmy Olsen y comienza su vida como superhéroe. Por supuesto, es joven, inexperto y algo temerario, por lo que en un momento de soberbia sufre los estragos de un ataque sorpresivo y violento. Es esto lo que le llevará de forma indirecta, a involucrarse en la vida de un pequeño que sufre de maltrato familiar, mientras el encuentro con Lois Lane y la génesis del nombre por el que habrá de ser conocido, es inminente.

Comentario
Justo para celebrar el ochenta aniversario del legendario hombre de acero, la revista Empire México, además de que decidió dedicarle una espectacular portada y un extenso artículo sobre su paso por el cine y las series de televisión, también -recordándonos viejas estrategias en donde las publicaciones traían de vez en cuando un ejemplar gratuito que servía para promocionarle- incluyó un cómic de regalo que no podía haber elegido mejor. Y es que no solo se trata de uno de los tantos acercamientos en papel, que se han hecho a los inicios de la vida de Superman en la gran ciudad, sino por que es de los mejores y más divertidos hasta ahora.

Es una verdadera delicia la manera en que Grant Morrison -bajo la sombra de la iniciativa de DC conocida como los New 52- recupera la versión más tradicional del personaje, aquella que encarnaba la capacidad de sorpresa hoy perdida por gran parte del público; y le convierte en el protagonista perfecto de una clásica historia del superhéroe de a pie – dejando descansar las que tienen que ver con amenazas a gran escala-, con discurso social incluido y no exenta de cierta ironía en su punto de partida. Es así que logra dotarle de una gran humanidad que se manifiesta sobretodo en la ilusión que le provoca la llegada a su nuevo hogar -ese en donde habrá de consolidarse como periodista y protector- y la sacudida que le da el aprendizaje. A esto hay que agregar el conveniente realismo de la propuesta visual de Ben Oliver, quien aprovecha al máximo la austeridad de los diálogos, para contraponerlos con secuencias de acción contundentes pero más evocadoras que espectaculares, reforzando el manejo emocional de la trama.

La forma en que adquiere significado la letra “S” mandada a imprimir por el héroe iniciante, en un montón de playeras que usa como uniforme y que al ser de material común debe intercambiar constantemente, la incidencia que adquiere Lois Lane en la vida del último hijo de Krypton y el valor de una prenda con la que llegó a la tierra, son solo algunos de los momentos clave de la mitología de los cómics que aquí se visten de cotidianidad y resultan entrañables. Este Superman Action Cómics que para nuestro país se reimprime con el agregado en el título de “Número 0” es además un One shot que funciona como preludio a la serie regular, que se puede disfrutar tanto si se le pretende seguir, como si solo se trata de una lectura casual. Sin duda es un pequeña joya que se viste como oda a la cultura del superhéroe.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.