Connect with us

Philomena

Published

on

★★★★★

A través de un guión interesante que adapta el trabajo periodístico sobre hechos reales de uno de los dos personajes principales (Martin Sixmith), éste y Philomena Lee, en su recorrido para encontrar al hijo perdido de ella, no hacen sino reconstruir poco a poco a un personaje aparentemente secundario, apenas esbozado en imágenes del recuerdo o de archivo, que a pesar de los escasos minutos en pantalla termina siendo en esencia tan o más protagonista al menos que Martin: Anthony Lee. Porque ésta es una película de amor y búsqueda, un amor a destiempo, entre una madre y un hijo que apenas conoció pero que siempre tuvo arraigado en lo más hondo del alma.

Historia humana y emotiva, donde incluso el interés en principio comercial del periodista termina viéndose afectado por el carácter de la anciana Philomena, por lo que ha pasado en toda una vida y cómo lo ha asumido con entereza, y le hacen que ni pueda ni sepa permanecer indiferente.

Stephen Frears encauza el hilo argumental de modo pausado dentro de su estilo habitual, quizás algunas veces algo distante y rozando el límite de lo innecesario, pero sin decaer. Apoyándose sobre todo en su dirección de actores y en lo que es capaz de obtener de los mismos, fundamentalmente de una veterana Judi Dench que recrea a la protagonista demostrando estar a la altura de papeles de mérito en su carrera como el de “Iris” o “Diario de un escándalo”, ambas de Richard Eyre.

La fuerza de la película está más que en su correcta puesta en escena en los propios hechos. Épocas de represión moral y religión omnipresente en la católica Irlanda, que sin duda labraron la forma de ser de Philomena, en contraste con un Martin escéptico, se mezclan con una personalidad bondadosa y llena de tesón que con el paso del tiempo ha encontrado el más profundo significado de una palabra que algunas veces empleamos por costumbre, otras evitamos o nos cuesta usar: el perdón. Porque asistimos a una narración que además de sobre las raíces del amor maternal trata en buena medida de cómo alcanzar la paz interior con el perdón: a uno mismo y a todos los que alguna vez nos han hecho daño.

Advertisement
Comments

Cine

Enfermos de Amor, ¿Qué estás (o no) dispuesto a hacer por amor?

Publicado

on

Una obra que en un poquito más de una hora nos plasma con nueve historias el tema del enamoramiento y sus diversas etapas, algo, más común de lo que creemos.

‘Enfermos de Amor’ ha iniciado temporada con sus presentaciones en La Teatrería, un teatro de la colonia Roma Norte, en la Ciudad de México y que este fin de semana ante un foro lleno que no hacía más que aplaudir y reír, tuvo su estreno con las excelentes actuaciones de: Eréndira Ibarra, Andres Palacios, Esmeralda Pimentel,Nacho Tanham, Mónica Huarte, Adriana Louvier y Alex de la Madrid.

En esta obra dirigida por Rodrigo Nava nos cuenta nueve historias de amor desde diferentes perspectivas y que suceden el mismo día a la misma hora, en donde el director deja atrás la típica comedia romántica para hablarnos de que el amor además de ser complicado también puede ser doloroso.

La producción cuenta un escenario muy sencillo, un reloj digital al fondo y vestuario de diferentes colores que con ayuda de las luces te hacen sentir parte de cada una de las historias en donde hay celos, aburrimiento, infidelidad entre otras cosas.

“Tenemos la fortuna de arrancar con varias fechas sold out, nunca me había pasado en la vida, que antes de estrenar ya estuviera agotado, y es que una obra muy empática con la que todos se identifican habla de todas estas fases del amor, el enamoramiento, la aburrición y la ruptura”, comentó Luis Arrieta a la prensa.

La obra original es de John Cariani, quien es un reconocido escritor de obras como Casi un Pueblo, y de la cual Rodrigo se interesó para dirigir a estos actores ya mencionados que además estarán alternando funciones esta temporada.

Continúa leyendo