Connect with us

Review: Llámame por tu nombre

Published

on

Basada en la novela de André Aciman del mismo título, y con un guion escrito por James Ivory, la nueva película del director italiano Luca Guadagnino es un notorio relato que describe con sensibilidad y virtuosismo una historia de amor.

Es el verano de 1983 en una población del norte de Italia a donde llega un joven estadounidense de 24 años llamado Oliver (Armie Hammer) para trabajar junto al señor Pearlman (Michael Stuhlbarg) experto en cultura greco-romana, que vive con su esposa quien es traductora (Amira Casar) y su joven hijo de 17 años, Elio (Timothée Chalamet), quien pasa su tiempo escuchando música, devorando libros y nadando.

Rápidamente ambos se percatan que existe atracción entre ambos, pero Oliver decide no hacer nada ante su condición de invitado y su trabajo con el padre de Elio, quien duda en avanzar al creer no estar a la altura de Oliver, por lo que mantiene activa su relación con la joven Marzia (Esther Garrel), pero el deseo y la tensión sexual aumentará con el paso de los días en el calor de la villa italiana.

La película se ocupa en su mayor parte en describir como se desarrolla el proceso de enamoramiento entre Oliver y Elio, partiendo de una etapa inocentemente tímida a una abiertamente más pasional, pero todo narrado con sensibilidad, elegancia y buen pulso, de la mano del fotógrafo Sayombhu Mukdeeprom, acompañada de una sobresaliente banda sonora.

El relato no se detiene a valorar la naturaleza de la relación, ni a justificarla y mucho menos enjuiciarla, simplemente la muestra de manera natural sin necesidad de llegar a extremos melodramáticos, donde no hay espacio para explicaciones, mostrando personajes sensibles pero maduros, donde sobresale la interpretación de Chalamet, poseedor de un carisma enorme, dando vida a un inquieto e inteligente joven que va descubriendo su sexualidad entre dudas.

Una historia que crece de a poco y que encuentra su cenit en una escena hermosamente conmovedora muy cerca del final, una íntima charla entre padre e hijo que encierra el espíritu de la película y su acertada mirada a su temática; emotiva y sensible, que permanece indeleble en la memoria.

Advertisement
Comments

Lucha Libre

Los técnicos brillan en el viernes espectacular CMLL

Publicado

on

En el segundo viernes espectacular, el CMLL dio continuidad a las funciones integradas totalmente por el elenco de casa, además significó un impulso a la nueva generación. La novedad del cartel fue el retorno de los match relámpago en la batalla especial, que enfrentó a Soberano, campeón welter, y Forastero, integrante de los nuevos dinamita.

En la palestra dos estilos opuestos, la espectacularidad acrobática del técnico, y el estilo seco y rocoso del rudo. Hubo un dominio alterno y lances vistosos, pero Forastero impuso su estilo, con un poderoso contra lona dejó a soberano de cara a las lámparas.

La semifinal enfrentó a distintas generaciones, la sangre nueva, Diamante Azul, Ángel de Oro y Niebla Roja, y los experimentados, Rey Bucanero, Shocker y Bestia del Ring. El combate tuvo un buen ritmo, con dominio alterno y rivalidades marcadas entre Niebla Roja y Bucanero, y Diamante Azul y Bestia del Ring. Los jóvenes se impusieron por descalificación en dos al hilo, pero dejó al público con la expectativa de las rivalidades que podrían alcanzar su clímax en el 2019.

En la estelar se dio una inusitada alianza entre Último Guerrero y los dinamita Sansón y Cuatrero, quienes enfrentaron a una espectacular tercia integrada por Carístico, Volador Jr. y Valiente. La alianza ruda funcionó en gran parte de la batalla, en la primera los herederos de los capos de Jalisco arrasaron con sus rivales. Para la segunda caída vino la reacción de los científicos, Valiente rindió con un espectacular castigo al brazo y la pierna al Guerrero.

La tercera caída fue peleada palmo a palmo por ambos bandos, pero los técnicos sorprendieron, Valiente ejecutó un espectacular tope entre segunda y tercera, y se clavó como flecha en el pecho de “el último de su estirpe”. Unos minutos después Volador aplicó su pill driver, y Carístico su vistoso castigo al brazo, lo cual otorgó el triunfo a los técnicos y desató la ovación del público, para cerrar con broche de oro una agradable cartelera de viernes.

Continúa leyendo