Connect with us

Review: Cincuenta sombras liberadas

Publicado

el

Con un público cautivo y fiel, llega la tercera parte de una saga que se mantiene con la consigna de agradar y dar eso que sus fanáticas esperan, y en parte cumple con ese cometido, sin importar que con ello dejen afuera a todo espectador que se acerca a verla.

Tras su matrimonio, Anastasia y Christian Grey parten a su luna de miel por diferentes lugares del mundo, donde afloran las inseguridades de él, pero todo dura muy poco ante una amenaza surgida por un incendio provocado en una de las instalaciones de las empresas de Grey.

Ya de regreso a sus actividades cotidianas, Christian debe salir de la ciudad y Anastasia continúa con su empleo en una importante editorial, pero toda calma se evapora cuando ella sufre un intento de secuestro en su propia casa, situación que termina por amenazar su estabilidad y la de sus seres más cercanos.

Pocas novedades ofrece esta secuela, narrada con la misma apatía de las anteriores entregas, y usando los mismos elementos ya conocidos dentro de la saga, una fotografía e iluminación preciosista, un diseño de producción donde todo luce impecable, encuadres pensados para sobresaltar la belleza de los lugares o de los personajes, y así podemos continuar.

El resto es más de lo mismo, la pareja discute siempre por nimiedades y después de algún desplante del señor Grey, este termina por llevar a Anastasia al cuarto de juegos donde le hará pagar su culpa, en escenas con tantos cortes y planos cerrados que no permiten que la supuesta pasión de la pareja, la cual es poco creíble en los gestos y movimientos de Jamie Dornan, atraviese la pantalla. Además, se busca generar cierta tensión con la aparición de un personaje que les amenaza, pero esto nunca llega a conseguirse, primero, porque desde un inicio conocemos de quien se trata, y segundo, porque la narración deja esa trama en su segundo plano siempre, para darle prioridad a los escarceos de la feliz pareja.

Poco o nada queda para rescatar de las tres películas, salvo algún intento por Dakota Johnson por añadirle algo de realidad a su personaje, en una saga que consigue mantener su nivel de baja calidad narrativa de manera uniforme, siendo las tres películas por igual monótonas, superficiales y efímeras.

Continuar...
Advertisement
Cargar Comentarios

Reviews Series

Game of Thrones se despide con el episodio ‘The Iron Throne‘

Publicado

el

Fue un gusto decirnos adiós, cuando nos adorabamos más, hasta la golondrina emigró…. desatando el finaaal

La guardia ha terminado. Después de 8 temporadas, 73 episodios, y sabe cuántas muertes espantosas, Game of Thrones concluyó este domingo con un final de la serie que seguramente será tan controversial como definitivo. Entonces, que el debate comience oficialmente: ¿Fue “The Iron Throne” una despedida adecuada a esta canción de hielo y fuego?

Ciertamente no faltaron grandes momentos. A raíz de que Daenerys recorriera Kings Landing con Dragonfire, dependiendo de donde estés parado, las alianzas se derrumbaron como Red Keep sobre los escombros de Jaime y Cersei. Cuando comienza el episodio, Dany declara que ha liberado a la gente de Kings Landing, y que luego pretende liberar a “todas las personas del mundo”, antes de arrestar a Tyrion por traición. Su ex-mano derecha es llevado a una prisión improvisada, donde le suplica a Jon Snow que evite que su tía propague su marca de “libertad”, y le recuerda que siempre será una amenaza para su reina, lo que significa que ni él ni sus hermanos Stark estarán a salvo mientras ella esté en el Trono de Hierro.

Jon encuentra a Dany en los restos de la sala del trono, solo, y hace un último intento de que confié. Su súplica falla, y entonces, después de un último beso y la promesa de que ella “siempre” será su reina, Jon la mata, luego aparece Drogon y destruye el Trono de Hierro antes de volar con el cuerpo de Dany a quien sabe dónde.

Jon se exilia de nuevo en la Guardia de la Noche para ser un cobarde como siempre, así que él no fue elegido como Rey. Grey Worm huye con los Unsullied y Dothraki para ejecutar las ciudades esclavas a través del mar, que es una especie de victoria para un tipo que una vez fue un simple soldado, pero nunca tendrá esa cita en la playa con Missandei, así que se va. Sansa decide gobernar Winterfell como un reino independiente, así que sí, ella tiene un trono, pero no ese trono. Arya abandona la vida de ser un asesino para explorar el mundo (Cristóbal Colón) inexplorado más allá de Westeros.

Al final, el personaje que se sienta en el Trono quemado es .. Bran Stark. El Rey de los Tres Ojos es elegido por un pequeño consejo de la nueva élite de los Westeros, incluidos Samwell Tarly, Ser Brienne de Tarth, Davos Seaworth, Yara Greyjoy y Gendry Baratheon, y luego eligen a Tyrion como su mano derecha, salvando al último Lannister de ser ejecutado.

Fue un final decente para un cuento lleno de magia con dragones, fue un dragón que literalmente puso fin al Trono de Hierro, derritiéndolo. Jon se llevó la peor parte de salvar al mundo en sus hombros ya que los Inmaculados querían su cabeza por lo que le hizo a su Reina. Antes de que Jon tuviera la oportunidad de darse cuenta de lo que había hecho, se formó un consejo de los Señores y Damas de los Siete Reinos para determinar su destino y el de los reinos que pronto se unirán.

En un giro inesperado de acontecimientos, en un lapso muy corto de tiempo, los reinos que lucharon en detrimento de su gente durante años de repente tuvieron un momento de reunión que les permitió ver una luz más brillante que cualquier verano que hayan resistido juntos. Con el arrasamiento de King’s Landing y la muerte de otro gobernante, parece que los escritores usaron la comedia y se hicieron cargo de las maneras más traicioneras que tuvieron lugar durante 8 temporadas.

Si la temporada hubiera estado más larga, podría haber tenido tiempo de resolver sus historias de una mejor manera. Game of Thrones comenzó como un viaje de los Starks y los Lannisters sobre todos los demás, y con la unión de Bran y Tyrion para gobernar con un grupo familiar, el destino cambió para siempre.

Desafortunadamente, el final fue apresurado hasta el punto de que se convirtió en una fantasía aún mayor que la historia ya contada, ya que dado todo lo que habíamos crecido por conocer y amar, el final se dividió en 6 episodios. Así que, tanto como Arya Colón y la Reina Sansa tenían sentido en la historia general, deseamos que sus destinos sean más satisfactorios, ya que vemos una manera de regresar al mundo de la serie, con un spin-off o dos.

El destierro de Jon de la Guardia de la Noche significó que la larga y ardua historia de su nacimiento, muerte, renacimiento y el descubrimiento de su herencia, al final, no tuvo ningún impacto en la historia. Aparte de su recordatorio de que el amor y el deber van de la mano a veces de la peor manera posible.

Jon terminó exactamente donde estaba destinado a ser, un bastardo. Ghost, sin embargo, uno de los lobos que ayudó a formar su relación en la primera temporada, recuperó a su dueño y le dieron un aparente final feliz. 

Calificación: 3.5/5

Calificación de la Temporada: 7.5/10

Continuar...