Contacto

Review: Llevate mis amores

Review: Llevate mis amores

El fenómeno migratorio ha dado (y probablemente seguirá haciéndolo) pie a un sinfín de historias al respecto, la mayoría de ellas sobre las peripecias de algún viajero, o grupo de viajeros, para lograr llegar a un lugar mejor, en otras ocasiones sobre las personas que se quedan esperando a su familia. En el caso de Llévate mis amores, conoceremos la historia de un grupo de mujeres cuya labor es ayudar a los migrantes.

El grupo conocido como Las patronas, comenzó a operar hace más de 20 años en una comunidad del estado de Veracruz llamada precisamente La Patrona. Estas mujeres se dedican a preparar grandes cantidades de comida que regalarán a los migrantes que pasan a bordo del tren conocido como «La Bestia», sin ningún fin de lucro, simplemente por la satisfacción de ayudar a otros seres humanos. Esta labor altruista en diferentes ocasiones se ha visto rodeada de accidentes y batallas con las autoridades, pero a la vez reconocida por diferentes organizaciones mundiales en pro de los derechos humanos. Las razones por las que se han mantenido firmes en sus convicciones se irán develando conforme conoceremos los rostros de cada una de ellas.

El tema de Las Patronas ha sido escrutado en diferentes ocasiones por diversos medios, probablemente alguna nota periodística o un reportaje en la televisión hayan dado cuenta de la labor que hacen. Sin embargo, este documental aprovecha las diferencias que guarda con otros géneros informativos (actualidad, temporalidad, etc.) para presentarnos de manera más profunda la labor que realiza este grupo, haciéndonos ver no sólo las razones que las llevaron a iniciar con ello, sino humanizando a cada uno de los personajes.

El documental obtiene, a través del recurso de la entrevista, toda la información necesaria que desembocará en el hilo conductor de la historia, incluyendo además algunas situaciones que funcionan como «puntos de tensión» para la trama, pues son eventos que marcaron a más de una mientras hacían este trabajo.

La edición de la cinta apoya en buena medida a los fines que se plantea el director. Si bien es evidente que en repetidas ocasiones apela al plano emotivo para generar alguna reacción en el público, no emplea recursos como la música, sino que sabe de la fuerza de las historias y del carisma de las entrevistadas para crear un vínculo con el espectador, logrando transmitir sus emociones.

Es un documental que sigue la estructura clásica del género que mezcla entrevistas e ilustra la información que va surgiendo, sin embargo, el montaje permite darle buen ritmo a la historia, volviéndola fácil de ver y manteniendo siempre el interés del espectador en la información que se va proporcionando.

También debemos apuntar que gracias a las locaciones empleadas uno puede conocer una parte del país poco turística pero en donde se registran grandes movimientos de personas y de autoridades, de las cuales en todo momento se siente su presencia aunque no salen muchas veces a cuadro, dando la impresión de que incluso el espectador como testigo de la historia se encuentra haciendo algo ilegal.

Aún cuando México se ha vuelto famoso a nivel mundial por violentar los derechos humanos de pobladores y migrantes a través de matanzas (como la de San Fernando) y desapariciones, también debe decirse que Llévate mis amores es un buen trabajo que demuestra que en el país aún hay intentos por hacer algo en favor de los más vulnerables a cambio de un simple gracias.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top