Connect with us

Review: Rogue One Una historia de Star Wars

Publicado

el

No cabe duda que Star Wars es un filme que ha trascendido todo: el tiempo, la tecnología, las pantallas cinematográficas y se ha convertido un verdadero ícono de la cultura “Pop” mundial y continúa siendo vigente adaptándose a las nuevas generaciones y buscando nuevos caminos para reinventarse.

En este camino aparece ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS un Spin-Off que se basa en las cintas originales pero que se arriesga por un camino totalmente diferente mostrando un lado hasta ahora poco explorado en la saga.

La historia se sitúa entre los capítulos tercero y cuarto de la saga (“La venganza de los Sith” y “Una nueva esperanza”) siguiendo a la pequeña Jyn Erso quien ha huido de su hogar pues un escuadrón imperial llegó en busca de sus padres y ellos no tuvieron más remedio que ayudarla a escapar antes de enfrentar a su destino.

La pequeña asustada por ver como sus padres confrontan a la guardia encuentra refugio en un oscuro búnker dónde tiempo después es encontrada por Saw Guerra un compañero de su padre, el hombre la adiestra y así la pequeña se convierte en una joven guerrera hábil pero testaruda.

Ahora la chica se ha convertido en un alma solitaria que se mete en problemas a cada paso que da por lo que es buscada por el imperio cuando es atrapada los rebeldes van en su rescate pero la joven no quiere tener tratos con ellos.

Al ser llevada frente a los líderes de los rebeldes, la chica descubre que el grupo se encuentra tras la pista de su antiguo mentor Saw Guerra quien se ha vuelto un extremista político y que capturó a un piloto rebelde infiltrado en el imperio quien ha recuperado un mensaje muy importante.

Sin tener más opción, Jyn tiene que ir en busca de Saw Guerra para descubrir que ha hecho con el piloto rebelde pero no irá sola pues todo el tiempo será escoltada por el capitán Cassian Andor un militar con quien en principio no lleva una buena relación.

Al llegar al escondite de guerra su vida tomará un giro inesperado al darse cuenta que el mensaje que contiene el rebelde infiltrado es precisamente para ella y los rebeldes en dónde le piden robar los planos de la nueva arma “Destruye planetas” del imperio galáctico.

Jyn tendrá que encontrar todas las respuestas de su pasado mientras liderea un pequeño rebelde en esta estrategia que será decisiva para intentar vencer al imperio comandado por el oscuro señor Darth Vader y su arma denominada “Estrella de la muerte”.

El filme es dirigido por Garret Edwars (Monsters, Godzilla) quien busca una óptica totalmente distante a la familiaridad de la saga y lo intercambia por su estilo que impone desde un principio al introducirnos a esta historia sin el característico resumen y partitura de Jhon Williams.

Al igual que en Godzilla, Garret nos presenta a los nuevos personajes de forma tibia mientras seguimos la lenta y errática narrativa en dónde el espectador tendrá que hacer un esfuerzo para conectar, en tanto navegamos en secuencias sin emoción y explicaciones confusas, mostrando la poca destreza que ha caracterizado al director constantemente.

Sin embargo, el buen trabajo de Felicity Jones hace que sostenga la lenta y larga introducción junto con Diego Luna que se planta sólido y con gran carisma interpretando al Capitán Cassian, sin olvidar simpático robot K-2SO ( actuación en voz de Alan Tuyk) que es la delicia de la cinta con dialogos verdaderamente divertidos proporcionando dimensión y profundidad a sus respectivos trabajos, dejando de lado el acartonamiento en el que podrían caer (y en el que caen varios personajes de ésta saga en anteriores entregas). No así, Forrest Whitaker es quien se nota plano y forzado todo el tiempo, una vez más problema de dirección.

Pasando el punto introductorio, comienzan las sorpresas y la cinta mejora de sobremanera enfocándose en la acción y las emocionantes batallas poniendo en primer plano lo que en otras cintas se ve alejado y sólo de fondo: las impresionantes naves de combate, los majestuosos AT-ST que llenan la pantalla dejando al público boquiabierto con cada secuencia ( los fans amarán cada segundo).

La intensidad aumenta y los personajes se van perfilando como héroes, sus diálogos son elocuentes, valerosos y motivantes mientras vamos emocionados a la parte final en dónde comienza alinerase con elementos conocidos del universo de StarWars mientras se presenta ante nosotros una batalla épica (la aparición de Darth Vader aunque breve es simplemente espectacular), aunado a la clásica partitura de Williams que explota, dejando al público sorprendido y emocionado en todo momento, haciendo que la espera inicial haya valido la pena.

ROUGUE ONE: UNA HISOTRIA DE STAR WARS Es un filme de contrastes que opta por un género de acción mucho más que una historia de aventuras, develando de manera sorpresiva preguntas que habían quedado en el aire durante mucho tiempo mientras embona a la perfección con lo ya contado (tanto visual como narrativo) , su principal aportación es crear una historia que emocione al público sin la necesidad de tener a los caballeros “Jedi” como protagonistas y mostrando un punto de vista más humano que el acostumbrado, sin demeritar el fantástico trabajo de efectos especiales y animación. Un filme que aunque tiene ligeros tropiezos y riesgos los fans adorarán y el público en general disfrutará y se emocionará enormemente. Si tiene la oportunidad de verla en pantalla IMAX no dude en hacerlo.

Continuar...
Advertisement
Cargar Comentarios

Cine

Norman Osborn debería ser el próximo villano del MCU

Publicado

el

Thanos se ha ido, ahora es tiempo que Norman Osborn nazca dentro del universo de Marvel

El villano de Spider-Man, Norman Osborn, aka Duende Verde, sería el próximo gran villano, después de Thanos. En 1964, Stan Lee y Steve Ditko crearon al Duende Verde, un nuevo y formidable némesis para Spider-Man. El guión original de Lee retrató al Duende como un antiguo demonio mitológico inconsciente despertado por un equipo de filmación, pero Ditko optó por un enfoque diferente. Convirtió al Duende Verde en un villano humano, y no pasó mucho tiempo para que los fans de los cómics quedarán cautivados por el misterio de la verdadera identidad del Duende. Finalmente, se reveló que el duende verde era, Norman Osborn, el padre de uno de los amigos de Peter Parker.

Sin embargo, debido a que las películas de Spider-Man de Marvel están dispuestas a evitar la repetición de personajes y conceptos que ya se han hecho antes, han evitado incluir al Duende Verde. Pero aquí está el problema: como cualquiera que tenga conocimiento de los cómics puede atestiguar, Norman Osborn ha crecido más allá del papel del Duende Verde. Marvel no tendría que hacer un reboot del personaje; podrían reinterpretarlo con bastante facilidad para adaptarse dentro del MCU y, permanecer completamente fiel a los cómics.

Por extraño que parezca, el MCU ya ha tenido referencias a Osborn en el pasado. Tanto en Spider-Man Homecoming como en Ant-Man & the Wasp. En Spider-Man Homecoming, el grupo de Vulture supuestamente comenzó vendiendo tecnología avanzada, como las armas de los Chitauri o las bombas de los Elfos Oscuros, a Oscorp, tal vez explicando dónde Hammer Industries obtuvo la tecnología de los Chitauri para desarrollar la bala de Judas. Por otro lado en Ant-Man & the Wasp, Sonny Burch encontró rápidamente a alguien que estaba dispuesto a comprar una cantidad enorme por el Pym Tech. Burch estaba dispuesto a pagarle a Hope mil millones, lo que explica que él mismo estaba esperando un cheque más extendido. Eso quiere decir que Burch trabajaba para una compañía mucho más grande que estaba interesada en tecnología avanzada.

Los fans han dicho otras dos referencias notables dentro del MCU. La primera es la curiosa decisión de Marvel de saltarse la historia del origen de Spider-Man. Todos asumen saber la historia de cómo Peter Parker se convirtió en Spider-Man, pero en realidad ha habido una serie de variaciones a lo largo de los años. En los Ultimate Comics, por ejemplo, la araña que mordió a Peter había sido modificada genéticamente en un laboratorio de OsCorp. Lo que es más, también había otras arañas, una de las cuales escapó y finalmente mordió a Miles Morales. Para todos, lo mismo sucede en el MCU, y esa fatídica mordedura de araña ocurrió en un viaje de estudios a OsCorp.

Y luego está la pregunta de quién compró la Torre Stark. En Spider-Man Homecoming, Tony Stark se estaba mudando de la Torre de los Vengadores y lo había vendido a alguien que nunca se reveló el nombre. Si bien muchos asumen que son los 4 Fantásticos, una teoría famosa es que el nuevo dueño es en realidad Norman Osborn, y que la torre de los Vengadores se convertirá en la sede de OsCorp. La idea de basarse en una antigua base de los Vengadores alimentaría el ego de Osborn, y la compra indicaría su ambición de reemplazar a Tony Stark de todas las maneras posibles. Lo que es más probable es que Stark pudo sacar toda su tecnología del edificio, por lo que Osborn tendría conocimientos sobre la ciencia que Stark estuvo utilizando.

Pero… ¿por qué Marvel estaría introduciendo su propia versión de Norman Osborn hasta ahorita? La respuesta es simple: porque, al igual que Spider-Man, Osborn tendría un nuevo desarrollo radicalmente al presentarlo en un universo mejor trabajado de superhéroes. Eso demuestra que es más fácil leer los cómics, donde Osborn pasó de ser simplemente otro hombre malo de Spider-Man. En el 2006, los cómics mostraron a Osborn intentando reformarse, y tomar el control del programa Thunderbolt del gobierno de los Estados Unidos. Este fue un intento de rehabilitar a los súper villanos como héroes, y la última encarnación había sido manipulada por Zemo. Osborn demostró ser un comandante efectivo, pero rápidamente se hizo evidente que todavía era alguien psicótico. Desafortunadamente para el universo de Marvel Comics, logró ocultar ese hecho matando a cualquiera que estuviera cerca de exponerlo.

Todo esto llevó a una de las historias más dramáticas de los Vengadores de los últimos 20 años. Los Vengadores y SHIELD quedaron paralizados durante una invasión de los alienígenas conocidos como los Skrull, y los Thunderbolts participaron en la batalla final contra el ejército Skrull. Osborn se enteró de que Nick Fury había desarrollado un arma que podía matar a una Reina Skrull con un solo disparo, y manipuló todo para asegurarse de que lo tendría. Fue Osborn quien provocó una muerte que terminó con la invasión, e inmediatamente se convirtió en una celebridad.

Marvel Comics había posicionado a Norman Osborn para convertirse en uno de sus villanos de primer nivel, que literalmente dominó toda la gama de Marvel Comics durante un período de 12 meses llamado Dark Reign. Osborn se hizo cargo de SHIELD y lo transformó en un grupo fascista conocido como HAMMER; creó su propio equipo Dark Avengers, con super-villanos con las máscaras de héroes como Spider-Man, Hawkeye y Wolverine; e incluso se puso la armadura robada de Stark, convirtiéndose en el Iron Patriot. No hay ninguna razón para que Marvel Studios no pueda hacer lo mismo, adaptando Dark Reign a la Fase 4.

El potencial de Norman Osborn que tenga un papel importante en el MCU en el futuro. Y, con Thanos fuera, ahora es el momento ideal para que Marvel comience a desarrollar sus futuros planes; y Spider-Man Far From Home es la oportunidad perfecta para hacerlo. El objetivo de la película es servir con un doble propósito en el MCU, actuando como un epílogo para Avengers Endgame, mientras que al mismo tiempo sirve como el inicio de la Fase 4.

El primer tráiler de Spider-Man Far From Home incluyó una escena en la que Spider-Man está frente a la estación Grand Central. En el fondo, estaba claro que se estaba realizando algún tipo de construcción en la antigua Torre de los Vengadores. Este proyecto de construcción sería una forma simple y efectiva de tener a Norman Osborn, simplemente demostrando que el logotipo “A” ha sido reemplazado por la “O” de OsCorp. Aunque el propio villano seguramente no aparecerá, los fans de Spider-Man sabrían de inmediato lo que significa el nuevo logotipo y, como resultado, comenzarán a buscar más explicaciones.

La clave de esta nueva interpretación de Norman Osborn sería establecer que él es una amenaza debido al alcance y el poder de su compañía, no solo cuando lleva una máscara verde. Por lo tanto, sería inteligente que Marvel se centrará en hacer de OsCorp una presencia en el fondo en el MCU; Black Widow realmente ayudaría, porque se espera que esa película sea una precuela, y una referencia a OsCorp volvería a conectar a la compañía con la historia del MCU. Podrían ser mencionado durante en intercambios corruptos en Shang-Chi, e incluso podrían mencionarlo en Doctor Strange 2; Hay una parte de los cómics en el que Osborn está tan interesado en la brujería como él en la ciencia.

Dicho todo esto, Osborn debería estar fuera del universo de Spidey hasta la tercera película, y podría presentarse como una figura oscura que reúne a varios villanos de Spider-Man, formando el tan esperado crossover Sinister Six.

Sin embargo, si Marvel quiere lograr esto, lo mejor sería construir al propio Norman Osborn como un personaje ambiguo. Se ha especulado de que Marvel está trabajando en un proyecto de Thunderbolts, dado que Marvel ha mantenido con vida a un par de villanos clave que están fuertemente asociados con esa franquicia; Baron Zemo de Capitán América Civil War y Ghost de  Ant-Man & the Wasp. Quizás Osborn sea el cerebro detrás del equipo Thunderbolts del MCU, y se convierta en un aliado de la próxima generación de los Vengadores. Spider-Man desconfiaba de él, pero él es solo un niño, y es muy posible que sus preocupaciones sean vistas como fuera de lugar. Y así, Norman Osborn estaría perfectamente posicionado para hacerse cargo del MCU tal como lo hizo en los cómics, para anunciar su Dark Reign, y así convertirse en el próximo gran villano de Marvel después de Thanos.

Dejanos que piensas en los comentarios.

Continuar...