Connect with us

Review: Pink

Published

on

En un marco de apertura social en dónde los discursos abogan  por la igualdad e integración  (como se vió en la pasada entrega del Oscar y en cintas como Zootopía de Disney). La nueva película Paco de Del Toro aparece para crear miedo y propagar ignorancia en nombre de los “derechos de los niños” y también de la religión.

PINK es el nuevo trabajo del cristiano Francisco “Paco” Del Toro  (el cual ya ha traído “Joyas” cinematográficas como Secretos de familia, Cicatrices, La Santa Muerte, SIDA: Síndrome de Muerte o Soy libre: La biografía de Yuri)  en donde aborda, el tema de las familias homoparentales (familias en dónde los dos padres son del mismo sexo y educan a un pequeño) sin ningún tipo de investigación de por medio.

https://www.youtube.com/watch?v=1rLCy8rUlNc

La historia (100% recomendada por la cantante Yuri) que parece sacada de un guión de una mala telenovela Mexicana o en su defecto de “La rosa de Guadalupe” es lo que sigue: Un par de homosexuales, un hombre “amanerado” o “loca” y un hombre “macho” (que tiene el cuerpo de Stripper y hace todo lo posible por no parecer amanerado pues le da vergüenza) deciden adoptar a un niño, como si se tratara de un perrito.

Por supuesto las autoridades pertinentes se los otorga (porque en México es bien sencillo adoptar niños, sin preguntas, ni constantes entrevistas, ni largos plazos, ni éxamenes psicológicos, ni de salud, ni monetarios….).  El niño, (que en realidad ya es algo grandecito pues pasa de los 7) llega a la casa de los peculiares padres  e intenta acoplarse.

Sin embargo, el pequeño se percata que estos hombres viven en el exceso, por un lado se la pasan en reuniones y fiestas en donde terminan borrachos hasta perder el conocimiento ( y si, el niño es el que los cuida)  y por otro lado son enfermos sexuales pues todos los hombres son “apetecibles sexualmente” para ellos, lo que logra confundir de sobre manera al pequeño avido de explicaciones las cuales no encuentra nunca pues sus nuevos padres son incapaces de hablar con el.  A esto se le une la violenta relación que tienen entre la pareja en dónde las discusiones se encuentran a la orden del día.

El pequeño al no entender nada comienza a imitar las maneras en que ellos se conducen e invitar a un amiguito para que también lo siga (es decir, “se les pega lo gay”).

Las situaciones entre la pareja comienzan a ser mas violentas al grado de llegar a agresion fisica y verbal al grado de un ruptura que sólo logra incrementar la viciosa vida que llevan mientras el pequeño es testigo de todo.

La historia toma una vuelta inesperada cuando los problemas son mayores echando de lado la primicia inicial al tratar de ofrecer una salida a la “problemática homosexual”  por “medio de la evangelización” por lo que el filme se vuelve un sin fin de discursos sobre el evangelio, lo que este expresa de la homosexualidad y el castigo que deben de tener (porque deben ser castigados) sin importar el futuro del niño o sus necesidades.

Una historia que es homofóbica en todo sentido pues toma como base un un Cliché, una caricatura (“El maricón”)  para ir más allá: lleva a los personajes a lo repulsivo, a lo aberrante, a lo aborrecible de manera gratuita y con una intención de por medio, crear repudio social.

Personajes exagerados, acartonados, unidimensionales que se alejan de la realidad pero si crean un prejuicio para todo aquel que la vea.

Con un juego tramposo el filme ( si se le puede llamar así  pues es un desastre cinematográfico ) presenta situaciones intencionalmente elaboradas en dónde se sobresalta los vicios (Porque todos los homosexuales son viciosos, aberrantes, con transtornos psicológicos, antinaturales, inestables, vacíos y depresivos como lo expresa un personaje dentro del filme) dejando claro su visión acerca de la comunidad  gay y el ambiente en el que se desenvuelven que es obviamente un entorno nocivo el cual afecta a los niños totalmente.

PINK insulta no sólo al sector al que quiere perjudicar sino al público en general, intentando crear ideas tergiversadas, retrógradas y prejuiciosas que sólo buscan persuadir para infundir miedo, vergüenza y repulsión pensando que el espectador carece de albedrío propio y caerá en el juego.

¡Hágase un favor y no gaste ni su tiempo, ni su dinero para ser insultado!

Advertisement
Comments

Reviews Cine

FYRE: la estafa más grande en los últimos años

Publicado

on

El documental de Netflix Fyre: the greatest party that never happened nos cuenta la historia de un magno evento en donde un empresario desfalcó a miles de personas prometiéndoles una fabulosa experiencia en las Bahamas.

En este documental se entrevista a muchos implicados como empleados, cercanos, clientes e influencers que cuentan como Billy McFarland era un personaje que solo buscaba tener un status social abusando de otros de manera laboral-creativa, creando un festival musical lleno de celebridades en donde la gente podría convivir con estas.

Entre los beneficios que incluía tu acceso a dicha fiesta se encontraban alojamientos en villas de lujo en una isla privada en Bahamas, desplazamientos en avión privado, brunch en yates con modelos de la talla de Bella Hadid, Kendall Jenner y Emily Ratajkowski, así como tres días de conciertos en donde se presentarían Blink 182, Major Lazer, Disclosure entre otros.

Los organizadores de Fyre Festival, Billy McFarland y el rapero Ja Rule, hicieron creer a sus asistentes el año pasado que iban a vivir una experiencia de lujo con supermodelos en yates, conciertos, glamping, comida y alcohol pero ya llegada la fecha del evento, solo una tercera parte de la gente pudo aterrizar en las Bahamas para asistir al festival y al llegar, no tenían lugar para quedarse, ni comida ni bebida y obviamente no había supermodelos.

La terrible estafa llegó a redes sociales y la gente comenzó a hacer ruido y exigir que se regresara el dinero a los afectados, incluyendo gente que vivía cerca de la isla, pues muchos trabajaron en montaje de los campings sin recibir un centavo.

Hoy McFarland está sentenciado a seis años de prisión por estafador.

Continúa leyendo