Connect with us

Review: ¿Qué culpa tiene el niño?

Published

on

La nueva cinta de Gustavo Loza, ¿Qué Culpa Tiene el Niño?, confirma algo que se ha venido marcando en sus cintas, cada vez gira más a la derecha en su discurso y cada vez pierde más la gracia y logra que todo se note forzado, fuera de sitio y se convierta en una tortura para el espectador, mostrando un producto lleno de clichés, aburrido e incapaz de conectar con el espectador.

Un mes después de que fue a una boda y perdió el control a causa del alcohol consumido, Maru se descubre embarazada. Tras buscar a la persona con la que recuerda paso la noche ese día, decide seguir adelante con sus planes de abortar pero la insistencia de él y la reacción de sus padres le hacen tener al bebé. Mientras tanto comienza a conocer al chico con el que tuvo la noche de pasión, descubriendo que el amor no conoce de clases sociales ni estudios.

Aclararé algo, la cinta es mala por si sóla, sin importar su moralina derechista. Es mala porque todo en ella es malo, porque el guión no sorprende en nada, se roba la idea de la cinta El Inocente (González 1955) protagonizada por Pedro Infante y Silvia Pinal; sus actores se dedican a copiarse a sí mismos y repetir ya sus cliches interpretativos hasta el cansancio; porque la dirección es tan rutinaria que no hace uno se interese por lo que pasa en pantalla. Es mala porque carece de ritmo, porque parece por momentos un capítulo de La Rosa de Guadalupe (y de los malos, imagínense), porque representa un México irreal con personas irreales. No digo no tendrá su público, sin duda aquellos que aman cintas como Malaventura (Lipkies 2013) o Casi Treinta (Sugich 2013) podrán reírse y sentir están ante una obra maestra, pero el grueso de los espectadores sentirá los están estafando con algo ya han visto en infinidad de películas o programas de televisión.

La cinta es protagonizada por Karla Souza quien parece encasillarse en su papel de Bárbara de Nosotros los Nobles (Alazraki 2013), la niña de clase media alta que es un cliché absoluto y que no deja de serlo en ningún momento. Como su pareja en la cinta se encuentra Ricardo Abarca, la estrella de la telenovela Cumbia Ninjas (si, a pesar de lo que digan de ella es una mala telenovela). En papeles secundarios tenemos a Jesús Ochoa y Mara Escalante, por mucho lo mejor de este bodrío. Ah, y también sale Mauricio Barrientos, “El Diablito” (si no les dice nada el nombre siéntanse afortunados). Hasta Gerardo Taracena esta desperdiciado en esto.

Los intentos de chistes parecen sacados de los peores videohomes mexicanos, repetitivos, conocidos ya hasta el cansancio. Todos metidos en una licuadora para intentar mezclarlos de tal forma que alguno funcione y cause risa, lo que no ocurre. Y mucho de ello no es por culpa de los actores quienes se ve sólo están siguiendo las instrucciones de un director que no logra transmitir nada. Si a eso le sumamos una historia que coquetea con la derecha y su discurso provida, de que no importa nada sólo la salud de los niños no nacidos y que crezcan con un padre y una madre… bueno… en verdad algo para salir corriendo.

¿Qué Culpa Tiene el Niño? se perfila como una de las peores comedias mexicanas del año, hecha para complacer a un público nada exigente y condenada a ser una obra maestra de las cintas que pasan en los largos viajes de autobús. De lo peor que el cine comercial estrenará este año y que junto a Los Muertos (Mohar Volkow 2014) se perfila como de lo peor del año. Y sí… alguien explique qué culpa tiene el espectador para ver esto.

Advertisement
Comments

Comics

Recordando a Stan Lee

Publicado

on

¿Quién es Stan Lee?

Stanley Martin Lieber nació el 28 de Diciembre de 1922 en la ciudad de Nueva York y fue un escritor de cómics, editor, productor de películas, actor y publicista. Estuvo trabajando por muchos años como editor en jefe en Marvel Cómics.

Esta es una de las fotos de Lee en su juventud:

Antes de dejar la compañía para convertirse en su presidente emérito, así como miembro del comité editorial. También fue conocido por hacer varias apariciones en películas de Marvel. Sus gloriosos cameos seguirán siendo recordados por muchos fans de su trabajo, así como también para los nuevos fans que están incursionando en este lado del mundo.

Trabajó con varios escritores para crear estos icónicos personajes, entre ellos Jack Kirby y Steve Ditko, co creó personajes como Spider-ManHulkDoctor StrangeFantastic FourDaredevilBlack PantherX-Men y también los personajes como Ant-Man, Iron Man y Thor.

En los inicios de su carrera, tuvo la ayuda de su tío Robbie Solomon, Lee se convirtió en asistente en 1939 en la nueva división de la revista de Timely Comics y en la compañía del editor de cómics Martin Goodman. Oportunamente, en 1960, se convertiría en el editor de Marvel Comics. Lee, cuyo primo Jean,  era la esposa de Goodman, fue contratado formalmente por el editor de Timely, Joe Simon.

Sus primeros trabajos eran un poco malos al principio. Aprovechando la ambición de su infancia de ser escritor, el joven Stan Lee hizo su debut en el mundo de los cómics con Capitán América en Capitán América Comics #3 en Mayo de 1941.

Stan se retiró de su puesto como Editor en Jefe en 1972 para ser el Editor en Marvel Comics, y mientras una gran sucesión de escritores lo seguían, su espíritu y su voz se mantuvieron fuerte durante las aventuras que pasaban. Su amor por los cómics incluso se extendió a una serie de convenciones en muchas universidades; dado cualquier oportunidad de educar e iluminar en la industria, él la tomó. Una generación entera de lectores jóvenes se expandió y se fortaleció con su habla y conocimiento a través de las historias de Stan.

En los últimos años, Stan inició nuevos proyectos propios fuera de Marvel, pero siempre mantuvo un ojo en el universo que creó, observando con orgullo mientras seguía creciendo y expandiéndose. Stan trabajó para promocionar sus creaciones y los personajes de Marvel en la industria cinematográfica, y sus increíbles apariciones en las películas y series de televisión de Marvel que se convirtieron en una parte importante de su legado.  A lo largo de los años, Stan fue ampliamente reconocido por sus notables logros, recibió la Medalla Nacional de las Artes, fue admitido en el Salón de la Fama Will Eisner Award y por el Salón de la Fama de Jack Kirby y fue nombrado Disney Legend. Trabajó, escribió y disfrutó de la vida y creatividad todos los días.

En sus últimos días, Lee había sufrido varias enfermedades, incluido un ataque de neumonía a principios de este año, que reveló durante una conferencia de prensa en Febrero. Dijo que la mala salud le había hecho cancelar varias apariciones en convenciones de cómics. También, Lee había filmado sus cameos para próximas películas de Marvel.

Stan Lee tuvo un efecto especial con las personas que lo rodeaban. Para él era perfectamente normal admirar a los superhéroes, porque él también lo hizo. Era tan fan de sus superhéroes como todos lo éramos. Era como un abuelo que contaba las mejores historias sobre el tipo de héroes que todos deseamos que fueran reales. Lee era un imán para las personas creativas que se esforzaban por impresionarlo. Pero lo gracioso era que Lee ya creía en sus fans. Los amaba como a su familia, y nosotros lo amábamos a él.

A sus 95 años de edad, Lee falleció en Los Ángeles, California y siempre recordaremos lo gentil que fue con sus fans, lo increíble que fue con su trabajo y lo brillante que decía cada vez que abría la boca. A veces todos los héroes no son eternos.

Una gran pérdida, conlleva un gran recuerdo.

R.I.P Stan Lee

Descanse en paz.

 

Continúa leyendo