Conecte con nosotros

Reviews Series

Run: una historia de amor poco convencional

Publicado

en

RUN HBO

Un mensaje, una palabra, un pacto con un viejo amor…  eso es Run.

Ruby (Merritt Wever) tienen una vida bastante rutinaria e incluso un tanto aburrida, pero un buen día recibe un mensaje de texto de su ex novio Billy (Domhnall Gleeson) con la palabra “Run”; dudosa e incluso con un poco de miedo responde aquel mensaje con el mismo vocablo, y es ahí donde esta historia comienza.

La serie de HBO compuesta de 7 capítulos, de 30 minutos cada uno, es producida y dirigida por Vicky Jones (Fleabag) y logró posicionarse como la serie más vista en su semana de estreno en Estados Unidos, y no era para menos, pues su primer capítulo rompió con el molde tradicional de las comedias románticas.

Desde el primer episodio se presentó a este par de personajes imperfectos, ¿qué tan  caótica tendría que ser su vida para huir con un antiguo amor?  Ambos personajes mentían sobre quiénes eran,  de  alguna forma querían ser los adolescentes que hicieron ese pacto de encontrarse la Grand Central Terminal cuando recibieran aquel mensaje con la palabra “Run”. Pero ahora Ruby es una mujer casada y con hijos, en tanto Billy presume de ser un gurú de vida con algunos libros exitosos.

Cada episodio deja con la intriga al espectador, ¿por qué están huyendo si cada uno ya tiene una vida hecha? De igual forma se conoce un poco más de la historia de los personajes principales, y lo que parecía una historia de amor de repente se convierte en un thriller cuando la pareja tiene que abandonar el tren para seguir huyendo.

El ritmo de la serie nunca se pierde, siempre está pasando algo que posteriormente va a ser relevante para el desarrollo de la historia. Incluso la incorporación del personaje interpretado por Archie Panjabi (Fiona) llega para refrescar y hacer dudar a Billy y Ruby sobre sus actos. La química entre Gleeson y  Weever es impresionante, hace desear que Ruby y Billy manden su vida al diablo y se queden juntos para que vivan esa historia de amor que de una u otra forma se vio interrumpida en su juventud.

Durante cinco capítulos la serie mantiene una intriga cautivante, pero ésta se pierde en el capítulo seis, cuando da la impresión de estar viendo algo completamente diferente, tras la incorporación de dos personajes: la detective de policía Bebe Cloud  (Tamara Podemski) y Laurel Halliday (Phobe Waller- Bridge) quien también es productora de la serie), una mujer que se cruza en el camino de Billy y Ruby, estos personajes parecen estar viviendo en un universo diferente al de la pareja central, y dado lo poco que dura cada capítulo se siente casi como una pérdida de tiempo.

Y luego se viene el capítulo final, ese que no convenció a quienes siguieron la serie semana tras semana, basta con entrar a Twitter y leer los comentarios del público inconforme. Deja muchos cabos sueltos y termina de tajo, como si el editor tuviera que cortar justo ahí por falta de tiempo, aunque deja la puerta abierta para una segunda temporada, lo cierto es que el final deja un sabor de boca agridulce.