Connect with us

Reviews Cine

El tiempo compartido del paraíso falso

Published

on

Un tiempo compartido se refiere al pago adelantado del hospedaje en algún condominio turístico. En este caso todo  sucede en Everfields International, un grupo interesado solamente en ganar dinero, nunca se preocupan en el bienestar de los clientes, al contrario usan todas las herramientas necesarias para vender,  sin importar si es ilegal la manera de hacerlo.

La historia no es nada convencional, el guion no sigue estructuras establecidas, realmente no sabes lo que sucederá.
Visualmente me parece asombrosa, los planos largos,los movimientos suaves de cámara, la iluminación neón ayuda a retratar la falsedad del paraíso, la atmósfera hiperrealista y surrealista que logró el fotógrafo Matías Penachino, son increíbles, pues te hace sentir que estás viendo un sueño o un recuerdo y no sabes si es real o no, de igual  forma se puede percibir  la influencia de David Lynch en la obra.

La música también juega un papel fundamental en la narración, refuerza  la desesperación  de los personajes.

Las actuaciones me parecen muy buenas sobre todo los personajes de Andrés Almeida y Miguel Rodarte.
Pedro, interpretado por  Luis Gerardo Méndez, representa al trabajador actual: Cansado, enojado y harto de la vida que lleva, se siente su furia  con el sistema.
Me llama mucho la atención que el villano sea interpretado por un “Gringo”, me parece una metáfora ya que los estadounidenses siempre se meten en las decisiones de México, intentando manipular a los mexicanos únicamente para beneficiarse, es una burla  a está situación con un toque de humor negro.

Sin embargo el director lanza varias interrogantes a lo largo de toda la cinta y no las responde, dejando un final completamente abierto.

Es muy contemplativa por momentos y  por lo tanto no es para todo público.

 

Advertisement
Comments

Reviews Cine

Todo es parte de una misma historia “La vida misma”

Publicado

on

Por

La vida misma es nuestro principal narrador sospechoso…

El guionista Dan Fogelman (Loco y estúpido amor, 2011) además de escribir el guion, en esta ocasión se sienta en la silla del director para realizar una historia que peca del querer obligarnos a llorar.

La historia está dividida en episodios que nos narraran todo a través de diversos personajes, cada uno con problemas personales en tiempos distintos y lugares diferentes, centrándose en dos países de lengua y costumbres diferentes como lo son Estados Unidos y España, cada episodio será protagonizado por una pareja diferente y el como un suceso estremecedor conecta cada historia a través del espacio y tiempo, uniendo a cada generación de ambos continentes en una sola historia.

Por un lado, en la ciudad de Nueva York conocemos la historia de Will (Oscar Isaac, Ex Machina, 2014) un hombre joven con problemas de alcoholismo debido a que fue abandonado por su esposa Abby (Olivia Wilde, Tron, 2010) y del otro lado del mundo, en España, se encuentra Javier (Sergio Peris-Mencheta, Resident Evil: Afterlife, 2010) un campesino humilde que ha comenzado una vida en compañía de su esposa Isabel (Laia Costa, Victoria, 2015) pero su patrón el sr. Saccione (Antonio Banderas, La piel que habito, 2011) poco a poco comenzará a robarle lo más importante para él, su familia, los relatos no terminan ahí, ya que cada pareja continuará su historia por algunas generaciones, hasta quedar unidas en una misma.

La vida misma es una película en donde no hay un solo protagonista, ni dos, los actores pasan a segundo plano dejando que sea la vida quien tome el papel protagónico con cada una de las situaciones que entrelazan la historia, una cinta que nos enseña que no hay que encariñarnos de los héroes, ya que en cualquier momento se pueden convertir en el villano de la historia y que el villano puede ser héroe.

Datos técnicos:

Director: Dan Fogelman

Guion: Dan Fogelman

Género: Drama, romance

País: Estados Unidos

Duración: 1 hora 57 minutos

Fecha de estreno: 19 diciembre 2018

Continúa leyendo