Connect with us

Comics

Recordemos a Stan Lee

Published

on

¿Quién es Stan Lee?

Stanley Martin Lieber nació el 28 de Diciembre de 1922 en la ciudad de Nueva York y fue un escritor de cómics, editor, productor de películas, actor y publicista. Estuvo trabajando por muchos años como editor en jefe en Marvel Cómics.

Esta es una de las fotos de Lee en su juventud:

Antes de dejar la compañía para convertirse en su presidente emérito, así como miembro del comité editorial. También fue conocido por hacer varias apariciones en películas de Marvel. Sus gloriosos cameos seguirán siendo recordados por muchos fans de su trabajo, así como también para los nuevos fans que están incursionando en este lado del mundo.

Trabajó con varios escritores para crear estos icónicos personajes, entre ellos Jack Kirby y Steve Ditko, co creó personajes como Spider-ManHulkDoctor StrangeFantastic FourDaredevilBlack PantherX-Men y también los personajes como Ant-Man, Iron Man y Thor.

En los inicios de su carrera, tuvo la ayuda de su tío Robbie Solomon, Lee se convirtió en asistente en 1939 en la nueva división de la revista de Timely Comics y en la compañía del editor de cómics Martin Goodman. Oportunamente, en 1960, se convertiría en el editor de Marvel Comics. Lee, cuyo primo Jean,  era la esposa de Goodman, fue contratado formalmente por el editor de Timely, Joe Simon.

Sus primeros trabajos eran un poco malos al principio. Aprovechando la ambición de su infancia de ser escritor, el joven Stan Lee hizo su debut en el mundo de los cómics con Capitán América en Capitán América Comics #3 en Mayo de 1941.

Stan se retiró de su puesto como Editor en Jefe en 1972 para ser el Editor en Marvel Comics, y mientras una gran sucesión de escritores lo seguían, su espíritu y su voz se mantuvieron fuerte durante las aventuras que pasaban. Su amor por los cómics incluso se extendió a una serie de convenciones en muchas universidades; dado cualquier oportunidad de educar e iluminar en la industria, él la tomó. Una generación entera de lectores jóvenes se expandió y se fortaleció con su habla y conocimiento a través de las historias de Stan.

En los últimos años, Stan inició nuevos proyectos propios fuera de Marvel, pero siempre mantuvo un ojo en el universo que creó, observando con orgullo mientras seguía creciendo y expandiéndose. Stan trabajó para promocionar sus creaciones y los personajes de Marvel en la industria cinematográfica, y sus increíbles apariciones en las películas y series de televisión de Marvel que se convirtieron en una parte importante de su legado.  A lo largo de los años, Stan fue ampliamente reconocido por sus notables logros, recibió la Medalla Nacional de las Artes, fue admitido en el Salón de la Fama Will Eisner Award y por el Salón de la Fama de Jack Kirby y fue nombrado Disney Legend. Trabajó, escribió y disfrutó de la vida y creatividad todos los días.

En sus últimos días, Lee había sufrido varias enfermedades, incluido un ataque de neumonía a principios de este año, que reveló durante una conferencia de prensa en Febrero. Dijo que la mala salud le había hecho cancelar varias apariciones en convenciones de cómics. También, Lee había filmado sus cameos para próximas películas de Marvel.

Stan Lee tuvo un efecto especial con las personas que lo rodeaban. Para él era perfectamente normal admirar a los superhéroes, porque él también lo hizo. Era tan fan de sus superhéroes como todos lo éramos. Era como un abuelo que contaba las mejores historias sobre el tipo de héroes que todos deseamos que fueran reales. Lee era un imán para las personas creativas que se esforzaban por impresionarlo. Pero lo gracioso era que Lee ya creía en sus fans. Los amaba como a su familia, y nosotros lo amábamos a él.

A sus 95 años de edad, Lee falleció en Los Ángeles, California y siempre recordaremos lo gentil que fue con sus fans, lo increíble que fue con su trabajo y lo brillante que decía cada vez que abría la boca. A veces todos los héroes no son eternos.

Una gran pérdida, conlleva un gran recuerdo.

R.I.P Stan Lee

Descanse en paz.

 

Continue Reading
Advertisement
Comments

Reviews Comics

Kafkiana: La visión estrambótica de Peter Kuper

Published

on

A través de ciertos valores estéticos y sociales, una corriente literaria puede ser el punto de partida para dar contexto una época. No obstante, hay obras y autores cuya característica es su atemporalidad, tal elemento les hace trascender la barrera espacio-tiempo. A casi un siglo de distancia, la obra de Franz Kafka (1883-1924) se mantiene vigente, la curiosa atemporalidad de su estilo literario ha generado empatía con lectores de varias generaciones. Reaccionario y transgresor, gracias a una profunda disección de las relaciones familiares y la conciencia humana, su ácida crítica hacia la burocracia y una temeraria expedición a los recónditos espacios de la mente, el escritor checo es referente de la cultura popular. Su influencia ha permeado, lo mismo en el discurso filosófico de Jean Paul Sartre, en el mundo fantástico de Jorge Luis Borges y en la melancólica y sombría obra gráfica de Alan Moore, que en la visión cinematográfica de de grandes realizadores, como el expresionista Robert Wiene, hasta posmodernos como David Lynch, David Cronenberg y David Fincher. El artista gráfico Peter Kuper (“Spy vs Spy”, “The System”, “Teo y la nota azul”, “Stop Forgetting To Remember: The Autobiography of Walter Kurtz”, “Ruins”, entre otras) vislumbra en “Kafkiana”, novela gráfica editada por Sexto Piso, una versión libre de algunos textos de este genio literario y al mismo tiempo un acercamiento al arte de la época de Kafka, una vanguardia expresionista de talentos como Käthe Kollwitz, George Grosz y Otto Dix.

Con una estética repleta de texturas rasposas y claroscuros, Kuper eligió la técnica de esgrafiado (papel cubierto de tiza que se puede raspar y entintar) para acercarse al arte de la xilografía, técnica de grabar imágenes en una plancha de madera en relieve. A partir del imaginario kafkiano, el también colaborador de Times Magazine y MAD, rinde tributo a artistas como Frans Masereel y Lind Ward, creadores de relatos ilustrados en xilografía y precursores de la novela gráfica, y Winsor McCay y Lyonel Feininger, creadores de las primeras tiras cómicas en diarios, cuya aparición se presume coincide con el proceso creativo en el que Kafka realizó varios de sus relatos y con el espíritu libertario de su obra. La novela gráfica de Kuper es una de esas joyitas del arte gráfico, no sólo por su trabajo artesanal, sino también por el minucioso traslado (o metamorfosis, parafraseando al autor checo) del lenguaje narrativo al lenguaje visual, titánica labor en la cual el artista recurrió a un traductor alemán para encontrar un punto de vista fresco y una aproximación precisa a los relatos en el idioma original. Bienvenidos a “Kafkiana”, un mundo de diversos significados visuales, cuya relectura invita al lector a asomarse a sus propios fantasmas y sus demonios interiores.

Continue Reading