Connect with us

Review: La leyenda del chupacabras

Published

on

Ya son cuatro las entregas de la saga de “las leyendas”, y a pesar de que en general ha sido una saga que ha contado con el favor del público, ninguna de las cuatro películas que la conforman han sido del todo satisfactorias, si bien en el aspecto técnico hay un evidente progreso, el guión sigue siendo la parte débil de las películas, incluyendo la que recién se estrena.

Como es costumbre, la historia arranca justo donde había terminado la anterior, Leo San Juan es arrestado cuando viajaba de regreso a Puebla junto a un grupo de rebeldes insurgentes, en una improvisada prisión.

De pronto, un extraño animal aparece y ataca a todos, por lo que Leo junto a los otros presos deberán hacerle frente a la bestia, mientras sus diferentes amigos viven otra aventura lejos de ahí.

La historia presenta ciertos huecos que son rellenados con un humor mucho más orgánico respecto a las entregas anteriores, la película funciona en diferentes niveles y en diferentes momentos por separado, primero en el ataque del monstruo, con un tono bastante oscuro que llega incluso a asustar a los chicos en la sala, y por otro uno más relajado con los amigos de Leo en una aventura donde los personajes son más divertidos que en las entregas anteriores.

Pero como las historias siempre se mantienen en paralelo y no llegan nunca a unirse, la película se siente como si fueran dos que transcurren al mismo tiempo, que funcionan a medias y que nunca terminan por cohesionarse en un único relato.

Así, ya con cuatro entregas la saga de las leyendas sigue sin cuajar y sin conseguir una película que se destaque y consagre al cine animado hecho en México, más allá de los buenos números en taquilla, esta saga parece no tener un fin próximo, ojalá la quinta sea la buena.

Advertisement
Comments

Cine

Viernes espectacular de CMLL: Brillante exhibición del Toro Blanco

Publicado

on

Durante el 2018 Rush consolidó su carrera, sus destacadas incursiones en la MLW y otras empresas independientes de Estados Unidos le llevaron al camino de la internacionalización.

El contrato del “toro blanco” con la mítica ROH y los rumores de su llegada a la prometedora AEW (All Elite Wrestling) son la confirmación de que es uno de los mejores gladiadores mexicanos en por lo menos los últimos cinco años.

El explosivo mano a mano que protagonizó con Euforia, el cual encabezó la cartelera del pasado viernes espectacular del CMLL, demostró la empatía que posee con el público y su nivel de idolatría. La primera caída fue pareja, pero se resolvió con un chispazo del heredero de Bestia del ring, cuando atrapó al gigante lagunero y le conectó unas poderosas patadas en cascada que noquearon al rival y decretaron las tres de rigor.

A partir de la segunda, el Ingobernable mayor fue amo y señor de la batalla, incluso se dio el lujo de ser descalificado al arrancar la tapa de integrante de los guerreros.

En la tercera Euforia sacó la casta y vendió cara la derrota y le conectó una espectacular desnucadora al oponente desde la tercera cuerda, pero éste se levantó tras la segunda palmada.

Otro chispazo del gladiador jalisciense resolvió la batalla y aplicó al gigantón su poderoso tiger driver con sabor mexicano, Euforia quedó de cara a las lámparas y el Güero Noriega levantó el brazo de Rush.

Tras la excelente batalla, el respetable reconoció a ambos luchadores y arrojó monedas al cuadrilátero, lo cual cerró con broche de oro la impresionante demostración de poder de Rush. La rivalidad entre estos colosos luce interesante y de seguro a esta gesta deportiva le deparan otras batallas.

Continúa leyendo