Connect with us

Review: Una mujer sin filtro

Published

on

Un remake más en el cine mexicano, otra vez una versión de un éxito del cine chileno de Nicolás López, en una (otra) lamentable película dirigida por Luis Eduardo Reyes.

Paz (Fernanda Castillo), es una mujer tranquila, pacífica y un tanto frustrada, trabaja desde hace más de 10 años en una agencia de publicidad y está casada con un pintor poco inspirado (Alejandro Calva) y que tiene un hijo adolescente y rebelde.

Paz padece de un fuerte dolor en el pecho en los últimos días, duerme mal por culpa de un vecino fiestero y suele llegar tarde a su trabajo por el interminable tráfico, además en su trabajo su jefe ha contratado a una joven experta en redes sociales con la debe colaborar para refrescar su trabajo, ante tantas presiones decide acudir con un brujo (Roberto Sosa), quien en una extraña sesión le quita el dolor en el pecho pero provocando que Paz diga todo lo que siente y piensa, lo que empieza a meterla en problemas con su entorno.

Esta versión de ‘Sin filtro’ es casi un calco de la original chilena, a excepción de 3 o 4 escenas que han sido adaptadas al mercado mexicano, el resto casi todo es lo mismo, incluyendo los diálogos y hasta algunos encuadres (el director de fotografía de ambas películas es el chileno Antonio Quercia).

Si bien la chilena no es una gran película, esta versión mexicana se queda muy por debajo en la comparación al solo pretender forzar la risa del espectador en cada secuencia, además hay detalles que no se han cuidado en lo más mínimo, el cambio en el personaje principal se mostraba de manera más gradual, mientras que algunas situaciones en esta nueva versión se remarcan y subrayan en exceso.

Lo único rescatable es el trabajo de Fernanda Castillo, quien consigue conformar un personaje creíble y con cierto encanto, pero no es mucho lo que puede hacer ante tan poca calidad, sobre todo por el fallido casting, uno de los mayores problemas de la película, ya que la elección de los actores no ha sido la mejor, (la única excepción es Roberto Sosa), generando muchas secuencias donde Castillo no recibe la replica adecuada quedando la escena sin el remate buscado, en una película sin la menor intención de profundizar en sus temas, carente de gracia y aburrida.

Advertisement
Comments

Cine

Viernes espectacular de CMLL: Brillante exhibición del Toro Blanco

Publicado

on

Durante el 2018 Rush consolidó su carrera, sus destacadas incursiones en la MLW y otras empresas independientes de Estados Unidos le llevaron al camino de la internacionalización.

El contrato del “toro blanco” con la mítica ROH y los rumores de su llegada a la prometedora AEW (All Elite Wrestling) son la confirmación de que es uno de los mejores gladiadores mexicanos en por lo menos los últimos cinco años.

El explosivo mano a mano que protagonizó con Euforia, el cual encabezó la cartelera del pasado viernes espectacular del CMLL, demostró la empatía que posee con el público y su nivel de idolatría. La primera caída fue pareja, pero se resolvió con un chispazo del heredero de Bestia del ring, cuando atrapó al gigante lagunero y le conectó unas poderosas patadas en cascada que noquearon al rival y decretaron las tres de rigor.

A partir de la segunda, el Ingobernable mayor fue amo y señor de la batalla, incluso se dio el lujo de ser descalificado al arrancar la tapa de integrante de los guerreros.

En la tercera Euforia sacó la casta y vendió cara la derrota y le conectó una espectacular desnucadora al oponente desde la tercera cuerda, pero éste se levantó tras la segunda palmada.

Otro chispazo del gladiador jalisciense resolvió la batalla y aplicó al gigantón su poderoso tiger driver con sabor mexicano, Euforia quedó de cara a las lámparas y el Güero Noriega levantó el brazo de Rush.

Tras la excelente batalla, el respetable reconoció a ambos luchadores y arrojó monedas al cuadrilátero, lo cual cerró con broche de oro la impresionante demostración de poder de Rush. La rivalidad entre estos colosos luce interesante y de seguro a esta gesta deportiva le deparan otras batallas.

Continúa leyendo