Por la Máscara, tras los secretos de la Lucha Libre

De la etapa inocente donde el Médico Asesino dio vida al primer Santo en pantalla grande y David Silva fungía como el hombre tras la incógnita de Huracán Ramírez, el cine de luchadores pasó a una etapa de gloria con las aventuras de el Santo, Blue Demon y Mil Máscaras, y aquellas inusitadas versiones.

Con “La verdad de la lucha” (1988) y “La llave mortal” (1990) el género alcanzó su madurez, más por desgracia, como pasa en muchos géneros populares el logro era una señal de su extinción.

Pese a ser clave en el desarrollo de la industria cinematográfica mexicana, este tipo de filmes fueron relegados a convertirse en objeto de culto. La televisión, que adoptó a la lucha libre en los años cincuenta y también la castigó con un largo veto, se convirtió en su refugio a finales de los ochenta cuando aprovecho la rivalidad entre la legendaria EMLL y la progresiva -aunque fugaz- UWA.

En los noventa, el surgimiento de la AAA y la creación del tributo-parodia “Mucha Lucha”, animación para la TV estadounidense, le dieron reflectores a un deporte de gran tradición y al que las nuevas generaciones de creadores cinematográficos han olvidado.

La televisión por cable y el servicio de streaming dan la batalla, se resisten a dejar morir un producto de origen totalmente nacional, ya sea a través de la animación con las aventuras de el Enmascarado de Plata, o con híbridos entre la bio-ficción o el docu-road movie.

“Por la máscara”, serie de 10 episodios la cual se estrenará este 14 de octubre a las 11:00 PM por el canal Space, pretende develar los secretos de la lucha libre y las vicisitudes de los héroes del encordado para lograr el éxito.

La serie, de homenajes voluntarios e involuntarios, narra las aventuras del Eclipse Vengador, gladiador en el crepúsculo de su carrera, y su hijo Brandon, quién por su cuenta pretende forjar un nombre en el pancracio; ambos enfrentarán diversos problemas para permanecer en la lucha libre y para alcanzar su sueño.

A través de una narrativa ágil y sencilla, “Por la máscara” muestra una visión ácida y entrañable de este deporte-espectáculo y la transición de una lucha tradicional a ras de lona a variante más espectacular, pero también más sórdida y sanguinolenta. Vaya, el gusto se rompe en géneros.

Habrá que darle un vistazo a esta serie, la cual estará llena de emociones y pondrá al espectador al filo de la butaca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here