Reviews Cine

Sundance 2021: Son of Monarchs, recuerdos, reencuentros y mariposas

Publicado el

El director franco-venezolano Alexis Gambis presentó recientemente Son of Monarchs en el Festival de Cine de Sundance. La cinta es protagonizada por Tenoch Huerta y fue filmada en el 2019 en biósfera de la reserva Michoacana y Nueva York.

Gambis es biólogo de profesión, pero poco a poco se fue adentrando al cine en búsqueda de contar las historias fascinantes del mundo científico, ayudado de el gran talento que tiene para la escritura y desarrollo de guiones. Con Son of Monarch, o Hijos de monarcas en español, vuelve a hablar sobre la genética de los insectos, pues en sus trabajos pasados como The Fly Room (2017, Se puede ver en Prime Video) o Mosaic (2014), aborda también temas científicos con un poco de ficción. 

El arte y la vida se unen en esta maravillosa película, desde el plano inicial de un capullo de mariposa que se diseca cuidadosamente en un laboratorio, hasta las impresionante escenas de  manadas de monarcas en los árboles del bosque mexicano, así como algunas tradiciones que pocos conocen de los pueblos que tenemos en nuestros país, sobre todo rituales de despedida a un ser amado.

La película sigue a Mendel (Tenoch Huerta), un biólogo mexicano residente en Nueva York que regresa a su ciudad natal en Michoacán tras la muerte de su abuela. Al llegar al velorio se reencuentra con toda su familia, incluido su hermano Simón (Noé Hernández), a quien para nada le alegra su regreso pues tiene un gran resentimiento hacia él por haberse ido.

Durante este breve viaje que Mendel hace, se reencuentra también con su amigo de la infancia, y con un amor de juventud, Lázaro Gabino y Paulina Gaitán respectivamente, además los pasajes de aquellos años siguen invadiendo su mente, algunos de manera vaga y otros más lúcidos. En ellos, su hermano Simón -por quien tenía una gran admiración de niños- siempre está tan presente como su abuela Rosa (Angelina Peláez), quien los crio de chiquitos tras la trágica muerte de sus padres en una inundación, y que impulsó a Mendel a seguir sus sueños y seguir estudiando.

Gran parte de la película, que además tiene una hermosa fotografía a cargo del mexicano Alejandro Mejía, (499 y Perfect Sense) se desarrolla en Nueva York, y es desde ese ángulo que conocemos la vida profesional y personal de Mendel, quien pasa gran parte dentro del laboratorio estudiando obsesivamente los genes de la icónica mariposa monarca, al grado de que se tatúa el brazo con la tinta naranja vívida extraída de sus alas en el laboratorio. Además, entabla un romance con la asistente legal de la Human Rights Campaign llamada Sarah (Alexia Rasmussen), cuyo pasatiempo como trapecista también se entrelaza con las imágenes serenas de la película de monarcas en vuelo, pero los recuerdos recurrentes hacen caer a Mendel en una breve depresión, haciéndolo alejarse de ella, y reaccionar sin emoción a la publicación exitosa que está teniendo su investigación científica.

Es hasta que regresa a Michoacán nuevamente, esta vez acompañado de Sarah y para la boda de su sobrina, que finalmente confronta a su hermano para hablar de lo que realmente sucedió la noche de la muerte de sus padres, acercándose así  a un sentimiento de cierre y paz.

La película se basa en gran medida en diferentes tipos de imágenes y secuencias para explorar el estado emocional de Mendel, desde las pesadillas de estar atrapado bajo el agua, y una ventana que se agrieta en venas simulando mariposas, hasta un primer plano de una de esta criaturas sin vida en un capullo lista para ser cortada.

Son of Monarch es un trabajo artístico que Gambis y su fotógrafo supieron retratar de manera brillante. En esta película, las mariposas son a la vez un símbolo de fragilidad y resistencia que experimentan la mortalidad y la adversidad, pues metafóricamente se da a entender que los humanos vivimos un ciclo similar al de ellas que viajan de Canadá a Michoacán, y luego de regreso… Una vez que salimos de casa, no somos los mismos.

El director Alexis Gambis es un biólogo también de profesión, que escribió la película con detalles específicos haciéndola parecer biográfica, si es que conoces su carrera y vida llena de raíces latinas y de estudios. A decir de la película, pocas historias con tantas capas se logran desarrollar de manera que sea digerible y disfrutable, de hecho, en Sundance fue galardonada con el Premio Alfred P. Sloan, otorgado por un jurado de profesionales del cine y ciencia que se enfocan en premiar a un largometraje destacado que tenga la ciencia o la tecnología como tema, o a un científico, ingeniero o matemático como un personaje principal.

Se trata de un trabajo impecable que deja a México en alto y que esperamos se pueda ver muy pronto en la cartelera comercial.

 

 

Agregar comentario

Destacado

Copyright © 2010 - 2018 YouRocket by PantallaTotal SL / hola@yourocket.com.mx

Salir de la versión móvil