Connect with us

¿Porque el reboot de Viernes 13 sigue siendo cancelado?

Published

on

¿Qué es lo que está pasando con este reboot?

Ya han pasado más de 6 años, Viernes 13 ha tratado de conseguir otro reboot, y no lo hemos visto desde el 2009. La película original fue inspirada por el éxito de Halloween, una pequeña película slasher de bajo presupuesto que fue elogiado por el talento y el detrás de cámaras. Se convirtió en una de las películas más exitosas del cine independiente, así que Sean S Cunningham, el productor y director de Viernes 13, decidió seguir la misma fórmula.

Viernes 13 logró el éxito, debido a que su atmósfera fue demasiado creepy y sus muertes sangrientas. Gracias también al gran trabajo del lado publicitario y el gran empuje que le dio el estudio, la película fue un éxito. Como fue barato de hacer, el estudio quiso hacer una secuela, pero había un problema: el asesino estaba muerto. La trama original de la película era un poco mejor, la identidad del asesino nunca es revelado, hasta el mero final de la película. Se descubre que era Pamela Voorhees, quien tomó venganza por la muerte de su hijo, después que no pudieron salvarlo de ahogarse. Pamela es asesinada al final con un machete, descartando alguna futura aparición.

Ahí es cuando se decidió hacer a Jason el asesino, una sabia decisión en los futuros años. Tener a Jason vivo, no tenía ningún sentido, después de que la original dejó en claro que se murió, pero se volvió un gran icono del genero de terror. Al principio, usaba una bolsa en la cabeza para cubrir su cara desfigurada en Viernes 13: Parte 2, antes de tener su mascara en la siguiente parte. La combinación de una fórmula básica slasher y un bajo presupuesto hizo que el estudio ordenara un sin fin de secuelas, pero a partir de Jason Takes Manhattan en 1988, la taquilla comenzó a bajar. Jason fue vendido a New Line Cinema y estuvo yendo y viniendo, después regresó en Freddy vs Jason.

La última película de Viernes 13 fue en el 2009 bajo el dominio de Platinum Dunes, pero desde entonces, hubo un sin fin de intentos de continuar con la franquicia, han detenido la producción, cancelan todo antes de rodar o incluso no se ve que hay interés en las personas que son contratadas. La franquicia se encuentra descansando, con un posible cargo de juicio.

Las primeras 8 películas siguieron la misma trama: adolescentes yendo a Crystal Lake, con la misma situación, Jason enojado, o quizá otro asesino se hace cargo. Cada uno se muere poco a poco, hasta que al final, la protagonista mujer mata al asesino. Las películas se volvían creativas con el entorno o las muertes, pero eso es lo que los fans querían ver. Una de las secuelas, Jason Goes to Hell trató de arruinar la estructura, pero el resultado fue algo decente. El reboot del 2009 no fue querido por muchos, pero regresó a Jason a su famoso Crystal Lake. A pesar, de que el reboot fue un éxito en taquilla, desde ahí comenzaron a perder el interés de seguir haciendo películas.

El primer intento fue una secuela directa del reboot del 2009 titulada: ‘Friday the 13th Camp Blood: The Death of Jason Voorhees‘. La película le hubiera dado a los fans lo que han querido ver por años, Jason en la nieve. No se sabe mucho acerca de la historia, a pesar de que los escritores publicaron páginas del guión en Twitter, el año pasado. La escena inicial tiene a dos chicos jugando hockey en la nieve en un congelado Crystal Lake, solo para ver el cuerpo congelado de Whitney. Jason de pronto, aparece, persiguiendo a los chicos a través de la nieve y matando a uno.

El estudio vio que no era tan buena idea lanzar películas seguidas de la franquicia y canceló lo que habría sido el primer intento.

En el 2013, se reportó que el estudio estaba recibiendo propuestas de una película de Viernes 13 al estilo found-footage, que era un genero usado en ese tiempo. Los fans se volvieron locos al saber la noticia, ya que hubiera sido un cambio radical y hasta interesante. El productor, Brad Fuller, después confirmó que el estudio estaba inclinado por esa idea, pero después la opinión de la gente cambió y empezaron ataques de odio en contra de los productores y el estudio decidió cancelar el segundo intento. David Bruckner (‘The Ritual‘) se iba a encargar de dirigir esa película, pero nunca se concretó nada.

El director después colaboró con Nick Antacosta en un nuevo reboot titulado: ‘Friday the 13th: 3D‘ que hubiera sido ambientado la historia en 1988, literalmente llevando la franquicia a sus orígenes. El guión era una carta de amor a las películas slasher clásicas de los 80 con muertes sangrientas y personajes atractivos a la trama. El final de esa película hubiera terminado con una escena post-créditos para la secuela en la nieve, pero mientras el guión recibió elogios, hubo un fuerte cambio en Paramount, e hizo que no les gustará la idea de desarrollarla en los 80, así que el guión fue rechazado.

En el 2015, noticias hubo que The CW, estaba desarrollando una serie de la franquicia. Un piloto fue aprobado y la historia tenía a un policía tratando de encontrar a su hermano perdido en el pueblo de Crystal Lake y va descubriendo secretos oscuros acerca del pueblo, de Jason y su familia. Los detalles de la serie fueron escasos, pero Jason no hubiera sido el principal villano, sino una amenaza secundaria. La cadena después rechazó el piloto, diciendo que era muy oscura y no sería sustentable.

Paramount había contratado al escritor Aaron Guzikowski (‘Prisoners‘) y el director Breck Eisner (‘The Last Witch Hunter‘) para el siguiente intento del reboot de Viernes 13. La película hubiera sido la entrega número 13 en la franquicia, así que el estudio quería que fuera especial. El guión tenía elementos de la original y las mezcló para crear algo diferente e incluía a un diferente asesino en cada acto del guión. La historia iniciaba con un asesino con una bolsa en la cabeza, referencia a Parte 2, matando adolescentes, pero no es Jason. era su padre Elías. Elías es un personaje mítico en la franquicia, pero nunca ha aparecido en pantalla.

El primer acto hubiera tenido una escena de la familia Voorhees y habría revelado que Jason usó una máscara médica para cubrir su cara. Lucía como si se hubiera ahogado cuando los ayudantes del campamento lo sacaron del medio del lago y fueron hallados haciendo bullying y quitandole la mascara. Trata de desaparecer en el lago, y eventualmente, ya no está. Pamela se vuelve loca y matá a Elías y se convierte en el asesino del segundo acto. Está parte comienza como la original y termina igual, con Pamela siendo asesinada. Jason reaparecería, matando a todos en el campamento, algunos adolescentes descubren el diario de Jason, explicando su poder sobrenatural.

Esta película de Viernes 13 casi estuvo a punto de rodarse, pero Paramount canceló la película seis semanas antes de que comenzará a rodar exactamente en Febrero del 2017 para una fecha de estreno en Octubre. Esto fue debido a la pobre taquilla de Rings, el cual el estudio pensaba que iba a ser como la franquicia de Actividad Paranormal. Asumieron que la tendencia de ahora, ya no es el horror. Claro, películas como IT, o, Get Out probaron lo contrario e incluso una nueva película de Viernes 13 hubiera sido otro éxito.

Pero desde que Paramount canceló su último intento del reboot, los derechos de Viernes 13 regresaron a New Line Cinema, pero nada va a pasar con la franquicia hasta que los derechos sean arreglados completamente. En el 2016, Victor Miller, el único escritor de la original, les envió una nota a los productores y les invocó una denuncia de derechos de autor permitiendo a los autores de reclamar su material.

Esto ha llevado a una gran batalla legal entre Miller, Horror Inc, Manny Company y Sean S Cunningham. Cunningham dijo que Miller no era un independiente contacto, sino un empleado de Manny Company cuando el guión fue escrito. Cunningham explicó que el origino el proyecto y guió a Miller a escribir el guión. Cunningham también dijo que el guión de Miller fue titulado ‘Long Night at Camp Blood‘ y no ‘Viernes 13‘ y no tiene el derecho de tener el crédito de Jason, ya que el personaje estaba muerto en su guión, y la versión adulta que los fans conocen, solo ha aparecido en secuelas.

Miller está dando el consentimiento a los reclamos de Cunningham, y el juicio determinará quien es el que tenía la razón. Si el caso va para el favor de Miller, eso quiere decir que los derechos estarán en peligro. Por último, Miller puede ser recompensado con los derechos domesticos del título y elementos de la historia, como un joven Jason y Pamela Voorhees, cualquier productora que busque usar estos elementos en una futura película tendrán que tener la licencia que manejará Miller. También puede hacer una película de la franquicia donde no tenga a Jason, mientras que Cunningham tenga los derechos de Jason, permitiendo que sigan generando películas fuera de los Estados Unidos. El productor ya tuvo que hacer esto con Jason Goes to Hell. 

Es una situación complicada y hasta que no se resuelva, no habrá otra película del asesino Jason. Tal vez, Jason pueda regresar al cine a tiempo en su 40 aniversario en el 2020, esperemos.

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de True Detective: Hunters in the Dark!

Publicado

on

True Detective

Temporada 3, Episodio 6

No nos hemos olvidado de los True Detectives que siguen nuestras reviews.

La investigación se pone seria en True Detective, pero también se vuelve más emocionante. No solo descubrimos quién Wayne  y Roland enterraron en el bosque, nos dan más posibilidades de como puede acabar la temporada. Cada pista sobre el verdadero secuestrador es evidencia plantada. El episodio anterior terminó en la línea del tiempo del 2015, con los dos detectives que están de acuerdo en no estar de acuerdo en cómo gastar su tiempo. Era solo una conversación, y una silenciosa, tarde en un porche, con un par de cervezas. Pero fue emocionante. 

“Fue un infierno cuando un tiroteo es la segunda cosa más emocionante que te sucede”, Wayne lo comparte, junto con un cigarrillo, con Amelia. Esa es una escena acertada de la serie en general. La escena del tiroteo fue increíble, pero fue superada con una discusión tranquila. Cualquiera de los dos personajes pueden interactuar de forma íntima o superpuesto con golpes, patadas o balas. Y además de eso, este episodio recibimos un recordatorio no tan agradable de que alguien puede estar haciendo las cosas en la oscuridad.

Es grandioso, especialmente cuando vemos que esta es la primera vez que Purple Hays dispara su arma en el trabajo. Por ejemplo, Amelia llega a ser una investigadora mucho mejor en este episodio. Su editor le rogó que le diera un seguimiento del libro sobre el caso, y tuviera una visita de lectura en la librería del tuerto. Los detectives, novelistas y periodistas de investigación no son muy diferentes en muchos aspectos. También son muy diferentes, en formas que pueden poner a prueba un matrimonio o una sociedad.

Lo otro que Wayne admite en la primera escena de la línea de tiempo de 1980, es que no pasa mucho tiempo recordando cosas. Esto consume a todo su personaje durante el transcurso de la temporada, así que saber que es una secreto mantenido durante mucho tiempo alimenta la indomable búsqueda de memoria que lo impulsa a seguir adelante. Es una especie de karma. Wayne está pagando mucho karma.

En lo que respecta a lo demás, parte de esta deuda kármica es que él y su compañero no le dieron una paliza a Tom Purcell durante la investigación inicial. La llamada grabada que hizo Sally es una fuerte acusación contra su padre, y Wayne y Roland pasan 20 segundos decidiendo que hacer. Luego Stephen Dorff pone su cara de enojo de Roland y Tom procede a golpearlo. Para el espectador, cualquier persona que reciba un golpe durante un interrogatorio es una manera de exaltarte. 

Sin duda, Scoot McNairy le da a esa escena todo lo que tiene con una implosión convertida en explosión y es bello. Tom se quiebra. Wayne y Roland saben que apenas mantiene las cosas juntas en su vida, pero cuando se produce el quiebre real, es un momento devastador. La escena completa, y sus consecuencias, da paso a un sutil truco de cámara en el que el reflejo de Wayne se ve atrapado en un vaso de cristal, mostrándolo y mirando hacia adentro en su propia línea del tiempo en el 2015, recordando la misma escena. Los fantasmas vienen en muchas formas.

Una segunda vuelta al antiguo lugar de trabajo de Tom revela que puede haber estado viviendo un estilo de vida de gay de closet. No es algo con lo que se sienta cómodo, guardar un folleto para una cura religiosa de la homosexualidad. El primo de Lucy Purcell, Dan O’Brien, cuyos restos fueron encontrados en una cantera en el documental en el 2015, tiene una visión para despejar a Tom en los años 90. Pero esto le costará a los detectives más que un huevo revuelto y un cenicero envuelto en salchichas para conseguirlo. Él le dice a los detectives que las pistas están siendo bloqueadas por personas importantes que no renegocian.

Hays y West dieron una vuelta de nuevo hacia Harris James, el oficial que identificó la mochila que se encontró en la escena del altercado de Woodard como el niño muerto Will. El ex policía está a cargo de la seguridad en las industrias de Hoyt, cambiando las hemorroides de un patrullero por un cómodo sillón reclinable. Amelia se encuentra investigando a los fugitivos en una casa religiosa, uno de los cuales recuerda haber visto a Julie. Ella se llamaba a sí misma Mary a veces, o Mary July, como el verano. Julie le dijo a la niña que ella había sido criada en un castillo rosa. La niña insinúa que lo que les sucede a las niñas en el lugar es la verdadera historia que Amelia debería estar siguiendo.

El hijo de Hays está teniendo una aventura romántica con la documentalista. Las indicaciones de ese romance estuvieron ahí todo el tiempo, no hace falta que un detective lo detecte, solo un papá. 

La última escena es una maravilla en forma de una trampa y Tom es el roedor en un laberinto. Lo han llevado hasta ahí, a propósito. Cada puerta se abre. Desde el momento en que escucha por casualidad a los policías federales que hablan de que West y Hays visitaron a O’Brien, a través del mismo motel que el primo de su esposa solía estar con metanfetamina, hasta la residencia de Hoyt. Las cámaras de seguridad lo ven. Ellos lo ignoran. Sabemos que algo sucederá, pero no tenemos idea qué pasará.

Los episodios no terminan en simples suposiciones y revelaciones. Terminan en momentos de una insoportable anticipación, como el disparo de una claymore, o la apertura de una puerta en una habitación rosa en una mansión que luce como un castillo. Hunters in the Dark casi nos da la oportunidad de saber quien es el secuestrador de Julie.

Calificación: 5/5

Continúa leyendo