Connect with us

Review: Julieta

Published

on

Julieta (Emma Suárez) vive en Madrid con su hija Antía (Priscila Delgado), ambas se enfrentan en silencio al dolor de haber perdido a Xoan (Daniel Grao), esposo de Julieta y padre de Antía. Sin embargo al cumplir 18 años, Antía decide irse a un retiro del cual nunca volverá, abandonando a su madre sin explicación alguna.

A pesar de que Julieta trata sin éxito encontrar a su hija, el paso de los años la harán darse cuenta que lo único que le queda de Antía son sus recuerdos y lo poco que sabe de ella.

 

Después del desastre que fue Los amantes pasajeros (2013), el director manchego, Pedro Amodóvar regresa a la pantalla grande con una película que trata de reivindicarlo, volviendo al drama, género el que se desenvuelve cómodamente. Por el tema que aborda la cinta no podemos evitar hacer comparaciones con filmes clásicos como Volver (2006) y aunque en mucha menor medida, también con un clásico como lo es Todo sobre mi madre (1999).

No obstante, Julieta nos queda a deber, a pesar de que tiene tintes de los filmes ya mencionados, Almodóvar no alcanza a entregarnos una película tan memorable, ni tan profunda como si lo fueron los trabajos que realizó en 1999 y 2006.

 

Como es clásico en el cine de este director, Julieta es también una película cuya trama se parece mucho a la vida real, aunque en esta ocasión no nos muestra tanto drama interno de los personajes, si no que lo aborda muy por encima, dando como resultado un filme que busca complacer a nuevas audiencias y no satisfacer la sed de crudeza que tenemos quienes hemos sido fieles seguidores de su trabajo.

Las actuaciones son de excelente calidad destacando tanto la de Adriana Ugarte quien da vida a Julieta de joven como la de Emma Suárez quien interpreta a Julieta de adulto. La fotografía es bastante buena, pues mantiene estos planos más cerrados e íntimos, que junto con su paleta de colores amarillo y rojo son elementos que no pueden faltar en una película de Almodóvar.

 

Me encantaría poder decirles que Julieta marca el regreso del buen cine de Pedro Almodóvar; sin embargo no es así. Por el contrario, refuerza la idea de que el realizador español no está pasando por una de las mejores épocas en su carrera, pues para los que somos adeptos a su estilo de hacer cine la película deja mucho que desear, al optar por una narrativa un tanto más simple, dejando de lado los conflictos internos y las metáforas presentes en sus primeras obras.

Recomendable para quienes no están familiarizados con este tipo de cine, pues es mucho menos cruda que sus entregas anteriores y de mayor calidad que Los amantes pasajeros.

Val Jiménez

Advertisement
Comments

Cine

Viernes espectacular de CMLL: Brillante exhibición del Toro Blanco

Publicado

on

Durante el 2018 Rush consolidó su carrera, sus destacadas incursiones en la MLW y otras empresas independientes de Estados Unidos le llevaron al camino de la internacionalización.

El contrato del “toro blanco” con la mítica ROH y los rumores de su llegada a la prometedora AEW (All Elite Wrestling) son la confirmación de que es uno de los mejores gladiadores mexicanos en por lo menos los últimos cinco años.

El explosivo mano a mano que protagonizó con Euforia, el cual encabezó la cartelera del pasado viernes espectacular del CMLL, demostró la empatía que posee con el público y su nivel de idolatría. La primera caída fue pareja, pero se resolvió con un chispazo del heredero de Bestia del ring, cuando atrapó al gigante lagunero y le conectó unas poderosas patadas en cascada que noquearon al rival y decretaron las tres de rigor.

A partir de la segunda, el Ingobernable mayor fue amo y señor de la batalla, incluso se dio el lujo de ser descalificado al arrancar la tapa de integrante de los guerreros.

En la tercera Euforia sacó la casta y vendió cara la derrota y le conectó una espectacular desnucadora al oponente desde la tercera cuerda, pero éste se levantó tras la segunda palmada.

Otro chispazo del gladiador jalisciense resolvió la batalla y aplicó al gigantón su poderoso tiger driver con sabor mexicano, Euforia quedó de cara a las lámparas y el Güero Noriega levantó el brazo de Rush.

Tras la excelente batalla, el respetable reconoció a ambos luchadores y arrojó monedas al cuadrilátero, lo cual cerró con broche de oro la impresionante demostración de poder de Rush. La rivalidad entre estos colosos luce interesante y de seguro a esta gesta deportiva le deparan otras batallas.

Continúa leyendo