Connect with us

Cine

¿Por qué Disney se equivoca al no re-contratar a James Gunn?

Publicado

el

Análisis

Parece casi seguro que Disney no volverá a contratar a James Gunn para Guardianes de la Galaxia 3 después de su polémica salida, algo que es un error cada vez mayor para Marvel.

La decisión de Disney y Marvel de despedir al director James Gunn de la próxima Guardians of the Galaxy vol. 3 fue un complot desde el comienzo. Si bien la historia de los tweets ofensivos de Gunn resultó ser un efecto dañino para muchos, también estuvieron equivocados lo que expusieron sus malos actos y que se disculpó por ellos. Hace menos de un mes que la noticia salió, pero en ese momento muchas cosas han cambiado, y la magnitud del problema se ha vuelto cada vez más difícil de ignorar para Disney.

Además de que actores de la franquicia han manifestado sus quejas, e incluso actores y directores de Hollywood han cerrado sus cuentas para tratar de que Gunn vuelva a Marvel.

¿Por qué James Gunn es importante?

James Gunn comenzó su carrera como director trabajando para la infame productora Troma Entertainment de Lloyd Kaufman. Los maestros del cine de terror de bajo presupuesto se especializaban en el gore, humor crudo, sátira farsa y un mal sabor de boca. Algunas de las películas más emblemáticas de Troma incluyen Killer CondomRedneck  ZombiesCannibal! The Musical y la serie Toxic Avenger. Gunn hizo su debut en la industria escribiendo el guión de Tromeo y Julieta y luego sería el escritor del reinicio de Dawn of the Dead de Zack Snyder. Su propio esfuerzo como director fueron fuertemente influenciados por Troma, como Slither. 

Su trabajo fue completo, y esto fue lo que hizo que su contratación para la franquicia Marvel fuera ideal para las familias. Por lo menos, significaba que un ejecutivo en algún lugar de Disney tenía que buscar en Google Tromeo y Juliet. Debían conocer el tipo de trabajo que realizaba, su sensibilidad personal y que tipo de géneros manejaba. Los sentimientos de Gunn demostraron ser una gran ayuda para Marvel y su desenfrenada versión de algunos de los personajes menos populares de la franquicia ayudó a elevar la saga a nuevas alturas. Este contexto es importante porque es algo que Disney y Marvel no podían ignorar cuando se dieron a conocer las noticias sobre la desalentadora historia de tweets ofensivos de Gunn.

¿Por qué lo despidieron?, ¿Por que no lo contrataron de vuelta?

El propio Gunn no había arreglado su crudo sentido del humor y aunque ya se había disculpado por algunos de sus comentarios más desagradables. Eso no le pareció importar a Mike Cernovich, en parte como venganza por las opiniones anti-Trump de Gunn, rebuscó en su historia de Twitter y publicó los chistes más ofensivos que hizo hace unos años. Gunn se disculpó una vez más, pero Disney no tardó en tomar medidas y lo despidieron. 

Casi de inmediato, la campaña de Change.org, #RehireJamesGunn explotó en las redes sociales. Los fans llamaron idiotas a Disney y Marvel. En un intento tonto para “castigar” a alguien por estar vocalmente en contra de Donald Trump, tuvo que recibir consecuencias que no se lo merecía. Dave Bautista es el actor de la franquicia que más ha expresado su apoyo e incluso a amenazado al estudio con renunciar si al menos no dejan el guión intacto de Gunn.

A lo largo de esta controversia, continuaron los rumores de que Disney eventualmente recontrataría a Gunn. Variety publico que recientemente, el presidente de Disney, Alan Horn, estaba de acuerdo con la decisión original del estudio de despedir a Gunn, y Kevin Feige también apoyaba esa elección. Según la noticia, el guión de Gunn aún se utilizará para la tercera película, independientemente de quién lo dirija. Aún no se han discutido los nombres de los reemplazos de Gunn, aunque los fans han sospechado que Disney se apegará a los talentos ya probados de Marvel como Taika Waititi  o Scott Derrickson.

¿Cuales son los problemas por el cual generaría no contratar de nuevo a Gunn?

Las últimas semanas han sido una pesadilla para Disney, una compañía que generalmente se considera impermeable a los problemas de imagen típicos de una corporación de esta magnitud. Marvel ha estado razonablemente libre de escándalos durante la última década, lo cual no es poca cosa, dado su tamaño, costo y el nivel de talento involucrado. Podría decirse que el mayor escándalo que le sucedió a la franquicia hasta el despido de Gunn fue que Edgar Wright dejó de dirigir a Ant-Man, e incluso se rumoreaba que había sido una decisión amistosa.

Es completamente comprensible por qué Disney tomó la decisión de Gunn. No solo son una empresa masiva, sino que son el único estudio de la industria cuya imagen se define por su atractivo familiar. A Disney le gusta mantener un control estricto sobre su equipo y no le haría falta a uno de sus directores más familiares tener estas marcas negras en sus redes sociales. En pocas palabras, sería una mala imagen para un director de cine familiar tener chistes de pedofilia bajo su nombre.

En términos normales, el despido de Gunn no habría sido muy controvertido, aunque todavía habría gente que se queje. Fue el contexto de su despido lo que sigue siendo tan perturbador. Cernovich quería herir la carrera de Gunn y sabía cómo hacerlo. Darle la victoria en cualquier contexto es una mala idea, pero que una de las entidades más grandes en el cine lo haga, nunca va a terminar bien para Disney.

Efectos para Marvel al no contratar de nuevo a James Gunn.

Para Marvel, quien al parecer no fue tan importante en el despido, pero se ha mantenido junto a Disney, esos mismos problemas de relaciones públicas existen aún, posiblemente incluso más por la aclamación y las ganancias que Gunn les ha dado a lo largo de los años. Dejarlo ir tan casualmente sin alguna investigación interna o una consideración más profunda por el contexto parecía extraño. Gunn es popular, tanto dentro de Marvel Studios como con sus fans, y ha ayudado a matizar la estética y el humor de la franquicia mucho más allá de sus raíces. Marvel tiene un historial de problemas con sus directores, pero esta es la más difícil: para muchos fans, Gunn es la voz de los Guardianes de la Galaxia, y eliminarlo de la franquicia sería robar a los personajes y ese mundo de su identidad.

Desde un punto de vista creativo, la ausencia de Gunn se sentirá profundamente vacía desde la nueva fase de Marvel. Además de su trabajo de Guardianes, Gunn también estuvo a bordo en otros proyectos de Marvel para actuar como un asesor creativo para su próxima expansión cósmica. Gunn fue el primer director en explorar verdaderamente la franquicia más allá de la Tierra y eso le dio la libertad de definirlo. Con la próxima fase de la franquicia profundizando en la galaxia, exactamente con Capitán Marvel, Gunn habría sido una voz necesaria en el equipo creativo para garantizar el éxito. Sin él a bordo, parece inevitable que habrá cambios y no serán nada bonitos.

Su despido puede causar estragos dentro del estudio.

Los problemas con el despido de Gunn se extienden mucho más allá de Disney y Marvel. Ver cualquier intento de alguna adaptación live/action es una decepción, pero también es un peligroso precedente. Ya hemos visto lo que sucede cuando los grupos de odio lanzan campañas contra la cultura pop que ridiculizan el medio. Disney tiene suficiente experiencia con esto después del abuso que presionó al director de The Last Jedi Rian Johnson y sus protagonistas, Daisy Ridley, John Boyega y Kelly Marie Tran. La salida de Tran de Instagram después del bullying por parte de la gente atrajo a los sitios publicando la noticia e incluso Mark Hamill salió a defenderla. 

En su mayor parte, Disney ha apoyado a su equipo a enfrentar al bullying en las redes sociales. La presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, que no apoya este tipo de acciones, expresó su apoyo a Johnson, y amenazó a quien haya atacado a Tran. Lo que sucedió con Gunn no es del todo comparable, pero se usaron las mismas cosas. Todo estaba listo, pero alguien hirió a James Gunn y el objetivo se logró, en parte porque Disney no entendía contra qué se enfrentaban. Asumieron en buena fe en nombre de aquellos que arrastraban el pasado de Gunn a la luz, pero a la vez no sabían con quienes o que tenían que lidiar.

Si Gunn regresa, Disney tendrá como quiera un desorden.

No parece imposible que Disney muerda el anzuelo y deje que James Gunn regrese a Marvel, con los últimos rumores publicados indican que estará a cargo de una nueva franquicia. En este momento y con el tiempo, este sería probablemente la mejor decisión, incluso si se pasa por alto totalmente la situación compleja que rodea su despido. Por otra parte, cada opción disponible para Disney producirá más problemas en relaciones públicas: o si bien no lo traerán de vuelta y siguen causando tendencia en los dos años próximos y el elenco sigue expresando su apoyo a Gunn, o lo devuelven avergonzado al equipo y lidian con cuán mala fue su decisión original.

Este último es obviamente el más preferible, pero esto sigue siendo Disney, una compañía que no está acostumbrada a perder el control en este nivel, y un problema de relaciones públicas que necesitarían para garantizar una transición sin problemas puede ser difícil. Hay mucho que Disney y Marvel tendrán que hacer antes de llegar ahí. Esto no es un problema de Disney: es discutible que ningún estudio puede permanecer 100% confiado en cualquier tema, pero particularmente en uno como este.

Disney y Marvel tienen más que perder en el asunto de James Gunn que la mera aportación creativa de un director popular. Esto es algo que los afectará en múltiples niveles: las relaciones con los fans y sus propios miembros del elenco; las implicaciones políticas; la pérdida de un talento definitivo en su franquicia; y la posibilidad de perder dicho talento en otro estudio. No hay nada que impida que Warner Bros. contrate a Gunn para el DCEU, o que Blumhouse lo contrate para una nueva franquicia de películas de terror. Ese tipo de contratación enviaría un mensaje importante a Disney, Marvel y el resto de la industria, uno que Disney en particular no puede permitir ignorar.

No es demasiado tarde para que hagan las paces, pero como ya se cometió un error tan importante, Disney no solo tendrá que lidiar con James Gunn, sino con el resto de la industria y sus fans.

¿Quieres ver de nuevo James Gunn en Marvel?

 

Continuar...
Advertisement
Cargar Comentarios

Cine

Norman Osborn debería ser el próximo villano del MCU

Publicado

el

Thanos se ha ido, ahora es tiempo que Norman Osborn nazca dentro del universo de Marvel

El villano de Spider-Man, Norman Osborn, aka Duende Verde, sería el próximo gran villano, después de Thanos. En 1964, Stan Lee y Steve Ditko crearon al Duende Verde, un nuevo y formidable némesis para Spider-Man. El guión original de Lee retrató al Duende como un antiguo demonio mitológico inconsciente despertado por un equipo de filmación, pero Ditko optó por un enfoque diferente. Convirtió al Duende Verde en un villano humano, y no pasó mucho tiempo para que los fans de los cómics quedarán cautivados por el misterio de la verdadera identidad del Duende. Finalmente, se reveló que el duende verde era, Norman Osborn, el padre de uno de los amigos de Peter Parker.

Sin embargo, debido a que las películas de Spider-Man de Marvel están dispuestas a evitar la repetición de personajes y conceptos que ya se han hecho antes, han evitado incluir al Duende Verde. Pero aquí está el problema: como cualquiera que tenga conocimiento de los cómics puede atestiguar, Norman Osborn ha crecido más allá del papel del Duende Verde. Marvel no tendría que hacer un reboot del personaje; podrían reinterpretarlo con bastante facilidad para adaptarse dentro del MCU y, permanecer completamente fiel a los cómics.

Por extraño que parezca, el MCU ya ha tenido referencias a Osborn en el pasado. Tanto en Spider-Man Homecoming como en Ant-Man & the Wasp. En Spider-Man Homecoming, el grupo de Vulture supuestamente comenzó vendiendo tecnología avanzada, como las armas de los Chitauri o las bombas de los Elfos Oscuros, a Oscorp, tal vez explicando dónde Hammer Industries obtuvo la tecnología de los Chitauri para desarrollar la bala de Judas. Por otro lado en Ant-Man & the Wasp, Sonny Burch encontró rápidamente a alguien que estaba dispuesto a comprar una cantidad enorme por el Pym Tech. Burch estaba dispuesto a pagarle a Hope mil millones, lo que explica que él mismo estaba esperando un cheque más extendido. Eso quiere decir que Burch trabajaba para una compañía mucho más grande que estaba interesada en tecnología avanzada.

Los fans han dicho otras dos referencias notables dentro del MCU. La primera es la curiosa decisión de Marvel de saltarse la historia del origen de Spider-Man. Todos asumen saber la historia de cómo Peter Parker se convirtió en Spider-Man, pero en realidad ha habido una serie de variaciones a lo largo de los años. En los Ultimate Comics, por ejemplo, la araña que mordió a Peter había sido modificada genéticamente en un laboratorio de OsCorp. Lo que es más, también había otras arañas, una de las cuales escapó y finalmente mordió a Miles Morales. Para todos, lo mismo sucede en el MCU, y esa fatídica mordedura de araña ocurrió en un viaje de estudios a OsCorp.

Y luego está la pregunta de quién compró la Torre Stark. En Spider-Man Homecoming, Tony Stark se estaba mudando de la Torre de los Vengadores y lo había vendido a alguien que nunca se reveló el nombre. Si bien muchos asumen que son los 4 Fantásticos, una teoría famosa es que el nuevo dueño es en realidad Norman Osborn, y que la torre de los Vengadores se convertirá en la sede de OsCorp. La idea de basarse en una antigua base de los Vengadores alimentaría el ego de Osborn, y la compra indicaría su ambición de reemplazar a Tony Stark de todas las maneras posibles. Lo que es más probable es que Stark pudo sacar toda su tecnología del edificio, por lo que Osborn tendría conocimientos sobre la ciencia que Stark estuvo utilizando.

Pero… ¿por qué Marvel estaría introduciendo su propia versión de Norman Osborn hasta ahorita? La respuesta es simple: porque, al igual que Spider-Man, Osborn tendría un nuevo desarrollo radicalmente al presentarlo en un universo mejor trabajado de superhéroes. Eso demuestra que es más fácil leer los cómics, donde Osborn pasó de ser simplemente otro hombre malo de Spider-Man. En el 2006, los cómics mostraron a Osborn intentando reformarse, y tomar el control del programa Thunderbolt del gobierno de los Estados Unidos. Este fue un intento de rehabilitar a los súper villanos como héroes, y la última encarnación había sido manipulada por Zemo. Osborn demostró ser un comandante efectivo, pero rápidamente se hizo evidente que todavía era alguien psicótico. Desafortunadamente para el universo de Marvel Comics, logró ocultar ese hecho matando a cualquiera que estuviera cerca de exponerlo.

Todo esto llevó a una de las historias más dramáticas de los Vengadores de los últimos 20 años. Los Vengadores y SHIELD quedaron paralizados durante una invasión de los alienígenas conocidos como los Skrull, y los Thunderbolts participaron en la batalla final contra el ejército Skrull. Osborn se enteró de que Nick Fury había desarrollado un arma que podía matar a una Reina Skrull con un solo disparo, y manipuló todo para asegurarse de que lo tendría. Fue Osborn quien provocó una muerte que terminó con la invasión, e inmediatamente se convirtió en una celebridad.

Marvel Comics había posicionado a Norman Osborn para convertirse en uno de sus villanos de primer nivel, que literalmente dominó toda la gama de Marvel Comics durante un período de 12 meses llamado Dark Reign. Osborn se hizo cargo de SHIELD y lo transformó en un grupo fascista conocido como HAMMER; creó su propio equipo Dark Avengers, con super-villanos con las máscaras de héroes como Spider-Man, Hawkeye y Wolverine; e incluso se puso la armadura robada de Stark, convirtiéndose en el Iron Patriot. No hay ninguna razón para que Marvel Studios no pueda hacer lo mismo, adaptando Dark Reign a la Fase 4.

El potencial de Norman Osborn que tenga un papel importante en el MCU en el futuro. Y, con Thanos fuera, ahora es el momento ideal para que Marvel comience a desarrollar sus futuros planes; y Spider-Man Far From Home es la oportunidad perfecta para hacerlo. El objetivo de la película es servir con un doble propósito en el MCU, actuando como un epílogo para Avengers Endgame, mientras que al mismo tiempo sirve como el inicio de la Fase 4.

El primer tráiler de Spider-Man Far From Home incluyó una escena en la que Spider-Man está frente a la estación Grand Central. En el fondo, estaba claro que se estaba realizando algún tipo de construcción en la antigua Torre de los Vengadores. Este proyecto de construcción sería una forma simple y efectiva de tener a Norman Osborn, simplemente demostrando que el logotipo “A” ha sido reemplazado por la “O” de OsCorp. Aunque el propio villano seguramente no aparecerá, los fans de Spider-Man sabrían de inmediato lo que significa el nuevo logotipo y, como resultado, comenzarán a buscar más explicaciones.

La clave de esta nueva interpretación de Norman Osborn sería establecer que él es una amenaza debido al alcance y el poder de su compañía, no solo cuando lleva una máscara verde. Por lo tanto, sería inteligente que Marvel se centrará en hacer de OsCorp una presencia en el fondo en el MCU; Black Widow realmente ayudaría, porque se espera que esa película sea una precuela, y una referencia a OsCorp volvería a conectar a la compañía con la historia del MCU. Podrían ser mencionado durante en intercambios corruptos en Shang-Chi, e incluso podrían mencionarlo en Doctor Strange 2; Hay una parte de los cómics en el que Osborn está tan interesado en la brujería como él en la ciencia.

Dicho todo esto, Osborn debería estar fuera del universo de Spidey hasta la tercera película, y podría presentarse como una figura oscura que reúne a varios villanos de Spider-Man, formando el tan esperado crossover Sinister Six.

Sin embargo, si Marvel quiere lograr esto, lo mejor sería construir al propio Norman Osborn como un personaje ambiguo. Se ha especulado de que Marvel está trabajando en un proyecto de Thunderbolts, dado que Marvel ha mantenido con vida a un par de villanos clave que están fuertemente asociados con esa franquicia; Baron Zemo de Capitán América Civil War y Ghost de  Ant-Man & the Wasp. Quizás Osborn sea el cerebro detrás del equipo Thunderbolts del MCU, y se convierta en un aliado de la próxima generación de los Vengadores. Spider-Man desconfiaba de él, pero él es solo un niño, y es muy posible que sus preocupaciones sean vistas como fuera de lugar. Y así, Norman Osborn estaría perfectamente posicionado para hacerse cargo del MCU tal como lo hizo en los cómics, para anunciar su Dark Reign, y así convertirse en el próximo gran villano de Marvel después de Thanos.

Dejanos que piensas en los comentarios.

Continuar...