Connect with us

Review: La Resurrección de Cristo

Published

on

Durante la proyección me viene a la memoria un remoto poema de Manuel Machado titulado Castilla (‘El ciego sol se estrella / en las duras aristas de las armas…’). Y me pregunto: ¿para qué y para quién hacer, a día de hoy, una película religiosa a la vieja usanza? ¿Tendrá público, habrá mercado, alguien podrá sentir el más mínimo interés por una narración mil veces vista y mil veces ensalzada o pisoteada durante las últimas décadas? ¿Tiene algún sentido volver sobre lo ya sabido sin que quede claro si estamos ante una hagiografía o un relato de aventuras o el empeño ciego de un obstinado cineasta? Yo no sé responder a estas preguntas, sólo puedo describir lo que he visto, sentido y pensado de esta cinta.

Quizás lo más destacable sea el punto de vista elegido: como si de una obra policiaca se tratase, le encargan a un centurión romano encontrar el cuerpo desaparecido del nazareno, ya que Poncio Pilato teme que este hecho pueda provocar revueltas judías y disturbar la precaria paz palestina del momento. Y vemos todo el desarrollo desde los ojos de este militar ambicioso y eficiente que anhela la paz y el sosiego de un retiro en el campo, merecido pago por su ardor guerrero y por su eficacia en las batallas entabladas. A través de su mirada vemos desfilar la crónica del inicio del cristianismo, desde su firme escepticismo inicial (un buen romano es politeísta por naturaleza) hasta su reticente despertar espiritual del último tercio.

El resto es predecible y parece destinado al consumo masivo por aquellos fervorosos creyentes de Norteamérica conocidos como el cinturón de la biblia, o bien servir de adecuado relleno televisivo a la programación de semana santa de cualquier país mínimamente cristiano. Es innegable que el tono policiaco proporciona un ritmo nuevo y un agradable dinamismo al relato, que la recreación histórica es meritoria, que la estética resulta convincente sin ser cursi o empalagosa, es decir, en general es bastante entretenida pese a la nula sorpresa del meollo central de la historia. No parece tanto un apolillado martirologio al uso como un interesante intento por renovar y actualizar algo que parecía perdido para el gran público, manteniendo lo esencial sin recurrir a los tópicos más estomagantes.

Es una película sólo destinada a gente que no sea rabiosamente antirreligiosa y que al menos sienta un mínimo de interés por el cristianismo o tenga curiosidad por ver cómo puede enfocarse la experiencia religiosa en el siglo XXI. Elocuente en su previsibilidad, sin logros reseñables pero satisfactoria dentro de sus limitaciones.

Antonavia

Advertisement
Comments

Cine

Ganadores de la 11va edición de Mórbido Film Fest 2018

Publicado

on

Después de 10 días de proyectar más de 120 trabajos cinematográficos, contar con la presencia de 35 invitados internacionales, funciones y eventos especiales, el festival termina su 11va edición.
Donde el público y la prensa además de disfrutar, tuvo la oportunidad de comentar y calificar las cintas en las diferentes sedes, para así poder otorgar las ya tradicionales calaveras a las mejores propuestas dentro del marco del festival donde los ganadores fueron…

Largometrajes Internacionales:
*Calavera de Oro (Premio del público)
– Quién te cantará / España / Carlos Vermut
*Calavera de Plata (Premio mórbido)
– Lords of chaos / Estados Unidos / Jonas Äkerlund
*Calavera de Madera (Premio de la prensa)
– One cut of the dead / Japón / Shinichiro Ueda
*Calavera de Bronce (Mención especial)
– Haunters: The art of the scare / Estados Unidos / Jon Schinitzer
-Crisis jung / Francia /Jeremie Hoarau, Baptiste Gaubert

Largometrajes Latinoamericanos:
*Calavera de Oro (Premio del público)
– La casa lobo / Chile / Joaquín Cociña & Cristobal León
*Calavera de Plata (Premio mórbido)
– El vampiro del lago / Venezuela / Carl Zitelmann
*Calavera de Madera (Premio de la prensa)
– Morto Não Fala (Nightshifter) / Brasil / Dennison Ramalho
*Calavera de Bronce (Mención especial)
– Mirada de Cristal / Argentina / Ezequiel Endelman, Leandro Montejano
– Abrakadabra / Argentina / Luciano Onetti, Nicolás Onetti

Continúa leyendo