Connect with us

Review: Sing Street Este es tu momento

Published

on

La adolescencia es esa etapa de la vida en que comienzan a surgir los sueños y las cosas que cada uno pretende ser en la vida. A partir de ahí cada persona deberá trabajar para conseguir lo que quiere o resignarse, volverse apático y despedirse de los planes que se tenían a futuro. Sing Street de John Carney es la historia de un grupo de jóvenes que se decidió por la primera opción.

Conor (Ferdia Walsh) es el hijo menor de una familia venida a menos en Irlanda. La crisis en casa lo obligará a cambiarse a una escuela controlada por un grupo de religiosos liderados por el hermano Baxter. En este lugar su primer enemigo serán las reglas impuestas en el colegio. Un día conocerá a Ann (Kelly Thornton), una chica mayor que él a quien intentará conquistar, es aquí donde nacerá la idea de formar una banda, pero hay un pequeño problema: no sabe qué género tocar.

https://youtu.be/3STcZmKgh0A

En la escuela conocerá algunos amigos que lo ayudarán a buscar a los integrantes de su banda que, influenciada por el rock de los años 80, buscará abrir su propio camino al mismo tiempo que descubren los cambios que implica la etapa de la vida por la que están pasando con todas sus consecuencia.

La cinta, nos propone un musical que a pesar de tener rasgos para decir que está plagada de clichés, cuenta con elementos que la vuelven atractiva a ojos del espectador. La primera característica es la ambientación de la historia pues está situada en la Irlanda de finales de los 80 en donde la tecnología aún no se había desarrollado lo suficiente y por ende tener una banda era un reto para la gente terca dispuesta a dejar todo por hacer una carrera (lo sigue siendo, aunque la nostalgia de la época provocó el romanticismo en quien esto escribe). La caracterización de los personajes y el maquillaje hacen lo suyo para lograr lo planteado.

La música es otra característica a resaltar y uno de los ejes sobre los que gira la historia, pues tiene buena manufactura y es un reflejo de cómo desde entonces comenzaban a aparecer grupos por todos lados gracias a la explosión de una industria que no se imaginaba los cambios brutales que experimentaría en años posteriores.

En el aspecto del guión encontramos una historia sencilla, un grupo de jóvenes estudiantes que encuentran en la música una catarsis para la vida, además de otros motivadores como el deseo de conquistar mujeres. En este aspecto no hay mucho que agregar, la trama recorre los puntos principales que se pueden esperar y confronta con los enemigos planteados desde un principio, sin embargo, destaca la manera en que es tratada la trama se trata, pues retoma la comedia para generar momentos que conecten con el espectador; aunque se utiliza la sátira como una de las herramientas cómicas no se cae en la ridiculización o el chiste fácil lo que es destacable y le suma puntos.

Complementando el guión encontramos a un grupo de jóvenes que realiza un buen trabajo en sus interpretaciones, reflejando que entre ellos hay un acoplamiento que trabaja en pro de la cinta. Además la historia de amor que corre paralela a la de la banda refleja que también hay química entre la pareja de actores. La inclusión de personajes de apoyo logran su cometido, no sólo soportando a los principales sino también como motivadores de ciertas acciones lo que provoca que la cinta vaya avanzando. Logran hacer de su convivencia un retrato de la vida de esa época.

El mensaje de Sing Street es claro: dejarlo todo por alcanzar los sueños que cada uno se propone, la cinta tiene un gran acierto en la forma de contarse, ya que se vuelve amena y divertida y aunque es un tema retomado en infinidad de veces vale la pena ser visto por los diversos elementos que envuelve, cada uno de ellos es un gran acierto para el filme. Probablemente aquellos que siempre quisieron tener una banda, saldrán motivados para hacerlo.

Advertisement
Comments

Cine

Enfermos de Amor, ¿Qué estás (o no) dispuesto a hacer por amor?

Publicado

on

Una obra que en un poquito más de una hora nos plasma con nueve historias el tema del enamoramiento y sus diversas etapas, algo, más común de lo que creemos.

‘Enfermos de Amor’ ha iniciado temporada con sus presentaciones en La Teatrería, un teatro de la colonia Roma Norte, en la Ciudad de México y que este fin de semana ante un foro lleno que no hacía más que aplaudir y reír, tuvo su estreno con las excelentes actuaciones de: Eréndira Ibarra, Andres Palacios, Esmeralda Pimentel,Nacho Tanham, Mónica Huarte, Adriana Louvier y Alex de la Madrid.

En esta obra dirigida por Rodrigo Nava nos cuenta nueve historias de amor desde diferentes perspectivas y que suceden el mismo día a la misma hora, en donde el director deja atrás la típica comedia romántica para hablarnos de que el amor además de ser complicado también puede ser doloroso.

La producción cuenta un escenario muy sencillo, un reloj digital al fondo y vestuario de diferentes colores que con ayuda de las luces te hacen sentir parte de cada una de las historias en donde hay celos, aburrimiento, infidelidad entre otras cosas.

“Tenemos la fortuna de arrancar con varias fechas sold out, nunca me había pasado en la vida, que antes de estrenar ya estuviera agotado, y es que una obra muy empática con la que todos se identifican habla de todas estas fases del amor, el enamoramiento, la aburrición y la ruptura”, comentó Luis Arrieta a la prensa.

La obra original es de John Cariani, quien es un reconocido escritor de obras como Casi un Pueblo, y de la cual Rodrigo se interesó para dirigir a estos actores ya mencionados que además estarán alternando funciones esta temporada.

Continúa leyendo