Connect with us

Review: Fiesta de Navidad en la oficina

Published

on

Llegó la época navideña y con ella las típicas comedias que se suceden en esta temporada, es el caso de ‘Fiesta de Navidad en la oficina’, que parte de una historia ideada por los creadores de ‘The Hangover’, película que pretende ser muy transgresora e irreverente y lo consigue a medias.

Clay (T. J. Miller) es el jefe de una sucursal de Zenotec, empresa que se dedica a vender soluciones de tecnología y que Clay ha heredado de su padre, ante los bajos resultados de la compañía, su hermana Carol (Jennifer Aniston, quien funge como la CEO interina, decide cancelar los bonos de los empleados, despedir al 40% del personal y cancelar el festejo navideño de dicha sucursal, dejando en claro además la amenaza de cierre.

Para evitarlo, Clay se apoya en su director de tecnología Josh (Jason Bateman) y su programadora Tracey (Olivia Munn), quienes buscan conseguir firmar a un poderoso cliente realizando la mejor de las fiesta navideñas en la oficina, pero las cosas no saldrán tan parecido a como lo tenían planeado.

Primero, hay que decir que en la primera mitad de ‘Fiesta de Navidad en la oficina’ la mayoría de los chistes y gags funcionan bastante bien, el conflicto es presentado de manera hábil y los personajes clave son presentados de manera contundente, pero cuando se desata la locura en la fiesta, todo se sale de control, incluyendo el relato.

La película intenta ser transgresora pero se queda a medio camino y por el tramo final se pone demasiado solemne, dejando de lado la irreverencia prometida y sin decidirse del todo por seguir uno de los dos caminos, traicionando el espíritu inicial del relato y dejando en promesas algunas situaciones que prometían.

Como siempre, Jennifer Aniston se destaca, lo mismo que Jason Bateman en el papel de siempre, y Kate McKinnon, la revelación de la comedia norteamericana del año, que se ha robado la atención en todas las película en las que ha participado.

Advertisement
Comments

Reviews Series

¡Checa lo nuevo de The Flash: Seeing Red!

Publicado

on

The Flash

Episodio 11

Temporada 5

Un episodio sin Cisco Ramón.

Cicada ha vuelto a amenazar en The Flash en el episodio de esta semana.  Y a pesar de que el villano ha gastado su introducción, Seeing Red fue un episodio muy bien con sólidos momentos emocionales.

Después del episodio de la semana pasada, que sirvió para darle a XS su propia misión, es bueno tener a Flash de vuelta, al igual que a Ralph. Pero Joe todavía está en el Tíbet, y Cisco está en un sitio de Tannhauser desarrollando una cura para metahumanos.

Cicada consigue una lista de meta criminales de un oficial de policía de la CCPD, quien previamente fue hipnotizado por un meta, y comienza a matarlos. El equipo Flash arruina el plan e interviene, pero ni siquiera Flash, XS, Ralph y Killer Frost pueden detenerlo, y reciben un gran golpe.

Desafortunadamente, Cicada evoca el estilo de Bane con XS y le rompe la espalda en una escena increíble de ver. Esto lleva a un giro emocional en STAR Labs cuando Barry e Iris lidian con el hecho de que su hija está paralizada, al menos hasta que su cuerpo se aclare de energía oscura, y su curación acelerada entre en acción. Grant Gustin y Candice Patton ofrecen una actuación que se asemeja a dos padres que lidian con el hecho de tener a un hijo enfermo, y padres que luego deben entregar esa noticia a Nora. Jessica Parker Kennedy actúa bastante bien al reaccionar que ya no puede caminar más y vende muy bien sus líneas.

De hecho, la herida de Nora provoca una furia asesina en Barry, tanto que los poderes empáticos de Cecile lo captan. La rabia incluso se ve en una acumulación de energía en el traje de Flash. Esa pelea es después de que Team Flash determina que la mejor manera de evitar que los metas sean asesinados por Cicada sean transportarlos desde Central City y llevarlos a la protección de testigos, con nuevas identidades.

Hablando de Ralph, tiene su momento heroico en el episodio, así como algunas buenas escenas con Killer Frost (quien tiene mucho tiempo en pantalla). Ella quiere arruinar la investigación de la meta-cura, y teme que Caitlin se inyecte la cura en caso de que se canse de ella. Sin embargo, Ralph se conecta con “Frosty” y explica lo mucho que ella significa para Caitlin, y que él entiende la necesidad de una cura. Killer Frost también pelea con Cicada, y sostiene una pelea, extrayendo sangre del villano. Frosty retira la daga de Cicada con tiempo suficiente para que Flash se encienda, y ahí es cuando su energía de ira se acumula con la intención de acabar con el malo.

Y hubieramos que haya matado a Cicada. Es un meta asesino en serie que paralizó a la hija de Barry e Iris. Con eso en mente, lo que iba a hacer Barry estaba justificado. Pero con Nora completamente curada y corriendo como XS, evita que su padre se exceda. Flash se da cuenta de que la ira que casi lo empujó al límite es la misma que impulsa a Cicada, y se resuelve para salvar a la hija del villano, Grace.

Lamentablemente, el actor Chris Klein no puede volver más interesante al villano con una actuación que en gran medida está gruñendo como un vago con acento ingles. 

Otro desarrollo interesante que tuvo lugar durante el episodio fue el interrogatorio de Sherloque a Nora. Aún con el caso del lenguaje de tiempo en su libreta y después de descubrir que los archivos de Nora fueron borrados de Gideon, Wells descubre que Nora West-Allen está trabajando con alguien más. Esta revelación nos hace pensar que Reverse Flash volverá a la serie.

La investigación de Sherloque también lo pone justo en el camino de la mamá, Iris, quien lo ve interrogando a su hija. En términos muy claros, ella le dice que se aleje. Una vez más, es grandioso ver a Iris y Barry acomodarse en sus nuevos y viejos papeles como padres presentes y futuros de Nora.

Calificación: 5/5

Continúa leyendo