Connect with us

Review: Búmeran

Publicado

el

En algunas ocasiones las familias pueden guardar ciertos secretos del pasado, a veces porque son dolorosos, en otras tantas porque si se destapan pueden ocasionar un caos en donde la armonía quede lesionada, sin embargo, en muchas ocasiones las cosas pueden salir a flote y volver a impactar en los miembros para confrontarlos con la realidad, así lo hace Búmeran de François Favrat.

Antoine (Laurent Lafitte) se encuentra en una etapa difícil de la vida tras seis meses de separación con su esposa, con quien tiene dos hijas, ante esta situación ha decidido visitar a un psicólogo a quien confiesa sentirse incompleto por la muerte de su madre, ocurrida 30 años atrás. Acompañado de su hermana Agathe (Mélanie Laurent) comenzará un recorrido por Noirmoutier, el lugar en donde su madre habría muerto ahogada.

https://youtu.be/KOajTwfEuFI

Conforme la investigación de Antoine va avanzando irá desentrañando algunos detalles que lo llevarán a sospechar que el accidente de su madre, pudo no haber sido eso, lo cual lo hará enfrentar a su fammilia y abrir heridas que todos habían ignorado más allá de haber superado y acrecentará sus temores a repetir el mismo patrón de esconder cosas a sus hijas.

La cinta nos presenta un drama que tiene sus altibajos durante la duración de la historia. La primera escena nos adelanta un accidente, sin embargo, nos dice nada, lo cual es bastante efectivo para introducir e interesar al espectador en la historia, posteriormente da paso a la introducción del personaje principal y su vida en familia, en donde ya se nos plantea la dificultad que tiene para abrir y expresar los sentimientos a sus hijas, quienes no tardarán en reclamarlo.

Estos primeros minutos están bastante bien logrados, nos llevan a la situación en donde sucede el accidente del principio, el cual por cierto está muy bien logrado y sorprende aún más en la segunda ocasión en que es puesto a cuadro, para pasar a utilizar de manera magistral un juego de elipsis temporales en donde conviven el pasado con el presente de buena forma. Estamos entrando a la memoria de Antoine y lo hemos hecho de buena forma. En este momento inicia la investigación que iniciará para descubrir la verdad y sin embargo, es el momento en que la historia empieza a caer un poco.

Si bien todo el tiempo va encontrando elementos que la hacen avanzar, en ocasiones da la sensación de que van siendo demasiados y el drama se va alargando innecesariamente hasta llegar al punto en que en un funeral se cuenta toda la historia, derrumbando, seguramente, todas las hipótesis que el espectador habrá hecho hasta ese momento derivado de la información que va recabando.

Las actuaciones son buenas, cada uno de los actores sabe matizar a su personaje de acuerdo a lo requerido, en el caso de Laurent Lafitte es quien tiene el personaje con mayor intensidad y logra llevar a buen puerto a su personaje. Los demás hacen un buen trabajo como apoyo o en contrapeso al protagonista.

De la iluminación puede mencionarse que está bien estructurada y en su tendencia a los colores fríos, pálidos remonta tanto al pasado como al momento turbio que está atravesando Antoine, acompañándolo mientras va desentrañando el misterio en su familia.

La cámara está bien empleada, sabe darle ritmo a cada uno de los encuadres, acompañado de una buena edición, el accidente mostrado en el inicio y repetido posteriormente son ejemplos de ello. En contraste el uso de la música por ocasiones cae en excesos, se busca utilizarla a manera de leit motiv cada vez que el personaje principal parece enfrentar una crisis y aunque no son malas composiciones, sí llega a ser notorio el exceso en su uso.

En general, Búmeran es una historia que inicia con gran explosividad causando interés en el espectador, sin embargo, conforme se va enredando con más historias y va dejando de lado los elementos que la hicieron avanzar en un inicio se va volviendo un poco tediosa, buscando dar un giro con una historia (que aunque bien justificada) sale de todas las probables hipótesis para su final.

Continuar...
Advertisement
Cargar Comentarios

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Flash: Snow Pack!

Publicado

el

The Flash

Temporada 5, Episodio 19

¡Oh, Nora!

A la familia West-Allen no le está yendo tan bien en este episodio, dado que Barry llevó a Nora al futuro sin decirle nada a Iris. Eso va tan bien como lo esperamos cuando regrese al presente e Iris se ponga al día con él en STAR Labs. Su argumento es fuerte para los estándares de esta serie, y ​​aunque Grant Gustin tiene una tendencia a tener un enigma en su actuación en estas escenas cargadas de emoción, ambos actores ofrecen lo mejor de ellos. No hay duda de que Iris está en el lugar correcto, ya que Barry no tenía derecho a tomar una decisión sobre su hija sin siquiera discutirlo con Iris. Fue una decisión totalmente emocional, y sus esfuerzos por devolverle eso a Iris no son especialmente convincentes.

Iris decide actuar por su cuenta, alistando la ayuda de Ralph con la esfera del tiempo para seguir hasta 2049. Nora sigue trabajando con Thawne, tratando de descubrir cómo puede volver a su propio tiempo sin que la Speed force advierta a Barry. Thawne tiene su propia versión de la Speed ​​Force, una versión negativa que la obligará a aprovechar sus sentimientos de rabia para acceder a ella. Cuando Iris irrumpe en Iron Heights, debería ser un indicio bastante grande para Nora de que, después de todo, no necesite esta fuerza negativa; ella simplemente puede irse en la esfera del tiempo. Sin embargo, ella ya se ha ido demasiado lejos para ponerse en contacto con su ira, así que se enfurece y lo hace al estilo de Thawne.

La otra trama refleja los problemas familiares de West-Allen a través de Snow Pack, que era el apodo del padre de Caitlin para su familia. Icicle está de vuelta, habiendo robado un crio-atomizador del laboratorio del Dr. Tannhauser. Esta es una pequeña cosa con la capacidad de congelar a toda Central City, pero no es por eso por lo que Icicle lo quiere. Usándolo y con una muestra de la sangre de Caitlin, no solo puede convertir a Tannhauser en un meta frío, sino que también le drena la humanidad a ella y a su hija.

Sin embargo, si le preguntaras a Caitlin antes de que pasara algo de esto, probablemente te diría que Tannhauser tenía una pequeña y preciosa humanidad. La ironía de que el miembro más frío de la familia Snow es el único que no tiene poderes de hielo. Caitlin y su madre no pueden ponerse de acuerdo sobre nada, ni siquiera sobre cómo tratar de escapar de la sala donde Icicle los tiene escondidos. Pasar ese tiempo forzado juntos tiene el efecto de descongelar un poco su relación, especialmente una vez que Tannhauser le dice a Caitlin que ella fue la única que se sintió abandonada cuando su hija se salvó de ella.

Al final, la familia gana. Killer Frost emerge para luchar contra Icicle, y tienen una batalla visualmente atractiva mientras se lanzan sobre puentes de hielo alrededor de la montaña. Icicle toma la delantera, pero el padre de Caitlin es capaz de abrir camino a tiempo para salvarla, y luego se sacrifica cuando Cicada II aparece en la escena para robar el crio-atomizador. Caitlin y su madre están en términos suficientemente buenos al final para tomar una cerveza juntas. Barry e Iris lo discuten y Barry admite que se equivocó al actuar solo. Nora regresa al 2019 con ojos rojos brillantes, y … bueno, eso no es genial. 

El tema familiar incluso se extiende en Sherloque, quien está listo para regresar a casa cuando es llamado a la acción para rescatar a Barry de una hipotermia y ayudar a localizar la ubicación de Icicle. Ralph lo convence de quedarse, porque en sí, Team Flash es su familia. Incluso Thawne se involucra en el acto, ya que Iris siente que tiene sentimientos paternos por Nora. Aunque Caitlin le dice a su madre que las pruebas muestran que no es una meta, luego vemos que el tubo desechado en un contenedor de materiales peligrosos se pasa de pronto de verde a blanco.

Calificación: 4.5/5

Continuar...