Review: Jason Bourne

    El personaje de Jason Bourne y sus cintas fueron sorpresivamente un éxito entre el público pues la acción  y una buena historia de espías lograban una mancuerna efectiva que la volvió muy popular,   convirtiendo a Matt Damon en un héroe de acción  icónico de la saga que se trasformó en una trilogía rápidamente.

    Buscando nuevos horizontes sin salir mucho del esquema, una cuarta parte apareció en las pantallas cinematográficas teniendo a Jeremy Renner como protagonista, sin embargo no fue del agrado del público y fácilmente quedó en el olvido.

    Ahora el protagonista original regresa a protagonizar Jason Bourne una nueva entrega de la saga para intentar darle algo de ese brillo de antaño…

    Han pasado diez años desde que Jason Bourne puesto en jaque a la CIA al poner en descubierto todos sus secretos dejando desprotegida la institución fácilmente por lo que el exmilitar ha tenido que vivir en la sombras para evitar ser detectado.

    Jason sigue sin recordar de todo su pasado e intenta encontrar pistas de lo lleven a descubrir algo de su historia. En esta tarea su antigua compañera Nicky Parsons decide infiltrase en el territorio de sus antiguos jefes e indagar  mas a fondo.

    Cuando Nicky contacta a Jason para informarle lo que ha descubierto, el agente se encontrará de nueva cuenta enmedio de una conspiración del gobierno en la que Bourne tendrá que intervenir y luchar por sobrevivir a toda costa.

    Esta nueva entrega esta dirigida por Paul Greengrass quien le daría honor a la saga en años anteriores, conociendo perfectamente lo que el público desea ver en pantalla y al mismo tiempo lograr que su personaje recupere el rumbo…

    Sin embargo como dice el adagio “no es lo mismo los tres mosqueteros que veinte años después” Greengrass nos entrega un filme fallido en todo sentido, con un héroe de acción desdibujado sin energía y falto de emoción.

    Un argumento forzado, caótico y plano que no lograr sostenerse y por el contrario causa aburrimiento e incredulidad (si es que en algún momento lo puede tener) conforma avanza la historia haciendo que el filme no cause mas que bostezos.

    Las actuaciones sólo son el marco de una historia plana en la que sobresale negativamente  Alicia Vikander con un detestable personaje que carece de toda emoción humana (casi parecido al T3000).

    Por su parte Matt Daemon intenta retomar todo aquello que logró anteriormente pero se le ve oxidado como héroe de acción (y hasta cierto punto incómodo)  y aunque buenos actores como Vincent Cassel y Tommy Lee Jhones se encuentran en el filme poco logran hacer en pantalla.

    JASON BORNE En definitiva es un capítulo innecesario de la saga que tiene secuencias de acción algunas muy espectaculares pero que no emocionan y tan extensas que el espectador sólo deseará que terminen al instante. Es una larga introducción sin sentido que no llega a ningún lado, que nunca conecta y tampoco divierte pero que obvio será el pretexto perfecto para seguir haciendo películas.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here