Connect with us

Review: No Manches Frida

Published

on

En un intento por buscar ideas frescas en el cine mexicano que sean atractivas para las nuevas generaciones, aparece NO MANCHES FRIDA una comedia “fársica” enfocada totalmente a los adolescentes, en sus problemáticas y el sistema educativo al que se enfrentan.

Zequi (Ezequiel Alcántara) es un ladrón experimentado que pudo robar millones de pesos del banco, al parecer el plan ha salido bien, sin embargo después de entregar el dinero a su cómplice es atrapado y llevado a prisión.

Al salir de la cárcel, contacta a su aliada para recuperar el botín, ella le dice que lo ha enterrado en lote baldío en donde se encuentra seguro. Zequi va al lugar sólo para descubrir que el lote se ha convertido en la escuela secundaria Frida Kahlo y que el dinero esta enterrado en medio del gimnasio de la escuela.

Sin tener muchas opciones el ladrón planea hacerse pasar por maestro sustituto mientras cava un túnel para encontrar el dinero por las noches. El plan parece prefecto y en principio sale bien. Lo único que se interpone en el plan es Lucy una joven, ingenua y entrometida maestra y el grupo de 4B una verdadera pesadilla estudiantil al cual fue asignado.

En un principio el nuevo profesor el la presa perfecta de los alumnos quienes parecen haber salido de un reformatorio pero no cuentan con que Zequi no es como todos los maestros del plantel y que sus métodos serán una lección que nunca olvidarán…

NO MANCHES FRIDA es el “remake” de una cinta Alemana (FACK JU GÖHTE) que fue prácticamente una copia al carbón pero tropicalizada y manejada de forma más sutil para el publico latinoamericano.

Con una buena dirección actoral, el español Nacho G. Velilla logra sacar el mejor partido de los jóvenes actores quienes interpretan a los alumnos problemáticos y de Omar Chaparro en quien se centra la comedia teniendo un buen resultado. Al igual de las pequeñas participaciones de Mónica Dionne, Fernada Castillo y Raquel Garza.

No así de Martha Higareda que se ve forzada en el papel sin lograr la simpatía necesaria de igual manera Adal Ramones que no logra ser divertido en ningún momento.

El filme cae en lo clichés en la comedia romántica unidimensional, en los lugares comunes de historias como “Cambio de hábito”, “Malas enseñanzas” y hasta “Mentes Peligrosas” por mencionar algunas pero con un resultado entretenido para el público promedio.

Secuencias sin un hilo conductor logran que el filme se vea dividido, en una especie de “gags”, los cuales algunos funcionan de buena manera y otros en definitiva son carentes de gracia, simplones y olvidables.

Su principal problema es el contexto de la adaptación: mientras que el filme original es un farsa directa y obvio una burla al sistema educativo Alemán (que es uno de los más privilegiados) en latinoamérica la historia es otra más apegada a su realidad por lo que la farsa no llega a sentirse.

NO MACHES FRIDA Es de esas cintas que divertirán la público nada exigente que busca entretenerse, un filme que esta enfocado a los adolescentes de secundaria y a las personas que les gusta divertirse con lo que ven en televisión. Un extraño intento de hacer un cine diferente pero que cae en mismo lugar al que nos tienen acostumbrados.

Advertisement
Comments

Reviews Cine

FYRE: la estafa más grande en los últimos años

Publicado

on

El documental de Netflix Fyre: the greatest party that never happened nos cuenta la historia de un magno evento en donde un empresario desfalcó a miles de personas prometiéndoles una fabulosa experiencia en las Bahamas.

En este documental se entrevista a muchos implicados como empleados, cercanos, clientes e influencers que cuentan como Billy McFarland era un personaje que solo buscaba tener un status social abusando de otros de manera laboral-creativa, creando un festival musical lleno de celebridades en donde la gente podría convivir con estas.

Entre los beneficios que incluía tu acceso a dicha fiesta se encontraban alojamientos en villas de lujo en una isla privada en Bahamas, desplazamientos en avión privado, brunch en yates con modelos de la talla de Bella Hadid, Kendall Jenner y Emily Ratajkowski, así como tres días de conciertos en donde se presentarían Blink 182, Major Lazer, Disclosure entre otros.

Los organizadores de Fyre Festival, Billy McFarland y el rapero Ja Rule, hicieron creer a sus asistentes el año pasado que iban a vivir una experiencia de lujo con supermodelos en yates, conciertos, glamping, comida y alcohol pero ya llegada la fecha del evento, solo una tercera parte de la gente pudo aterrizar en las Bahamas para asistir al festival y al llegar, no tenían lugar para quedarse, ni comida ni bebida y obviamente no había supermodelos.

La terrible estafa llegó a redes sociales y la gente comenzó a hacer ruido y exigir que se regresara el dinero a los afectados, incluyendo gente que vivía cerca de la isla, pues muchos trabajaron en montaje de los campings sin recibir un centavo.

Hoy McFarland está sentenciado a seis años de prisión por estafador.

Continúa leyendo