Connect with us

Review: La forma del agua

Published

on

La decima película del realizador mexicano Guillermo del Toro y merecida ganadora del León de Oro a la mejor película en el último Festival de Venecia, más los premios que irá acumulando en las semanas recientes, es un emotivo cuento de hadas que contiene las habituales obsesiones en el cine de Del Toro, narrado con maestría y con una mirada que como nunca antes incluye asuntos políticos y una sexualidad a flor de piel.

Elisa Espósito (Sally Hawkins) es una mujer solitaria, muda, vive en un departamento en la parte alta de un cine y sigue una estricta rutina diaria, tiene una entrañable relación con su vecino Giles (Richard Jenkins), un artista gráfico que se está viendo rebasando por las nuevas tecnologías, y con Zelda (Octavia Spencer), su compañera de trabajo, con quien trabaja en un laboratorio del gobierno de los Estados Unidos haciendo la limpieza del lugar.

Su vida cambia cuando al lugar es llevado para su estudio en el laboratorio una creatura que habita en lo profundo del Amazonas, una especie de hombre anfibio con el que pronto Elisa establecerá una efectiva comunicación y una particular relación afectiva que la llevará a realizar un arriesgado acto para salvarlo, ante la constante amenaza y asedio del agente Richard Strickland (Michael Shannon), un intratable miembro de la inteligencia del gobierno norteamericano.

‘La forma del agua’ es una historia de personajes solitarios que se encuentran, en un relato que combina una auténtica e ingenua historia de amor, con una trama de espionaje ambientada en la Guerra Fría adornada con poderosas imágenes, una impresionante recreación de la época y hasta un momento musical con un cierto aire al Hollywood más clásico.

Con una narrativa que evoca una gran nostalgia por un pasado perdido, Del Toro demuestra una vez más su incansable habilidad para mostrar las debilidades y fortalezas del ser humano, haciendo uso de lo fantástico como vehículo para poner en juego sus obsesiones con una convicción tal que el relato no resiente ciertas inconsistencias narrativas, las cuales por el contrario permiten que este fluya sin contratiempos.

Impregnado de una melancolía cinéfila conmovedora, ‘La forma del agua’ se atreve mucho más allá que las películas anteriores de Del Toro, donde sin pudor los personajes unen sus soledades y terminan por encontrarse a través del contacto sexual, en un contexto con una fuerte carga política, personajes bien delineados y definidos y una atmósfera que permea una película con una mirada muy humana, plena de emotividad y sensibilidad y de una belleza apabullante.

Advertisement
Comments

Lucha Libre

Los técnicos brillan en el viernes espectacular CMLL

Publicado

on

En el segundo viernes espectacular, el CMLL dio continuidad a las funciones integradas totalmente por el elenco de casa, además significó un impulso a la nueva generación. La novedad del cartel fue el retorno de los match relámpago en la batalla especial, que enfrentó a Soberano, campeón welter, y Forastero, integrante de los nuevos dinamita.

En la palestra dos estilos opuestos, la espectacularidad acrobática del técnico, y el estilo seco y rocoso del rudo. Hubo un dominio alterno y lances vistosos, pero Forastero impuso su estilo, con un poderoso contra lona dejó a soberano de cara a las lámparas.

La semifinal enfrentó a distintas generaciones, la sangre nueva, Diamante Azul, Ángel de Oro y Niebla Roja, y los experimentados, Rey Bucanero, Shocker y Bestia del Ring. El combate tuvo un buen ritmo, con dominio alterno y rivalidades marcadas entre Niebla Roja y Bucanero, y Diamante Azul y Bestia del Ring. Los jóvenes se impusieron por descalificación en dos al hilo, pero dejó al público con la expectativa de las rivalidades que podrían alcanzar su clímax en el 2019.

En la estelar se dio una inusitada alianza entre Último Guerrero y los dinamita Sansón y Cuatrero, quienes enfrentaron a una espectacular tercia integrada por Carístico, Volador Jr. y Valiente. La alianza ruda funcionó en gran parte de la batalla, en la primera los herederos de los capos de Jalisco arrasaron con sus rivales. Para la segunda caída vino la reacción de los científicos, Valiente rindió con un espectacular castigo al brazo y la pierna al Guerrero.

La tercera caída fue peleada palmo a palmo por ambos bandos, pero los técnicos sorprendieron, Valiente ejecutó un espectacular tope entre segunda y tercera, y se clavó como flecha en el pecho de “el último de su estirpe”. Unos minutos después Volador aplicó su pill driver, y Carístico su vistoso castigo al brazo, lo cual otorgó el triunfo a los técnicos y desató la ovación del público, para cerrar con broche de oro una agradable cartelera de viernes.

Continúa leyendo