Contacto

Plática con Diego Cohen, director de La Marca del Diablo.

Diego

Entrevistas Cine

Plática con Diego Cohen, director de La Marca del Diablo.

Este viernes se estrenó en cines La Marca del Demonio, la propuesta más reciente del cineasta mexicano Diego Cohen, quien se ha caracterizado por llevar a nuestras pantallas cintas de terror alejadas de lo sobre natural, enfocadas en los problemas cotidianos del día a día, en YouRocket tuvimos la oportunidad de platicar con el, sobre su nueva cinta, los recursos, su admiración por Guillermo del Toro y más…

¿Cuál ha sido tu evolución como cineasta desde tu inicio hasta esta última película?

He tenido un aprendizaje distinto en cada una de mis películas, en especial a lo que se refiere al lenguaje cinematográfico, cada película se dio bajo circunstancias muy específicas, desde la cantidad de presupuesto que he tenido, la forma en que se produjo, la producción totalmente independiente y más, todo esto me llevó a una maduración en aprendizaje cinematográfico y actualmente sigo aprendiendo, La marca del demonio justo es la película que conjuga todo lo que he aprendido, acabo de filmar una película en República Dominicana y aquí mejore mi lenguaje cinematográfico, uniendo todo lo que sé para formar una película e ir mejorando en cada nueva entrega.

Específicamente en la marca del demonio ¿Cuál fue tu aprendizaje?

Aquí por primera vez en mi vida tuve la posibilidad de trabajar con un presupuesto mucho más holgado en comparación a mis otras cintas, un cast increíble particularmente liderado por un gran actor como lo es Eduardo Noriega y también tuve la oportunidad de modificar el guion a mis intereses particulares, alejándome un poco del mundo tradicional de posesiones y exorcismos que generalmente se establece dentro del mundo católico que es la tradición que tiene este cine de género y así poder llevarlo a un lado lovecraftniano, que es para mí mucho más interesante y rico de lo que es la tradición religiosa. He buscado alejarnos de esos mundos a los que estamos acostumbrados en el cine de terror y poder plantearlo desde otras perspectiva abordando esta otra nueva realidad.

Mencionas que este ha sido el mayor presupuesto con el que has trabajado ¿De cuánto fue tu presupuesto y como obtuviste el financiamiento?

El presupuesto fue de 16 millones de pesos aproximadamente, otorgado en parte por EFICINE y tuvimos un socio que fue Corazón Films que hicieron una aportación como coproductores y además apoyaron con la distribución, esa fue la consolidación del presupuesto y por primera vez pude trabajar con una cantidad grande y tener 5 semanas de rodaje, además de que hubo muchas personas que se asociaron al proyecto, por ejemplo Eduardo Noriega es también coproductor, La Posta que es la casa de efectos y así de forma estratégica pudimos levantar este proyecto.

Una de tus características es que casi toda tu filmografía es del género de terror ¿Por qué dedicarte en especial a este género?

Todo inicia en mi infancia y el gusto que siempre tuve por el terror como espectador y como lector, desde muy chico me sentí atraído por el miedo como emoción y una vez que crecí debuté como director en un dramedy, pero siempre me intereso la posibilidad de abordar temas complejos a través de este género, como lo dice Guillermo del Toro “la fantasía nos abre un panorama de oportunidades para hablar de temas complejos”. Este tipo de cine es una posibilidad de tocar ciertos temas haciéndolo más accesible al público a partir de la emoción más fuerte que existe,  el miedo, que es el mayor motivante que tenemos como especie por supervivencia y al mismo tiempo es una emoción que tiene un derroche de energía y adrenalina que nos lleva a disfrutarlo mucho cuando lo vemos en la pantalla grande. Es toda esa combinación de elementos la que me lleva a elegirlo a la hora de hacer historias, quiero seguir experimentando otros subgéneros dentro del mismo, siendo el thriller mi punto de partida y experimentar combinándolo con drama o ciencia ficción, que son algunos que me faltan explorar.

Y ha todo esto ¿A qué le tiene miedo Diego Cohen?

(Comienza a reír) En verdad le tengo miedo a muchos cosas, pero creo que mi mayor miedo es la frustración, la imposibilidad de hacer lo que quiero hacer, quedarme estático, pero ya hablando de cosas más terrenales, me da mucho miedo la policía, en México me da miedo la policía, tengo una ventaja en cuanto al mundo que rodea en general la idea del terror como lo es el ámbito paranormal, esa ventaja es que yo tengo un pensamiento meramente científico y eso me da la oportunidad de jugar con estas mitologías, tener esa libertad que tal vez un creyente no va a tener, tengo esa ventaja y por lo tanto no me asustan esas cosas, me gusta abordar los temas de terror más por un lado social, ya que vivimos en un país en que nos da miedo salir, la inseguridad y al estado mismo.

diego 2

Otra característica en tu filmografía es que los guiones de las cintas que diriges no son tuyos ¿Por qué elegir estos guiones ya escritos o bien tienes planes de escribir un guion personal?

A pesar de que en dos películas mías dice el nombre de otra persona, yo escribí esos guiones, los reescribí a partir de algo que ya existía y en realidad es un trabajo de readaptación que yo creo que tenemos que hacer todos los directores, por que originalmente solo hay un autor de la obra cinematográfica que es el director, a pesar de que no tengo esos créditos por que es algo que no importa, siempre he adaptado los guiones adecuándolos a mi ideología, idiosincrasia y demás, yo hago esas aportaciones personales de manera autoral y libre en base a los acuerdos que se tienen con los escritores convirtiendo los textos en míos.

¿Trabajas con asesoría del autor original?

Nunca he trabajado con el escritor de cerca, yo adquiero la obra y la reescribo sin consultar a nadie, todo lo transmuto. Esta última película que hice en República Dominicana fue igual, trabajé con un guion ya escrito e hice algo totalmente diferente a lo que ya estaba, hago mi adaptación, por eso considero que los guiones en realidad son míos, yo los reinterpreto y modifico por que no me gusta trabajar con las ideas ajenas o expresar las ideas de alguien más.

¿Por qué no te gusta trabajar con el material original?

El cine es una obra de arte, un medio de comunicación, eses es mi objetivo como cineasta, expresar mis ideas personales y no las de alguien más, esa es mi razón de ser.

¿Cuál es la diferencia entre la marca del demonio y tus demás films?

Aquí aprendí a usar los recursos, eso me abre un nuevo panorama como cineasta, tener tiempo para filmar, contar con más locaciones, el cast, el crew, nunca había tenido uno tan completo. Lo que más diferencio a La Marca de otras de mis producciones fueron las posibilidades de mejorar y valorar el tiempo que se tiene.

Platícame de la banda sonora de tu film, es muy diferente a lo que se escucha en una película tradicional.

Tuve la oportunidad de trabajar por primera vez con un compositor extranjero, la construcción del score fue muy interesante porque encontré por internet a un músico especializado en hacer composiciones  para los libros de Lovecraft, música orquestada y demás como se escucha en la película, eso fue una posibilidad que no había tenido antes, contactar con este músico irlandés que se llama Graham Plowman. Fue maravilloso buscar a la persona más adecuada para realizar el proyecto.

Tocar temas complejos como lo son las cosas lovecraftnianas, siempre generan problemas o retos ¿Generó algo de esto en ti?

En realidad no fueron problemas. Me significó un reto por la complejidad y extensión de la literatura y los mundos construidos por Lovecarft. Por un lado traté de simplificarlos, no me dedicó mucho en la película a explicarlos, ese no es el sentido de ella, no había que hacerlo, solo convivir con ellos. El gran trabajo de la película es ese, simplificarlo, aunque detrás hay toda una construcción para contarlo de esa manera, hay una construcción extensa de la mitología pero traídos a un mundo que todos podemos entender,  el reto fue poderme mover dentro de esta mitología y contarlo para que fuera entendido. Lovecraft es muy complejo y yo solo toqué la puntita, fue muy rica en ese sentido, tocar estos mundos poco explorados.

Dices tener un cast increíble y se ha notado el nivel actoral de este elenco al de algunos otros en tus cintas pasadas ¿Cuál es tu opinión respecto a este nuevo cast?

Empezando por quien corona la cereza del pastel, Eduardo Noriega, fue una aportación directa de Mónica Gorbea, ella fue la que le mandó el proyecto y lo trajo. Trabajar con un actor de esa talla y experiencia, quien de entrada empezó su carrera con Amenábar haciendo dos películas sumamente importantes no solo para el cine español si no para el mundo, después con Guillermo del Toro que eso para mi en particular ya tiene un significado muy grande, el poder haber compartido este encuentro en común con Guillermo del Toro, a quien no tengo el gusto de conocer, pero obviamente moriría por esa oportunidad y me encantaría que pudiera ver la película. Pero regresando con Eduardo, trabajar con el fue una experiencia increíblemente enriquecedora, un actor con un profesionalismo, una disciplina y una entrega absoluta, es muy refrescante trabajar con un actor de ese nivel, que tiene esa experiencia, tanta entrega, disposición y pasión por lo que hace, simplemente fue maravilloso. Después vienen varios descubrimientos, como el de Eivaut Rischen que en realidad yo no lo conocía, se presentó a un casting, él inició su carrera a partir de Run Coyote Run, elegirlo fue muy conveniente por que el personaje tenía este peculiar pasado, tenía que hablar alemán, además el actor es holandés y habla alemán bajo un poco, pero esta muy familiarizado con la historia, la química que tuvo con Eduardo se refleja mucho en la pantalla, trabajaron como padre e hijo. Luego Arantza Ruiz, ya había tenido la oportunidad de trabajar con ella en dos ocasiones, una como director y otra como productor, es un talento innegable, una persona que no puede parar, ya teníamos experiencia previa y confianza ya desarrollada, eso nos facilita mucho las cosas. Otro descubrimiento fue Nicolasa Ortíz Monasterio, quien está en los inicios de su carrera, solo traía Sueños en otro idioma donde actúa espectacular, ella fue una sorpresa, un aire fresco tremendo y la química con Arantza mostraba la empatía real entre hermanas, fue un gran acierto escogerlas a ellas dos juntas. Después tenemos a Lumi Cavazos y Omar Fierro, quienes ya son unas leyendas, dos personas que han estado en el cine mucho tiempo y es increíble trabajar con gente que lo sabe todo. Recuerdo que cuando era niño vi a Lumi trabajar en Como agua para chocolate y quede maravillado, trabajar con ella 20 años después es muy gratificante. Esos son algunos de mis actores, en esta cinta pude tener muchos más gracias a los recursos.

¿Por qué recomendarías ver la Marca del demonio al público?

La marca del demonio es una película sumamente entretenida e interesante porque esta contada desde un punto de vista distinto y aborda una mitología a la que no estamos acostumbrados, tiene actuaciones espectaculares y situaciones divertidas para el espectador en relación al miedo, hay una exploración del susto y generación del miedo y tensión, es una película hecha con corazón.

Acabas de filmar una película en República Dominicana ¿Puedes contarnos algo de ella y tus planes a futuro?

Me contactaron de 11 a 11 los hermanos Carmona y me invitaron a hacer esta película en República Dominicana, la historia que al final yo escribí es de vampiros. En ella una familia viaja a este país por dos motivos, uno encontrarse con el abuelo materno, el otro es que el niño con este viaje recupere confianza para enfrentar sus miedos, ya que es de familia adinerada e hijo único, un adolescente que sufre bullyng de manera extrema en la escuela. Llegan a una casa en donde se enteran que hay una niña vampiro que los acecha y a grandes rasgos esa es la historia del film. Tiene una construcción sumamente compleja dentro de los temas, es una película que filme en 3 semanas con presupuesto local totalmente dominicano, traje dos actores mexicanos, tiene un drama muy intenso y una carga emocional muy importante. Es una cinta de vampiros y terror protagonizada por Matías del Castillo, quien es un niño actor que a participado en varias películas, ha trabajado con Rigoberto en Kilómetro 2, Diablero, entre otras. Sus padres son interpretados por Rigoberto Guzmán y Sofia Verdejo. En cuanto al abuelo materno, es un actor dominicano, quien en realidad no es actor pero si una figura importante y relevante en su cultura, se llama Freddy Ginebra. La pequeña vampiro es una niña dominicana quien aquí tiene  su primer papel, se llama María José y este es su debut. Espero tenerla terminada para estrenarse en el  festival de Toronto, esas son mis expectativas.

❤ Filmmaker, Journalist & Pastry Chef ❤

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Entrevistas Cine

Top