Connect with us

Review: Ben-Hur

Published

on

Judas Ben-Hur (Jack Huston) recibe a su hermano adoptivo Messala Severus (Toby Kebell) tras varios años de distanciamiento. Judas es un próspero príncipe hebreo mientras que Messala ha pasado años combatiendo en las fronteras del Imperio Romano, convirtiéndose en un oficial de alto rango. El encuentro, aunque tenso al inicio, se suaviza conforme los recuerdos de la infancia fluyen. Esther (Nazanin Boniadi) esposa de Judas y Naomi (Ayelet Zurer) su hermana, mantienen a ambos en calma, ante el carácter terco de ambos.

Sin embargo, Messala no vacaciona en Judea; está en misión para apaciguar la provincia romana, ante la llegada del gobernador Poncio Pilatos (Pilou Azbaek). Aprovechando los contactos de Judas, espera detener la revuelta de los señores y traer paz a esta provincia. Una serie de eventos desafortunados enfrentará a los dos hermanos; el destierro de Judas y la desaparición de su hermana y su madre Tirza (Sofia Black-D'Elia) sólo podrán superarse por el apoyo de Ilderim (Morgan Freeman) y la fe de Esther en el predicador de Galilea (Rodrigo Santoro).

Esta reinterpretación del clásico de 1959 trae la polémica sobre cómo traer a la pantalla grande historias ya filmadas, conservando la esencia del firme original, dándole un sello de esta época.

En este caso, encontramos dos argumentos sobre cómo cambia esta versión y qué se obtienen al final.

En primer lugar, el guión y el ritmo de la cinta han cambiado radicalmente para entregar una película menos profunda y más ágil. Aquí los personajes son claramente definidos: Judas obstinado, Esther piadosa, Messala soberbio, Ilderim ambicioso. Sin embargo, la historia de pronto se hace demasiado simple: no hay diálogos densos -lo cual se agradece- aunque tampoco se nota la gran revelación de la primera cinta, ni la transformación de Judas.

El segundo elemento es la producción, particularmente los efectos especiales. Aquí hay por supuesto hay un cambio radical con la primera versión. En 1959 esta cinta marcó un estándar para las cintas épicas: costosos escenarios, cientos de actores en escena, animales y demasiados elementos fastuosos para hacerla creíble. Hoy, tenemos una pieza clásica donde un puñado de actores y pantallas verdes nos evocan la grandeza del Imperio Romano.

Sin duda, en esta cinta lograron una versión propia, que trató de alejarse de la superproducción de 1959, aunque el resultado es un clásico ejemplo de efectos especiales que se comen la historia y las actuaciones.

Una forma de tratar de resolverlo fue la aparición de Jesús. En la versión anterior, apenas y sale unas cuantas veces a cuadro, mientras que en esta versión, hay secuencias completas de la pasión y muerte de Cristo. El problema es que parece no haber conexión entre una cosa y otra, salvo que Esther es fiel seguidora de Jesús y tangencialmente empapa a Judas con eso.

En conclusión, la cinta pudo ser más ambiciosa al adaptar el guión para darnos un Ben Hur memorable y personajes más reales; no sólo caricaturas de obstinación, soberbia y piedad.

Aunque tratan de mejorar el tono de la cinta incrementando el papel de Jesús en la historia, el resultado no es el mejor. Lo mejor sin duda son los efectos especiales.

Texto: Beto Quiroz

Advertisement
Comments

Butaca Alternativa

El libro de las tierras vírgenes

Publicado

on

El libro de las tierras vírgenes de Rudyard Kipling.
O el libro de la selva (Disney), o Mowgli (Netflix).

Muy joven conoció la fama y murió en plena gloria, el nació en Bombay, India el 30 de diciembre de 1865 y murió en 1936, a los seis años fue enviado a Soutsea, Inglaterra, tiene entre sus novelas, “La luz que falla” la historia de un pintor que va perdiendo la vista, “Capitán coraje” y “Kim” y en 1895 publico el “Libro de las tierras vírgenes” la cual se considera una de sus obras maestras.

Mowgli “la rana” es llamado de esa forma por (Raksha) su madre lobo, debido a que no tiene pelo.

Mowgli “hombre entre los lobos y lobo entre los hombres” en la novela al igual que en las tres películas que se han filmado de esta novela, Mowgli es el personaje principal, con tan solo tres años de edad es adoptado por Akela (Lobo solitario) y su manada de lobos, para protegerlos de Shere Khan, el tigre –COJO– algo que no se menciona en ninguna película, tampoco en las películas nos dicen que para que esta manada de lobos adopten al niño, dos miembros de la manada que no sean de la familia que lo adoptara deben de estar de acuerdo y aquí, aparece el oso que en una película lo ponen como patiño, comelon y perezoso y en la otra ya le dan el estatus que tiene, –Baloo un oso pardo- y Bagheera una pantera negra quien ofrece como tributo a la manada un buey que acaba de cazar, y con este regalo terminan por aceptar la adopción de ese niño, Bagheera y Baloo le enseñan la Ley de la selva y las -Palabras Mágicas- que nunca se toman en cuenta en ninguna película que ya debes de haber visto, pero estas palabras mágicas le ayudan a entender el lenguaje de los diferentes animales.
En las películas tampoco te enteras de porque los tigres adquieren sus manchas, historia que nos cuenta un elefante viejo y sabio.

En esta novela encontraras algo que el movimiento feminista odiaría, al leer los párrafos donde indican porque una hembra no puede dirigir una manada y lo trasladan a los poderes políticos.
Es una novela llena de emociones, de aromas y calor húmedo, que puedes sentir en cada letra por la forma en la que esta narrada, hay libros en donde el prologo te dice que es una novela escrita de principio a fin, pero en Internet encontraras la historia que dice que fue escrita en ocho cuentos ilustrados y después se recopilaron para hacer un libro y se añadieron más personajes, aquí lo único que podríamos decirles, es que el autor tiene más de 70 años muerto y puedes descargar la novela de Internet gratis sin que violes los derechos de autor, pero por lo mismo, cada quien puede escribir lo que se le antoje, de la historia, como la novela de “Peter Pan” que también depende que autor la volvió a escribir es la historia que puedes tener en tus manos.

Aquí te presentamos “El libro de las tierras vírgenes” registrado en 1999 donde Shere Khan el tigre cojo, va a reclamar a su presa que perdió años atrás y se desata toda la historia que aun que breve la has visto en la pantalla grande o en la televisión, aunque jamás veras o sabrás del pacto de no agresión en las orillas del río cuando el agua escasea, porque los animales no se atacan cuando no hay agua y pueden ir a beber agua a la orilla, y un lobo y una gacela pueden estar juntos sin ser cazador y presa, y que claro el tigre cojo un día rompe y va acumulando rencor entre los animales, junto con el temor que le tienen.

A qui la triste realidad, es que por mucho que manejan un debate cuando Mowgli tiene que decidir entre sus amigos animales y su propia especie, la “naturaleza” viene a reclamarlo al igual que el tigre cojo, cuando ya adolescente se enamora de una muchacha de la aldea. Y ya saben, las ¡hormonas!

Por si les ha llamado la atención una de sus tres películas, es una novela muy digerible, y el descubrir como hablan cada una de las especies (gracias a las palabras mágicas) con las que “la rana” platica hace que el libro lo leas sin darte cuenta cuando ya se termino la historia y tengas esa sensación de que perdiste a un amigo.

Continúa leyendo