Contacto

Review: Espiando a los Vecinos

Review: Espiando a los Vecinos

Si bien es cierto que cuando uno compra un boleto para ver la típica comedia “gringa” no se espera que sea una película de gran calidad, la expectativa es que por lo menos reírse un poco de la irreverencia de sus personajes y situaciones que en ningún caso se podrían considerar probables en el mundo real. No obstante, existen niveles para todo, y resulta que en muchas ocasiones los distribuidores de las películas gastan todos los gags que valen la pena en el tráiler con tal de crear expectativa en el público y dejan prácticamente sin nada al largometraje.

Este es el caso de Keeping up with the Joneses, una cinta cuya trama se siente forzada en todo momento y que, salvo un par de secuencias, carece de cualquier tipo de humor. La cinta trata acerca de Jeff y Karen Gaffney, una pareja típica de los suburbios estadounidenses que tendrá dos semanas de “descanso” al haber llevado a sus hijos a un campamento de verano. Justo el mismo día en que los niños se han ido, la casa de al lado es vendida a los Jones, quienes parecen ser la pareja perfecta: atractivos, con trabajos interesantes, agradables y con un matrimonio en el cual no se ha perdido la chispa. No obstante, tanta perfección despierta la curiosidad de Karen, quien a la postre se dará cuenta de que sus nuevos vecinos son un par de espías que se han mudado al vecindario para cumplir con una misión secreta.

La trama es tan simple como se cuenta, sin incluir ningún giro inesperado o alguna situación que pudiera ser memorable. De esta forma, pareciera que cinco años sin dirigir en cine le han afectado al director Greg Mottola, quien en su momento entregó comedias tan divertidas como Superbad y Adventureland. Contrario a sus trabajos anteriores, en los cuales los personajes se acoplaban perfectamente, esta vez Zach Galifianakis (Birdman, The Hangover) e Isla Fisher (Now You See Me, The Great Gatsby) se muestran totalmente disfuncionales como una pareja en la pantalla, mientras que a Gal Gadot (la nueva Wonder Woman) la emparejaron con un Jon Hamm (conocido y galardonado por su participación en la serie de televisión Mad Men) que parece de cartón, teniendo el tipo de todo menos de agente secreto.

De esta forma, es muy poco lo que se puede rescatar de esta cinta, la cual parece buscar su soporte en la belleza de Gal Gadot, la cual a pesar de ser indiscutible no es suficiente para sacar adelante a una cinta carente de esencia y que mostró sus muy pocos elementos en los avances que se proyectaron para hacerle difusión. Sin lugar a dudas, se trata de una comedia de espías suburbanos que quedará en el olvido y a la espera de que su talentoso elenco se pueda reivindicar en proyectos futuros.

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top