Contacto

Review: Se levanta el Viento

Review: Se levanta el Viento

«El viento se levanta…hay que intentar vivir.»  Paul Válery

Hablar del maestro Hayao Miyazaki no es solamente hablar de uno de los pilares de la animación; es hablar de un genio como pocos, pero también es hablar de magia, de sueños y sobre todo un inmenso legado de enseñanzas que ha dejado a muchas generaciones.
Cada entrega del maestro Miyazaki es sublime sin lugar a dudas, tal es el caso, por mencionar algunas, de la bella «Mi vecino Totoro», «El viaje de Chihiro», «La princesa Mononoco», «Kiki entregas a domicilio», «Nausica», «Ponyo»  y «El increíble Castillo Vagabundo» dando muestra en cada filme de su genio y otorgando al mundo piezas de arte irrepetibles.

Fundador del estudio Ghibli el maestro Miyazaki, nos hace entrega de su última obra, última en forma literal pues después de haber sido estrenada en Japón el cineasta anunció su retiro sorprendiendo, a propios y extraños con el anuncio.

SE LEVANTA EL VIENTO cuenta la historia de Jiro Horikoshi el hombre que desde niño soñaba con volar  y así  siendo ingeniero aeronáutico,  inventó el avión «Zero»  utilizado en la Segunda Guerra Mundial y haciéndose famoso por ser el avión de guerra más potente de su época y la estrella de la Armada japonesa durante la II Guerra Mundial ganándose el título del «Avión indestructible» pues era  ligero como un insecto y potente como un tren.

En sueños Jiro tiene charlas con Gianni Caproni un diseñador Italiano de aviones que lo alienta a seguir sus anhelos  y al mismo tiempo le muestra la importancia de ser creativo y esforzarse por alcanzar sus metas.

En 1923 cuando el Joven Hirokoshi estaba por terminar la universidad, Japón se encuentra en una terrible depresión económica, para colmo en esa fecha la isla también sufre un terremoto sumergiendo al país en caos y depresión.

Durante el terremoto Jiro conoce al amor de su vida, que se encuentra en desgracia por el acontecimiento y el joven se ofrece a llevarla a casa. El encuentro es fugaz pero profundo dejando al chico añorando volver a ver a su amada.

Años después el joven Ingeniero entra a Mitsubishi destacándose por su gran creatividad y su particular visión sobre la aeronáutica (casi instintiva), así, la empresa lo arriesga todo y deciden ofrecerle al chico su mayor proyecto: El diseño de un nuevo avión… entonces el sueño comienza a volverse realidad.

SE LEVANTA EL VIENTO, es sin duda un poema hecho filme, llevado con magistral encanto de principio a fin  y ofreciéndonos enseñanzas como si se tratara del consejo que un padre deja  a sus hijos.

Miyazaki como todo un poeta nos muestra el contraste del morir y recaer en metáforas de viento y agua, nos lleva de la mano entre la soledad y el amor, entre la desesperanza y el anhelo, entre  lo real y el sueño….
 Al mismo tiempo el filme representa un discurso interno sobre la realidad de su país, tanto en su pasado como en su presente y al mismo tiempo un relato sobre sí mismo, pues no es gratuito que Caprioni sea el referente de sus sueños ya que él fue el creador de un avión llamado «Ca.309 Ghibli» (nombre con el que se conoce al viento en Libia) y al mismo tiempo rindiendo homenaje a su padre quien fue vendedor de partes del avión «Zero».

Pero el maestro va más allá, este filme representa el primero en ser basado en una historia real y enfocado al personaje masculino, también es el filme más sobrio y «maduro» pues sus protagonistas no son niños, ni adolescentes, hablando a esa generación que ha crecido con él,   de igual forma, otorga  una profunda lección a su país sobre el uso de la tecnología y los alcances  que puede tener reafirmando su postura pacifista aun cuando el filme se desarrolle en un periodo entre guerras.

Si bien es un filme realista, todos los elementos que hacen única la filmografía de Miyazaki se encuentran: esa magia que representa cada uno de los aviones o  esa vultuosidad con la que retrata la belleza de los paisajes, cada cielo claro y despejado,  cada rayo de sol que cae en las hojas de los árboles, cada gota de agua que juega con el pasto, cada nube que mueve el viento enfatizando el profundo amor a la naturaleza y a la vida.

 Miyazaki nos ofrece una obra de arte que tiene mucho de su esencia, mucho de sus conocimientos y nos hace una reflexión sobre lo breve de las cosas, lo fugaz de los buenos momentos y lo mágico que es vivirlos.

El Maestro Hayao Miyazaki se despide dejándonos un vacío interno, un nudo en la garganta y mucha melancolía,  pero también nos deja un legado y un mensaje de esperanza y magia que podemos alcanzar en ese cielo azul con un pequeño avión de papel.  
Tsumeni Miyazaki son sei.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top