Connect with us

Review: Mentes Maestras

Published

on

Robar ha sido muchas veces equiparado con un arte, lograr engañar a alguien para despojarlo de sus pertenencias sin que reclame por lo mismo ha sido llevado a un extremo en donde la gente termina por admirar a quienes lo han logrado, la situación se hace mucho mayor cuando las víctimas son instituciones que no son muy bien vistas por la gente, un banco, por ejemplo. En el ámbito cinematográfico, los robos han sido el pretexto para crear tramas memorables en donde comúnmente la acción y la inteligencia forman parte de los personajes protagonistas. El caso de Mentes Maestras de Jared Hess, es un tanto diferente.

La vida de David, como policía privado, transcurre en la rutina total, está enamorado de su compañera de trabajo Kelly aunque es incapaz de hacer algo por conquistarla, encima de esto está por contraer nupcias con una mujer poco expresiva e igual de torpe que él. Las cosas cambian cuando Kelly renuncia a su trabajo y comienza a juntarse con un grupo de rufianes que buscan volverse famosos a toda cosa y, tomando la idea de la televisión deciden que robar el lugar donde trabajaba Kelly les dará dinero y fama.

Kelly quiere ayudar a sus nuevos amigos y para poder completar el robo contactara a David, a quien intentará seducir para convencerlo de ayudarlos. Una vez consumado el robo, comenzará la búsqueda del dinero, pero cuando las cosas se complican eliminar a David, quien ha huido del país y espera que Kelly lo alcance, será lo primordial.

Basada en un hecho real, la cinta de Hess propone muy poco en todos los aspectos, es una comedia que termina por volverse burda, predecible y echando mano de los personajes a los que ya nos ha acostumbrado el cine hollywoodense, en donde lo grotesco y la estupidez son el pan de cada día.

El guión parte de presentarnos a un ser al que todo le sale mal, papel que Galifianakis ya había mostrado en la serie de cintas de Que pasó ayer, en donde su personaje, una vez más, hacía del estúpido de la historia con buenas intenciones. Aquí lo mueve un amor fundamentado en nada, acaso unas llamadas telefónicas que lo hacen creer que es deseado. A partir de aquí pareciera que su torpeza siempre se vera recompensada por sus buenas intenciones, ya que cada vez que se mete en problemas sale de ellos sin ningún esfuerzo, situaciones que se sienten forzadas y aunque en ocasiones son graciosas tampoco se puede decir que son apabullantes.

Las actuaciones están muy bien logradas, es cierto que cada vez es más común usar este tipo de clichés en la comedia estadounidense, sin embargo, en la cinta cada uno de los personajes logra darle una toque propio que en conjunto deja un sabor agradable (al menos en las actuaciones).

El resto de los elementos que conforman la cinta están bien desarrollados, trabajan para la historia, lo cual provoca que ninguno se destaque por encima de los demás. Los efecto especiales están bien realizados.

Mentes maestras es, paradójicamente, una película en donde sus protagonistas intentan ganarse al público a través del ridículo que raya en la estupidez. Como anécdota para enterarse de uno de los robos en efectivo más grandes que han existido en los Estados Unidos, funciona; pero también es un hecho que no se puede pedir más allá en el aspecto cinematográfico ni en una comedia que busque profundizar en sus personajes.

Advertisement
Comments

Cine

Viernes espectacular de CMLL: Brillante exhibición del Toro Blanco

Publicado

on

Durante el 2018 Rush consolidó su carrera, sus destacadas incursiones en la MLW y otras empresas independientes de Estados Unidos le llevaron al camino de la internacionalización.

El contrato del “toro blanco” con la mítica ROH y los rumores de su llegada a la prometedora AEW (All Elite Wrestling) son la confirmación de que es uno de los mejores gladiadores mexicanos en por lo menos los últimos cinco años.

El explosivo mano a mano que protagonizó con Euforia, el cual encabezó la cartelera del pasado viernes espectacular del CMLL, demostró la empatía que posee con el público y su nivel de idolatría. La primera caída fue pareja, pero se resolvió con un chispazo del heredero de Bestia del ring, cuando atrapó al gigante lagunero y le conectó unas poderosas patadas en cascada que noquearon al rival y decretaron las tres de rigor.

A partir de la segunda, el Ingobernable mayor fue amo y señor de la batalla, incluso se dio el lujo de ser descalificado al arrancar la tapa de integrante de los guerreros.

En la tercera Euforia sacó la casta y vendió cara la derrota y le conectó una espectacular desnucadora al oponente desde la tercera cuerda, pero éste se levantó tras la segunda palmada.

Otro chispazo del gladiador jalisciense resolvió la batalla y aplicó al gigantón su poderoso tiger driver con sabor mexicano, Euforia quedó de cara a las lámparas y el Güero Noriega levantó el brazo de Rush.

Tras la excelente batalla, el respetable reconoció a ambos luchadores y arrojó monedas al cuadrilátero, lo cual cerró con broche de oro la impresionante demostración de poder de Rush. La rivalidad entre estos colosos luce interesante y de seguro a esta gesta deportiva le deparan otras batallas.

Continúa leyendo