Connect with us

Review: Sanre de mi Sangre

Published

on

El amor de padres a hijos es incuantificable, nos lo repiten nuestros progenitores a la menor provocación y podemos comprobarlo constantemente con cada una de sus acciones. En el cine estas situaciones pueden devenir en cintas que apelen al lado afectivo o, en el caso de Sangre de mi sangre de Jean Francoise Richet, cintas plagadas de acción en donde lo importante es hacer que los hijos sobrevivan.

Link (Mel Gibson) es un exconvicto que está tratando de rehacer su vida en una pequeña comunidad de trailas (CURSIVAS) donde vive cerca de su “padrino” Kirby (William Macy) ahí se dedica a hacer tatuajes. Su familia lo abandonó tiempo atrás mientras estaba en la cárcel. Sin embargo un buen día reaparece su hija Lydia (Erin Moriarty) quien argumenta que se ha peleado con su madre y necesita un lugar para pasar unos días.

https://youtu.be/rXPv3XFzp6A

Aunque no se muestra muy convencido acepta la compañía, hasta que una noche reciben la visita de unos pandilleros, quienes buscan a Lydia y amistosamente se encargan de balear el lugar donde viven. En el ataque link trató de defenderse ocupando un arma, por lo cual se da cuenta que de caer en manos de las autoridades irá de vuelta a la cárcel, algo que no está dispuesto a hacer, tampoco dejará que se lleven a su hija, por lo cual comenzará una persecución que podría darle la oportunidad de redimir el pasado con ella.

La cinta en cuestión viene a presentar un guión que echa mano de ciertos estereotipos creados por el cine de Hollywood para contarnos una historia plagada de acción. Por un lado tenemos al estadounidense con rasgos de “republicano”, mientras el grupo antagónico son una agrupación de narcotraficantes de origen mexicano (quizá no sean coincidencia estas características en el ambiente electoral que atraviesa Estados Unidos en estos momentos). El espectador sabrá alrededor de quién girará la historia y por ende se convertirá en el héroe.

Poniendo de lado las referencias políticas y los estereotipos ya establecidos. El guión nos pone frente a una historia entretenida. Que a pesar de no ser lo suficientemente sólidos, va dando giros en la trama para darnos más momentos de acción, llevándonos hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga.

Los personajes están estructurados de forma contrastante. Por un lado Link encarnado por Mel Gibson, sigue el prototipo de antihéroe: poniendo barreras para relacionarse, dispuesto a todo para lograr su único objetivo y cargado de sarcasmo, el cual le aporta momentos de comedia a la cinta que serán muy bien recibidos.

Su hija, interpretada por Erin Moriarty es opuesta a él, se relaciona con la gente con gran facilidad y con esa misma facilidad se mete en problemas. Por último el antagonista, interpretado por un Diego Luna que da la impresión de no encajar en lo que podría buscarse en un líder de una banda donde predominan los chicanos.

Las actuaciones son muy variadas, no sólo si se compara a un actor con otro sino dentro de los mismos personajes. Mel Gibson que en general hace un buen trabajo en su última escena termina con una actuación muy poco creíble. Diego Luna por momentos se siente acartonado, con movimientos un poco torpes (a pesar de ser el líder sanguinario) mientras Erin Moriarty hace un papel parejo, sin sobresaltos, si bien no tiene problemas tampoco muestra una gama en donde se evidencien sus aptitudes como histrión.

La historia se va alargando para, hacia el final, darnos una lección sobre el amor de los padres, bajo esta premisa se van justificando ciertos momentos y los giros que va dando. Los efectos especiales están bien empleados y muestran que es una característica en donde Hollywood falla pocas veces.

Sangre de mi sangre es una cinta con buena propuesta en donde impera la acción (aún cuando estigmatiza y habla mal de los mexicanos en distintas ocasiones) en este aspecto recuerda mucho a su trabajo anterior, Atrapen al gringo, pero en esta ocasión con una mirada un poco (sólo un poco) más bilateral, en donde se reconoce timidamente que los problemas de violencia se padecen en ambas naciones aunque no se profundice en ello y reafirmen estereotipos para desviarse a un tema más general: el amor de los padres y lo que podrían arriesgar por sus hijos.

Advertisement
Comments

Butaca Alternativa

El libro de las tierras vírgenes

Publicado

on

El libro de las tierras vírgenes de Rudyard Kipling.
O el libro de la selva (Disney), o Mowgli (Netflix).

Muy joven conoció la fama y murió en plena gloria, el nació en Bombay, India el 30 de diciembre de 1865 y murió en 1936, a los seis años fue enviado a Soutsea, Inglaterra, tiene entre sus novelas, “La luz que falla” la historia de un pintor que va perdiendo la vista, “Capitán coraje” y “Kim” y en 1895 publico el “Libro de las tierras vírgenes” la cual se considera una de sus obras maestras.

Mowgli “la rana” es llamado de esa forma por (Raksha) su madre lobo, debido a que no tiene pelo.

Mowgli “hombre entre los lobos y lobo entre los hombres” en la novela al igual que en las tres películas que se han filmado de esta novela, Mowgli es el personaje principal, con tan solo tres años de edad es adoptado por Akela (Lobo solitario) y su manada de lobos, para protegerlos de Shere Khan, el tigre –COJO– algo que no se menciona en ninguna película, tampoco en las películas nos dicen que para que esta manada de lobos adopten al niño, dos miembros de la manada que no sean de la familia que lo adoptara deben de estar de acuerdo y aquí, aparece el oso que en una película lo ponen como patiño, comelon y perezoso y en la otra ya le dan el estatus que tiene, –Baloo un oso pardo- y Bagheera una pantera negra quien ofrece como tributo a la manada un buey que acaba de cazar, y con este regalo terminan por aceptar la adopción de ese niño, Bagheera y Baloo le enseñan la Ley de la selva y las -Palabras Mágicas- que nunca se toman en cuenta en ninguna película que ya debes de haber visto, pero estas palabras mágicas le ayudan a entender el lenguaje de los diferentes animales.
En las películas tampoco te enteras de porque los tigres adquieren sus manchas, historia que nos cuenta un elefante viejo y sabio.

En esta novela encontraras algo que el movimiento feminista odiaría, al leer los párrafos donde indican porque una hembra no puede dirigir una manada y lo trasladan a los poderes políticos.
Es una novela llena de emociones, de aromas y calor húmedo, que puedes sentir en cada letra por la forma en la que esta narrada, hay libros en donde el prologo te dice que es una novela escrita de principio a fin, pero en Internet encontraras la historia que dice que fue escrita en ocho cuentos ilustrados y después se recopilaron para hacer un libro y se añadieron más personajes, aquí lo único que podríamos decirles, es que el autor tiene más de 70 años muerto y puedes descargar la novela de Internet gratis sin que violes los derechos de autor, pero por lo mismo, cada quien puede escribir lo que se le antoje, de la historia, como la novela de “Peter Pan” que también depende que autor la volvió a escribir es la historia que puedes tener en tus manos.

Aquí te presentamos “El libro de las tierras vírgenes” registrado en 1999 donde Shere Khan el tigre cojo, va a reclamar a su presa que perdió años atrás y se desata toda la historia que aun que breve la has visto en la pantalla grande o en la televisión, aunque jamás veras o sabrás del pacto de no agresión en las orillas del río cuando el agua escasea, porque los animales no se atacan cuando no hay agua y pueden ir a beber agua a la orilla, y un lobo y una gacela pueden estar juntos sin ser cazador y presa, y que claro el tigre cojo un día rompe y va acumulando rencor entre los animales, junto con el temor que le tienen.

A qui la triste realidad, es que por mucho que manejan un debate cuando Mowgli tiene que decidir entre sus amigos animales y su propia especie, la “naturaleza” viene a reclamarlo al igual que el tigre cojo, cuando ya adolescente se enamora de una muchacha de la aldea. Y ya saben, las ¡hormonas!

Por si les ha llamado la atención una de sus tres películas, es una novela muy digerible, y el descubrir como hablan cada una de las especies (gracias a las palabras mágicas) con las que “la rana” platica hace que el libro lo leas sin darte cuenta cuando ya se termino la historia y tengas esa sensación de que perdiste a un amigo.

Continúa leyendo