Review: Mi amigo el Dragón

    En la tendencia de darle nueva magia a los clásicos filmes de Disney en versiones “más realistas” gracias a la nueva tecnología aparece MI AMIGO EL DRAGÓN (Pete´s Dragon) un filme que cautivó a chicos y grandes durante los años setenta, nos sólo por los avances fílmicos que ofrecía en su mezcla de animación tradicional y live-accion, sino por mostrar un una bella historia de amistad entre un niño y un dragón muy simpático aunque nunca alcanzó el éxito de películas similares.

    El nuevo filme toma como base la linda anécdota de la anterior entrega pero le da un giro diferente alejándose de la historia original, ofreciéndole un camino diferente mientras le da un giro actual.
    Después de un accidente el pequeño Peter se ha perdido en el bosque, desvalido camina entre los gigantescos árboles sin poder encontrar algún lugar a dónde ir… de pronto un extraño ser surge de entre la hojas y se acerca el pequeñito.

    Ha pasado el tiempo y en el pueblo maderero cercano el señor Meachan un viejo leñador, ha fascinado a los niños con historias sobre un feroz dragón que vive en lo más profundo del bosque. Para su hija Garce quien es la guardia forestal del pueblo esto sólo son cuentos para niños por lo que no le toma importancia.

    Mientras grandes maquinarias deforestan los majestuosos árboles del lugar la guardia encuentra a Peter quien ahora es un niño de 10 años, al preguntarle sobre su familia el pequeño le cuenta sobre Elliot un enorme ser verde que vive en el bosque y que lo ha cuidado todo el tiempo.

    El niño es llevado al pueblo para vivir con Garce, su novio Jack y Natalie una niña de 11 años a quien les cuenta más sobre su vida en el bosque por lo que los 3 comienzan a pensar que las historias del viejo Meachan no son sólo cuentos.

    Mientras tanto en el bosque Elliot se da cuenta que Peter ha desaparecido por lo que comienza su búsqueda para recuperar a su pequeño.

    El filme parte de la esencia de la primera entrega pero poco a poco la va trasladando a un bella moraleja sobre la ecología, la familia, la amistad de manera sencilla y dinámica por lo que la hace atractivo para todos, sobre todo para los pequeños quienes encontraran a Elliot simplemente adorable.

    El dragón ha cambiado su aspecto caricaturesco y de pelo morado con verde para ser algo más “realista”: Un personaje más parecido un perro con el que público conecta de manera inmediata mientras disfruta de una bella narración parecida a lo hecho en la nueva entrega de “El libro de la Selva” por lo que se disfruta sin ningún problema.

    Un filme que enamora no sólo por lo la calidad que ofrece sino por los hermosos discursos familiares que maneja dejando como moraleja importante que una familia existe cuando el amor y el entendimiento están presentes sin importar los lazos sanguíneos.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here