Contacto

La Cenicienta

Con la dirección de Kenneth Branagh, este año Disney nos sorprende con un remake de la película que hace más de cincuenta años fuera realizada en animación: La Cenicienta.

Parte de lo que hace la casa del ratón es explotar estas historias al crear nuevos personajes y respetando a los que ya tiene dándoles un tratamiento conforme a la época.

Uno de los conflictos al pensar en ‘Cenicienta‘ es que ahora mucho se podría ver exagerado desde las plantas hasta los personajes, un punto es que al menos no dan miedo gracias a la tecnología.

El padre de Ella se vuelve a casar después de la trágica muerte de su madre. Para apoyar a su padre, Ella le da la bienvenida a su nueva madrastra, la Sra. Tremaine y a sus hijas Anastasia y Drizella en la casa familiar. Pero cuando el padre de Ella muere inesperadamente, se encuentra a merced de una nueva familia celosa y cruel. Finalmente relegada a nada más que una sirvienta cubierta de cenizas, es rebautizada como Cenicienta ya que ella solía trabajar en las cenizas. A pesar de la crueldad de la que es víctima, Ella está determinada a cumplir la última voluntad de su madre: convertirse en una persona valiente y bondadosa.

Por fortuna, ‘Cenicienta’ dispone un planteamiento y un resultado diametralmente opuestos. Branagh parte de un texto que, en esencia, repite impecablemente la estructura de su punto de partida, esto es, el summum del género de cuento de hadas “disneyano”. La trama de acontecimientos dispuestos para esta nueva cita con la desgraciada hijastra de una perversa mujer empeñada en que sean sus hijas las que se casen con el príncipe del reino es la misma conocida hasta la saciedad por el gran público. Sin embargo, el “remake” de este 2015 procura una serie de aportaciones mediante las cuales el film adquiere una acometedora ligereza y una ajustada elegancia del todo estimulantes.

Por un lado, cabe destacar, el soberbio diseño de producción dispuesto para que Branagh pudiera estar a la altura de la fascinación disneyana fraguada hace casi siete décadas. La fotografía, los decorados, un impresionante vestuario y unos efectos especiales magistralmente amarrados por Branagh para que su visión del clásico remita a la época cinematográfica en la que la primera Cenicienta fue creada (esto es los años 50, la apoteosis del color) pertrechan a su película de una factura realmente fastuosa. La traslación a actores de carne y hueso logra preservar el encanto cromático, fantasioso, almibarado y elemental de la primera. Destacan sobremanera los momentos más espectaculares de aquella. No desmerecen sino que vuelven a arrollar, por tanto, la recreación de escenas como la de la transformación de Ella a cargo del hada madrina (divertidísima Helena Bonham Carter) para asistir al baile (incluidas, por supuesto, la transformación de la calabaza en carroza, de los ratones en caballos, de las lagartijas en mozos de carruaje y del ganso en conductor del mismo), y, sobre todo, la espectacular escena de la huida del palacio hasta que Ella se queda sin hechizo tras haber sonado las campanadas avisadoras.

  • Título original: Cinderella
  • Año: 2015
  • Director: Keneth Branagh (Código Sombra Jack Ryan)
  • Actores: Lily James, Helena Bonham Carter, Cate Blanchett
  • Fecha de estreno: 18 de marzo de 2015

Continue Reading
Patrocinador banner
También te puede interesar...

Adicto al cine y las series I Fotógrafo 📷 | Mexican 🇲🇽 | Traveling 🏖️ | Fundador de YouRocket I Director MKT La Sociedad

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de

Top