Connect with us

Review: Sing Street Este es tu momento

Published

on

La adolescencia es esa etapa de la vida en que comienzan a surgir los sueños y las cosas que cada uno pretende ser en la vida. A partir de ahí cada persona deberá trabajar para conseguir lo que quiere o resignarse, volverse apático y despedirse de los planes que se tenían a futuro. Sing Street de John Carney es la historia de un grupo de jóvenes que se decidió por la primera opción.

Conor (Ferdia Walsh) es el hijo menor de una familia venida a menos en Irlanda. La crisis en casa lo obligará a cambiarse a una escuela controlada por un grupo de religiosos liderados por el hermano Baxter. En este lugar su primer enemigo serán las reglas impuestas en el colegio. Un día conocerá a Ann (Kelly Thornton), una chica mayor que él a quien intentará conquistar, es aquí donde nacerá la idea de formar una banda, pero hay un pequeño problema: no sabe qué género tocar.

https://youtu.be/3STcZmKgh0A

En la escuela conocerá algunos amigos que lo ayudarán a buscar a los integrantes de su banda que, influenciada por el rock de los años 80, buscará abrir su propio camino al mismo tiempo que descubren los cambios que implica la etapa de la vida por la que están pasando con todas sus consecuencia.

La cinta, nos propone un musical que a pesar de tener rasgos para decir que está plagada de clichés, cuenta con elementos que la vuelven atractiva a ojos del espectador. La primera característica es la ambientación de la historia pues está situada en la Irlanda de finales de los 80 en donde la tecnología aún no se había desarrollado lo suficiente y por ende tener una banda era un reto para la gente terca dispuesta a dejar todo por hacer una carrera (lo sigue siendo, aunque la nostalgia de la época provocó el romanticismo en quien esto escribe). La caracterización de los personajes y el maquillaje hacen lo suyo para lograr lo planteado.

La música es otra característica a resaltar y uno de los ejes sobre los que gira la historia, pues tiene buena manufactura y es un reflejo de cómo desde entonces comenzaban a aparecer grupos por todos lados gracias a la explosión de una industria que no se imaginaba los cambios brutales que experimentaría en años posteriores.

En el aspecto del guión encontramos una historia sencilla, un grupo de jóvenes estudiantes que encuentran en la música una catarsis para la vida, además de otros motivadores como el deseo de conquistar mujeres. En este aspecto no hay mucho que agregar, la trama recorre los puntos principales que se pueden esperar y confronta con los enemigos planteados desde un principio, sin embargo, destaca la manera en que es tratada la trama se trata, pues retoma la comedia para generar momentos que conecten con el espectador; aunque se utiliza la sátira como una de las herramientas cómicas no se cae en la ridiculización o el chiste fácil lo que es destacable y le suma puntos.

Complementando el guión encontramos a un grupo de jóvenes que realiza un buen trabajo en sus interpretaciones, reflejando que entre ellos hay un acoplamiento que trabaja en pro de la cinta. Además la historia de amor que corre paralela a la de la banda refleja que también hay química entre la pareja de actores. La inclusión de personajes de apoyo logran su cometido, no sólo soportando a los principales sino también como motivadores de ciertas acciones lo que provoca que la cinta vaya avanzando. Logran hacer de su convivencia un retrato de la vida de esa época.

El mensaje de Sing Street es claro: dejarlo todo por alcanzar los sueños que cada uno se propone, la cinta tiene un gran acierto en la forma de contarse, ya que se vuelve amena y divertida y aunque es un tema retomado en infinidad de veces vale la pena ser visto por los diversos elementos que envuelve, cada uno de ellos es un gran acierto para el filme. Probablemente aquellos que siempre quisieron tener una banda, saldrán motivados para hacerlo.

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Flash: Seeing Red!

Publicado

on

The Flash

Episodio 11

Temporada 5

Un episodio sin Cisco Ramón.

Cicada ha vuelto a amenazar en The Flash en el episodio de esta semana.  Y a pesar de que el villano ha gastado su introducción, Seeing Red fue un episodio muy bien con sólidos momentos emocionales.

Después del episodio de la semana pasada, que sirvió para darle a XS su propia misión, es bueno tener a Flash de vuelta, al igual que a Ralph. Pero Joe todavía está en el Tíbet, y Cisco está en un sitio de Tannhauser desarrollando una cura para metahumanos.

Cicada consigue una lista de meta criminales de un oficial de policía de la CCPD, quien previamente fue hipnotizado por un meta, y comienza a matarlos. El equipo Flash arruina el plan e interviene, pero ni siquiera Flash, XS, Ralph y Killer Frost pueden detenerlo, y reciben un gran golpe.

Desafortunadamente, Cicada evoca el estilo de Bane con XS y le rompe la espalda en una escena increíble de ver. Esto lleva a un giro emocional en STAR Labs cuando Barry e Iris lidian con el hecho de que su hija está paralizada, al menos hasta que su cuerpo se aclare de energía oscura, y su curación acelerada entre en acción. Grant Gustin y Candice Patton ofrecen una actuación que se asemeja a dos padres que lidian con el hecho de tener a un hijo enfermo, y padres que luego deben entregar esa noticia a Nora. Jessica Parker Kennedy actúa bastante bien al reaccionar que ya no puede caminar más y vende muy bien sus líneas.

De hecho, la herida de Nora provoca una furia asesina en Barry, tanto que los poderes empáticos de Cecile lo captan. La rabia incluso se ve en una acumulación de energía en el traje de Flash. Esa pelea es después de que Team Flash determina que la mejor manera de evitar que los metas sean asesinados por Cicada sean transportarlos desde Central City y llevarlos a la protección de testigos, con nuevas identidades.

Hablando de Ralph, tiene su momento heroico en el episodio, así como algunas buenas escenas con Killer Frost (quien tiene mucho tiempo en pantalla). Ella quiere arruinar la investigación de la meta-cura, y teme que Caitlin se inyecte la cura en caso de que se canse de ella. Sin embargo, Ralph se conecta con “Frosty” y explica lo mucho que ella significa para Caitlin, y que él entiende la necesidad de una cura. Killer Frost también pelea con Cicada, y sostiene una pelea, extrayendo sangre del villano. Frosty retira la daga de Cicada con tiempo suficiente para que Flash se encienda, y ahí es cuando su energía de ira se acumula con la intención de acabar con el malo.

Y hubieramos que haya matado a Cicada. Es un meta asesino en serie que paralizó a la hija de Barry e Iris. Con eso en mente, lo que iba a hacer Barry estaba justificado. Pero con Nora completamente curada y corriendo como XS, evita que su padre se exceda. Flash se da cuenta de que la ira que casi lo empujó al límite es la misma que impulsa a Cicada, y se resuelve para salvar a la hija del villano, Grace.

Lamentablemente, el actor Chris Klein no puede volver más interesante al villano con una actuación que en gran medida está gruñendo como un vago con acento ingles. 

Otro desarrollo interesante que tuvo lugar durante el episodio fue el interrogatorio de Sherloque a Nora. Aún con el caso del lenguaje de tiempo en su libreta y después de descubrir que los archivos de Nora fueron borrados de Gideon, Wells descubre que Nora West-Allen está trabajando con alguien más. Esta revelación nos hace pensar que Reverse Flash volverá a la serie.

La investigación de Sherloque también lo pone justo en el camino de la mamá, Iris, quien lo ve interrogando a su hija. En términos muy claros, ella le dice que se aleje. Una vez más, es grandioso ver a Iris y Barry acomodarse en sus nuevos y viejos papeles como padres presentes y futuros de Nora.

Calificación: 5/5

Continúa leyendo