Connect with us

Review: Las horas más oscuras

Published

on

Tras su fallida versión de ‘Peter Pan’ (2015), Joe Wright retoma las historias de época para narrar la de una de las principales figuras británicas de los tiempos recientes, el ex primer ministro Winston Churchill.

El encargado de encarnarlo, con la ayuda de una gran cantidad de maquillaje, es Gary Oldman, quien da vida a un Churchill recién nombrado Primer Ministro por el Partido Conservador, a pesar de la negativa visión hacia él por parte del ministro saliente e inclusive del Rey Jorge VI, que no tiene más opción.

Son días agitados en plena Segunda Guerra Mundial, el ejército nazi arrasa y ha entrado en territorio francés, replegando a las fuerzas británicas en las playas de Dunkerque, por lo que Churchill deberá decidir la estrategia para rescatarlos mientras la presión aumenta alrededor de una posible invasión, por lo que debe tomar la gran decisión de pactar la paz con Hitler o ser fiel a sus ideales y colaborar a liberar a Europa del yugo alemán.

Como en ‘Orgullo y prejuicio’ y ‘Atonement’, películas previas de Wright, el rigor de la recreación de la época donde se desarrolla la historia está cuidada al detalle, pero no llega a robarle protagonismo al personaje de Gary Oldman.

Oldman construye un Churchill que más allá del grueso maquillaje, muestra diversos matices, mostrándolo heroico y fuerte pero vulnerable, a lo que ayuda esa infaltable dosis de exageración en su interpretación que en este caso cae muy bien.

Wright consigue un relato narrado con firmeza pero que se apoya en demasía en el personaje principal, por lo que algunos secundarios palidecen la mayor parte del metraje, y que trastabilla un poco al llegar a un final que apuesta a la sensiblería.

Advertisement
Comments

Lucha Libre

Los técnicos brillan en el viernes espectacular CMLL

Publicado

on

En el segundo viernes espectacular, el CMLL dio continuidad a las funciones integradas totalmente por el elenco de casa, además significó un impulso a la nueva generación. La novedad del cartel fue el retorno de los match relámpago en la batalla especial, que enfrentó a Soberano, campeón welter, y Forastero, integrante de los nuevos dinamita.

En la palestra dos estilos opuestos, la espectacularidad acrobática del técnico, y el estilo seco y rocoso del rudo. Hubo un dominio alterno y lances vistosos, pero Forastero impuso su estilo, con un poderoso contra lona dejó a soberano de cara a las lámparas.

La semifinal enfrentó a distintas generaciones, la sangre nueva, Diamante Azul, Ángel de Oro y Niebla Roja, y los experimentados, Rey Bucanero, Shocker y Bestia del Ring. El combate tuvo un buen ritmo, con dominio alterno y rivalidades marcadas entre Niebla Roja y Bucanero, y Diamante Azul y Bestia del Ring. Los jóvenes se impusieron por descalificación en dos al hilo, pero dejó al público con la expectativa de las rivalidades que podrían alcanzar su clímax en el 2019.

En la estelar se dio una inusitada alianza entre Último Guerrero y los dinamita Sansón y Cuatrero, quienes enfrentaron a una espectacular tercia integrada por Carístico, Volador Jr. y Valiente. La alianza ruda funcionó en gran parte de la batalla, en la primera los herederos de los capos de Jalisco arrasaron con sus rivales. Para la segunda caída vino la reacción de los científicos, Valiente rindió con un espectacular castigo al brazo y la pierna al Guerrero.

La tercera caída fue peleada palmo a palmo por ambos bandos, pero los técnicos sorprendieron, Valiente ejecutó un espectacular tope entre segunda y tercera, y se clavó como flecha en el pecho de “el último de su estirpe”. Unos minutos después Volador aplicó su pill driver, y Carístico su vistoso castigo al brazo, lo cual otorgó el triunfo a los técnicos y desató la ovación del público, para cerrar con broche de oro una agradable cartelera de viernes.

Continúa leyendo