Connect with us

Review: Operación Red Sparrow

Published

on

Tras su colaboración en tres de las cuatro películas de la saga de ‘Los juegos del hambre’ la actriz Jennifer Lawrence vuelve a colaborar con Francis Lawrence, ahora en una película que busca un público más adulto.

Lawrence interpreta a Dominika Egorova, una exitosa bailarina del Ballet Bolshoi, que en plena representación sufre un accidente tras ser pisada por su compañero de escena, resultando con una lesión que terminará por imposibilitarla para continuar su carrera.

Tras su difícil situación y tras presenciar una escena violenta que no debía, se ve obligada a pedir ayuda a su tío Egorov (Matthias Schoenaerts), siendo reclutada por una organización del gobierno ruso donde una estricta maestra (Charlotte Rampling) quien les enseña a bellas y guapos jóvenes a convertirse en objetos al servicio de su gobierno, desarrollando habilidades de seducción y manipulación además de aprender a utilizar su cuerpo como una potente arma, por lo que es trasladada a Budapest donde deberá seguir a un agente norteamericano de la CIA (Joel Edgerton) con el fin de sacarle el nombre del topo del gobierno ruso que colabora con él desde hace algunos años.

La película es un típico thriller de espías a la antigua, donde nada es lo que parece y las sorpresas están a la orden del día, en una historia con un alto contenido sexual y violencia gráfica que se mezclan en un relato un tanto excesivo pero que termina siendo efectivo.

Lawrence interpreta a una bailarina devenida en espía que asume con rapidez su rol y desinhibidamente se atreve a cualquier cosa con tal de salirse con la suya, convirtiéndose en el centro de un relato que adolece ante ciertos momentos que atentan contra su verosimilitud, además de su ideología, extremadamente pro estadounidense.

Pero ‘Red Sparrow’ termina siendo un thriller cumplidor, dirigido con buen pulso y por demás entretenido, con algunas sorpresas a lo largo del metraje, algunas bien conectadas con la historias y otras tanto muy disparatadas.

Advertisement
Comments

Reviews Cine

FYRE: la estafa más grande en los últimos años

Publicado

on

El documental de Netflix Fyre: the greatest party that never happened nos cuenta la historia de un magno evento en donde un empresario desfalcó a miles de personas prometiéndoles una fabulosa experiencia en las Bahamas.

En este documental se entrevista a muchos implicados como empleados, cercanos, clientes e influencers que cuentan como Billy McFarland era un personaje que solo buscaba tener un status social abusando de otros de manera laboral-creativa, creando un festival musical lleno de celebridades en donde la gente podría convivir con estas.

Entre los beneficios que incluía tu acceso a dicha fiesta se encontraban alojamientos en villas de lujo en una isla privada en Bahamas, desplazamientos en avión privado, brunch en yates con modelos de la talla de Bella Hadid, Kendall Jenner y Emily Ratajkowski, así como tres días de conciertos en donde se presentarían Blink 182, Major Lazer, Disclosure entre otros.

Los organizadores de Fyre Festival, Billy McFarland y el rapero Ja Rule, hicieron creer a sus asistentes el año pasado que iban a vivir una experiencia de lujo con supermodelos en yates, conciertos, glamping, comida y alcohol pero ya llegada la fecha del evento, solo una tercera parte de la gente pudo aterrizar en las Bahamas para asistir al festival y al llegar, no tenían lugar para quedarse, ni comida ni bebida y obviamente no había supermodelos.

La terrible estafa llegó a redes sociales y la gente comenzó a hacer ruido y exigir que se regresara el dinero a los afectados, incluyendo gente que vivía cerca de la isla, pues muchos trabajaron en montaje de los campings sin recibir un centavo.

Hoy McFarland está sentenciado a seis años de prisión por estafador.

Continúa leyendo