Connect with us

Reviews Cine

Plan V ¿más de lo mismo?

Published

on

Hace algunos años el cine mexicano decidió inclinarse por producir cintas del genero comedia/drama, todas distintas una de la otra, aparentemente, sin embargo con el paso de los años estas entregas siguen cayendo en los mismos errores, prueba de ello es Plan V.

La historia nos pone en los zapatos de Paula quien descubre que su actual novio es homosexual y mantiene una relación secreta con otro chico, por lo que nuestra protagonista en complicidad de sus mejores amigas, emprende una búsqueda para encontrar al hombre ideal, llegando a la conclusión de que el sujeto adecuado debe ser virgen, solo así tendrá la seguridad de que el chico esta enamorado de ella.

por consecuencia Paula conoce a un chico estudiante de robotica al que se le podría denominar como “nerd” con el que entablará una amistad que pasará a convertirse en una relación amorosa, por lo que la vida de ambos se vera afectada de una manera.

La cinta entra directo en el grupo de peliculas que conocemos como chick-flick, esta dirigida a un público adolescente que fácilmente se podría identificar con las situaciones y los personajes, sin embargo la mayoría de estas situaciones son un tanto ajenas a la vida escolar mexicana ya que se inspiran demasiado en las comedias estadounidenses. Lo que diferencia a plan V de una cinta extranjera es la estructura del guion, en este caso nos entregan diálogos bastante simples, desde el inicio se puede percibir en que momento sucederá tal o cual situación, los chistes son predecibles y carecen de creatividad, los personajes son superficiales por lo que te será difícil generar empatía con alguno de ellos, las situaciones no van mas allá de lo que vemos en pantalla y llegan a caer en lo absurdo.

El tema central es la virginidad masculina la cual busca ser corrompida por tres chicas, según palabras del elenco de esta manera rompen los estigmas machistas en los cuales se establece que, son las mujeres quienes deben de permanecer vírgenes hasta el día de su boda

“Deja de juzgar por lo que vez, ese es el mensaje de la película”

nos menciono Natasha Dupeyron, pero ¿como pretenden dar un mensaje de igualdad y aceptación cuando la cinta es en si misma un sin fin de prejuicios y clichés? no lo sabemos, tal vez el elenco nos platicaba de algún otro proyecto totalmente diferente a lo que nos presentarón, ya que el mismo Jorge Aragón quien funge como productor del largometraje nos menciona que

“La película no es un tratado de la virginidad masculina”

Como conclusión podemos reparar en que plan V no destaca en ningún aspecto, el elenco refrescante que nos prometieron es inexistente, las escenas románticas entre Dupeyron y José Pablo Minor son lo más autentico que veremos durante la función, lo que nos deja con la duda de si sucedería de igual manera si estos dos actores no fueran pareja en la vida real. No estamos presenciando algo que vaya revolucionar la industria cinematográfica en México y definitivamente este filme sera olvidado por el publico en cuanto salga de la cartelera.

Plan V llegará a los cines de México este 17 de agosto

Advertisement
Comments

Cine Mexicano

El Hombre Detrás de la Máscara

Publicado

on

El Santo regresa al cine. No de la forma en la que nos acostumbramos a verlo: peleando contra zombies, vampiros, momias, monstruos y un largo etcétera; sino que, esta vez, de una forma mucho más íntima de la mano del heredero del legado, El Hijo del Santo. Como su nombre lo refiere, El hombre detrás de la máscara, documental dirigido por Gabriela Obregón, intenta mostrar el lado más personal de aquel héroe popular.

Al inicio de la cinta se nos advierte que todo lo relatado parte desde un punto de vista subjetivo. Esto porque conocemos la historia de Rodolfo Guzmán, El Santo, a través de la historia de su hijo. Pese a la gran cantidad de declaraciones de familiares, amigos, colegas y expertos, se nos acerca al primer Enmascarado de Plata por las anécdotas propias de El Hijo del Santo.

Entre esas anécdotas se destaca, por ejemplo, cuando el sucesor luchístico relata el momento en que se enteró que su padre era el legendario Santo: Un día, su padre lo invita a su “trabajo”, mientras viajaban en el automóvil un grupo se gente se acercó a las ventanas, entre gritos y manoteos, el pequeño Hijo del Santo no comprendía qué pasaba; cuando volteó al asiento trasero, donde se encontraba su padre, se dio cuenta que en su lugar estaba El Santo.

De igual manera, recuerda cuando su padre falleció e incluso en un momento tan personal tuvo que portar la máscara por la cantidad de prensa que había. De este tipo de anécdotas está llena El hombre detrás de la máscara, a la vez que se muestra una gran cantidad de imágenes de archivo inéditas donde vemos a un joven Santo compartir momentos con su familia, y videos caseros de El Hijo del Santo en sus viajes por Europa.

El problema es que esa advertencia del principio sobre el punto de vista subjetivo pareciera más una justificación a la especie de auto promoción que termina siendo la película. La historia del Santo original se vuelve un mini homenaje dentro del arco principal que es la vida del hijo. Carece de la objetividad necesaria para hacernos creer por sí solos en el mito que significa El Santo dentro de nuestra cultura popular, como sucede al inicio de la película.

En cambio, se nos intenta convencer de que la explotación comercial del personaje es necesaria para su preservación. Ni siquiera hay una declaración por parte de algún periodista o experto que equilibre la balanza. Todo en pantalla se siente meticulosamente controlado para no afectar de ningún modo la imagen del protagonista y productor de la cinta, minimizando, sin querer, lo temas relevantes que toca en algún punto, por ejemplo, la lucha y sacrificios que ha tenido que afrontar fuera del ring para conservar el anonimato de su persona y el misticismo de su personaje.

Se nota la gran labor de El Hijo del Santo en pro de mantener vigentes los recuerdos de su padre, sin embargo, el enfoque que se la otorga al documental, irónicamente, nos deja justo con la idea contraria que se pretendía dar.

Continúa leyendo