Connect with us

Reviews Comics

X-Men House of M, el principio del fin

Published

on

 

DE QUÉ VA:
Wanda, conocida como Scarlet Witch, llega a la nación de Genosha, en dónde su padre Magneto, el profesor Xavier y un puñado de mutantes sobrevivientes del ataque de Cassandra Nova y su flota de centinelas, intentan reconstruir el lugar. Por desgracia, Wanda tiene una personalidad inestable, lo que aunado a su capacidad de alterar la realidad, la convierte no solo en una de las mutantes más poderosas, sino en una de las más peligrosas. Este hecho intenta ser controlado por un proceso de rehabilitación psíquica que Xavier y el Dr. Strange llevan a cabo en la desequilibrada chica, que sumida en sus alucinaciones constantemente transforma la realidad. Tal situación se complica aún más con la llegada de los X- men y los Avengers, que están dispuestos a todo con tal de poner remedio a la situación. Los dos grupos vienen dispuestos a matar a Wanda si es necesario, pero no la encuentran por ningún lado. De repente, el mundo se desvanece, queda en blanco, House of M ha nacido.

COMENTARIO:
Escrito por Brian Michael Bendis, uno de los guionistas más destacados de la última década, este evento Marvel que tuvo una línea central de ocho números, -además de distintos especiales y líneas alternas-, se convirtió en una referencia obligada para entender la realidad X-Men de principios de siglo. Fue a partir de aquí que el mundo mutante se vio trastocado por primera vez de una forma brutal. La realidad deformada por la magia de Scarlet Witch, quien decide darse y darle a sus ex amigos y compañeros, la vida que siempre habían deseado, se convirtió en el pretexto ideal para exponer sin reparos, aspectos de sus personalidades pocas veces vistos. Tal es el caso de Magneto -por fin convertido en el amo y señor de una sociedad plagada de mutantes-, Ms. Marvel –venerada como el mayor superhéroe del planeta-, Cyclops y Emma Frost –ahora una pareja felizmente casada- e incluso el célebre Spider-Man, quien disfruta siendo una celebridad y un hombre de familia. Sin duda fue un premisa por demás prometedora, que aunque no escapó a los convencionalismos del género y resultó un tanto tibia en su desarrollo, dando muchas cosas por entendido y logrando apenas cierta profundidad -en mucho debido a su corta duración-; funcionó muy bien cómo entretenimiento, construyendo diálogos envolventes y encontrando momentos más que interesantes. En el apartado visual, Oliver Coipel hace un excelente trabajo, potente y detallado. Por supuesto destacan las espectaculares portadas del siempre hábil y preciso, Esad Ribic.

Advertisement
Comments

Reviews Comics

The Umbrella Academy llega a Netflix, pero hablemos del cómic

Publicado

on

Cuando el líder de la banda My Chemical Romance anunció que publicaría un cómic de su autoría, muchos pensaron que solo se trataba de un capricho adolescente que ahora pretendía hacer realidad, sin embargo, no podían haber estado más equivocados. Y es que aunque Gerard Way se apunta en la línea de las populares propuestas de superhéroes juveniles, decide apostar más por el drama que por la aventura, para desarrollar un entramado familiar lleno de secretos, y entregar no solo una obra sumamente personal, sino inteligente y con identidad. Cada una de las secuencias en las que se va presentando con cautela las líneas arguméntales, esta impregnada de un tufo de resentimiento, resultado de algo que se da por entendido y que salió realmente mal. Los protagonistas son un malogrado grupo de metahumanos, seleccionados y entrenados desde bebés, por un filántropo benefactor que esconde un peculiar secreto, con el afán de salvar a la tierra de una terrible amenaza. Pero en el transcurso del plan a largo plazo, la tragedia los alcanza, uno de ellos muere y viene la inevitable separación del equipo.

La historia es truculenta, llena de intrigas, secretos, traiciones y culpa, pero lo mejor es que coquetea muy poco con el espectador y prefiere intrigarlo, para engancharlo con personajes que por encima de su naturaleza súper heroica, están marcados por errores propios y ajenos, son seductores, pero melancólicos y burlones, con mentalidades enfermizas -uno al estilo Space Opera, otro con reminiscencias al cine silente, uno más tremendamente histriónico-, y que a pesar que de forma inevitable están en el camino hacia una redención, ésta no asegura consuelo alguno.

En cuanto al apartado visual, perpetrado por Gabriel Ba, es una especie de cartoon enrarecido, con juegos de sombras al estilo de Mike Mignola, que enfatiza la extravagancia del concepto, sin diluir en lo más mínimo lo cruento y retorcido de las situaciones. Publicada originalmente por Dark Horse, The Umbrella Academy es traída a México por Editorial Kamite en formato de miniserie y en tomos recopilatorios, lo cual le hace ideal para aquellos que no quieren engancharse con historias interminables, aunque es un hecho que después de leer las primeras páginas, no resistirán a llegar hasta el final.

Continúa leyendo