Connect with us

Review: Cincuenta sombras liberadas

Published

on

Con un público cautivo y fiel, llega la tercera parte de una saga que se mantiene con la consigna de agradar y dar eso que sus fanáticas esperan, y en parte cumple con ese cometido, sin importar que con ello dejen afuera a todo espectador que se acerca a verla.

Tras su matrimonio, Anastasia y Christian Grey parten a su luna de miel por diferentes lugares del mundo, donde afloran las inseguridades de él, pero todo dura muy poco ante una amenaza surgida por un incendio provocado en una de las instalaciones de las empresas de Grey.

Ya de regreso a sus actividades cotidianas, Christian debe salir de la ciudad y Anastasia continúa con su empleo en una importante editorial, pero toda calma se evapora cuando ella sufre un intento de secuestro en su propia casa, situación que termina por amenazar su estabilidad y la de sus seres más cercanos.

Pocas novedades ofrece esta secuela, narrada con la misma apatía de las anteriores entregas, y usando los mismos elementos ya conocidos dentro de la saga, una fotografía e iluminación preciosista, un diseño de producción donde todo luce impecable, encuadres pensados para sobresaltar la belleza de los lugares o de los personajes, y así podemos continuar.

El resto es más de lo mismo, la pareja discute siempre por nimiedades y después de algún desplante del señor Grey, este termina por llevar a Anastasia al cuarto de juegos donde le hará pagar su culpa, en escenas con tantos cortes y planos cerrados que no permiten que la supuesta pasión de la pareja, la cual es poco creíble en los gestos y movimientos de Jamie Dornan, atraviese la pantalla. Además, se busca generar cierta tensión con la aparición de un personaje que les amenaza, pero esto nunca llega a conseguirse, primero, porque desde un inicio conocemos de quien se trata, y segundo, porque la narración deja esa trama en su segundo plano siempre, para darle prioridad a los escarceos de la feliz pareja.

Poco o nada queda para rescatar de las tres películas, salvo algún intento por Dakota Johnson por añadirle algo de realidad a su personaje, en una saga que consigue mantener su nivel de baja calidad narrativa de manera uniforme, siendo las tres películas por igual monótonas, superficiales y efímeras.

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Flash: Elseworlds Parte 1!

Publicado

on

Elseworlds arranca con un gran inicio y nos da un primer vistazo a la especie de Liga de la Justicia

El Arrowverse inició su tercer crossover con una historia de intercambio de cuerpo en The Flash que fue un inicio divertido de lo que parece ser una historia más oscura más adelante. Ese aspecto “divertido” fue acorde con uno de los puntos clave del episodio, ya que Parte 1 ofreció un vistazo a las series de Flash y Arrow, así como a los personajes secundarios.

El conflicto mayor involucra a The Monitor y al psiquiatra de Arkham Asylum, el Dr. John Deegan, Elseworlds, Parte 1 está enfocado en explorar la premisa de cambio de identidad entre Barry y Oliver. Ver a Oliver y Barry teniendo que vivir sus vidas fue tan genial, aunque pudimos haber visto un poco a los personajes secundarios de Arrow para ver como fueron afectados por el gran cambio.

Afortunadamente, esa historia de intercambio de cuerpos no solo fue el tema central de este episodio. Los escritores de Flash se burlaron del estado de las series del Arrowverse, de parte de Oliver burlándose de Barry por lo exagerado y sensible que son las historias de The Flash que a menudo llegan a tener un alegre Barry al triunfar fácilmente a sus villanos. Está muy claro que el reparto se divirtió en hacer esto.

Hubo un ritmo especialmente genial cuando Barry observó que Oliver iba a tener una plática emocional como Barry con Iris, y el director Kevin Tancharoen eligió filmar esa escena al principio como si fuera un extraño mirándola. Esos pequeños elementos ayudaron a elevar este episodio más allá del episodio normal de The Flash.

Pero por decisión de los escritores, esa historia de cambio de cuerpo hizo eco por completo a todo lo demás en está primera parte. El siguiente episodio en Arrow nos llevará a Gotham City y presentará a Batwoman. Nos dieron tanta información acerca de lo que viene en la escena de la Tierra 90 al final del episodio número 100 de The Flash, como lo hicieron con The Monitor, que le entregó el Libro del Destino al Dr. Deegan, que hizo que nos diera curiosidad el papel de Deegan en el resto del crossover.

Sin embargo, el bien superó con creces cualquier cosa decepcionante sobre este episodio. Además del cambio de cuerpo de la historia, finalmente pudimos conocer a Lois Lane, y tuvimos un tiempo de calidad con ella y Superman, lo que estuvo a la altura de las expectativas. Hay grandiosas referencias como la introducción de las escenas de la granja Kent con el tema de Smallville dejando en claro que este episodio, de nuevo, se suponía que iba a ser divertido, y que los productores se la pasaron genial. 

Por todo lo que Supergirl y Superman se vieron envueltos en la historia, la atención se centró mucho más en Barry y Oliver, y como este crossover está diseñado como algo independiente, Elseworlds, Parte 1 hizo una pausa en ambas historias de sus respectivas series. La resolución clave, si así es como se puede llamar, para el problema del intercambio de cuerpo fue que Barry y Oliver tuvieron las personalidades del uno con el otro, lo que significaba que Oliver necesitaba divertirse más y ser más amable, y Barry necesitaba tener su lado oscuro. 

De manera similar, este episodio tuvo poco o nada que ver con cualquiera de los actores de The Flash con las limitadas excepciones de Iris y Cisco. Realmente estuvimos encantados que incluyeran a todo el reparto de esa serie, para que cada quien tuviera un tiempo de brillar en pantalla, y no quedarnos a ciegas de que porque no aparecen.

El reparto secundario de The Flash estuvo principalmente para que la subhistoria del robot Amazo atacando a Central City, que estuvo como un enfrentamiento normal de villanos de la semana, pero lo único malo es que se le dedicó mucho tiempo a la parte de Barry y Oliver del episodio. Sí, fue una buena excusa para obligar a Barry y Oliver a adoptar sus identidades y poderes de superhéroes, pero fue una primera pelea bastante corta para Superman, Supergirl, The Flash y Green Arrow. Como Supergirl señaló, básicamente pudieron derrotarlo en el primer round. El villano dijo que el hecho de que los eventos reales de este episodio son solo el inicio de las cosas que están por venir.

Calificación: 5/5

Continúa leyendo