Connect with us

Criticas Cine

Paranoid Park, Gus Van Sant y aquellos que deambulan

Published

on

Todo parece transcurrir en aparente normalidad, con ellos sumergidos en un hipnótico vaivén que encuentra su punto más álgido cuando vuelan por los aires en una pequeña plataforma con ruedas. Es un momento único e irrepetible, efímero, en dónde su ir y venir parece cobrar sentido, algo que la mayoría de las veces no pueden decir del resto de su propia vida. No es que les haga falta algo, simplemente es un extraño sin sabor que impregna todo. Tampoco se están rebelando contra una sociedad a la que le parecieran ajenos, solo buscan un puente que les permita ir más allá de lo cotidiano y que les haga sentir que se puede hacer algo más que simplemente sobrevivir. De eso es que nos habla Paranoid Park (2007), una cinta que a través de larguísimos planos, filmados en diversos formatos (35 mm, Super 8), se sumerge en el inquietante mundo interior de los adolescentes.

Alex es la ventana de entrada, un chico que luego de una visita a ese paraíso de los aficionados a las patinetas llamado Paranoid Park, ubicado al lado de una estación de trenes, provoca por accidente la muerte de un guardia de seguridad. Este es el detonante y el paliativo, un hecho irreparable con el que tiene que cargar en soledad, porque en la vida, a pesar de estar rodeados de tanta gente, siempre estamos solos con nosotros mismos, y es precisamente en la adolescencia, que muchos lo hacemos consciente.

En Paranoid Park, el realizador estadounidense Gus Van Sant (Elephant, Last Days), tomando como base la novela original de Blake Nelson, vuelve a mostrar su enorme capacidad y sutileza para diseccionar el entramado emocional del ser humano. Esta vez la herramienta es una patineta, y la materia prima es la autenticidad de actores no profesionales -aquí si bien dirigidos y no como acostumbran algunos en el cine mexicano-, seleccionados a través del MySpace. Las interminables secuencias con el rostro lacónico del protagonista en primer plano, resultan seductoras e inquietantes. Es el reflejo de la búsqueda de muchos jóvenes que tratan de escapar a esa mediocre necesidad de encajar. Pero la cinta además motiva a una reflexión distinta, y es que tal vez no son ellos los que no se adaptan a este mundo, sino que este es víctima y amante de sus propios anacronismos negándoles la entrada.

PARANOID PARK
Francia / Estados Unidos, 2007
Director: Gus Van Sant
Reparto: Gabe Nevins, Dan Liu, Jake Miller, Taylor Momsen, Lauren McKinney, Olivier Garnier, Scott Green, Winfield Henry Jackson, Dillon Hines, Brad Peterson

Advertisement
Comments

Criticas Cine

Moonwalker a treinta años de su estreno

Publicado

on

Para alguien del talento y posibilidades de “El Rey del pop”, era lógico que tarde o temprano alcanzara la pantalla grande. Esto sucedería un 29 de octubre de hace tres décadas. Por supuesto, su llegada no pudo haber sido más espectacular y ostentosa, reflejo del momento en que se encontraba su carrera.

Moonwalker es más que una clásica cinta artificiosa de los ochentas, se trata de un fiel testimonio del punto más alto que Michael Jackson pudo haber alcanzado en su carrera, a un paso de la vanidad y el egocentrismo.

ERASE UNA VEZ…

Era 1988, en ese momento, la claridad de su mente creativa era plena, los fanáticos que le seguían en el mundo se contaban por millones, la industria musical se encontraba a sus pies, y no había nada que se le pudiera negar. Es entonces que Michael escribe un guión en dónde refleja las distintas facetas de su trayectoria, y en dónde él es el protagonista. Una historia en dónde tres chicos son testigos de sus extraordinarias transformaciones, hasta convertirse en un héroe intergaláctico; y enfrentar a un terrible villano. Llamado Mr. Big, este fue interpretado por el mismísimo Joe Pesci (Arma Mortal 2, 3 y 4), y su pretensión era apoderarse del mundo, haciendo que los niños estudiantes consumieran droga.

En el protagonista de esta especie de documental-musical, se pueden rastrear con facilidad las distintas etapas de la vida de Michael, desde aquel niño que cantara la conmovedora canción de Ben, pasando por el joven de Thriller, hasta el de We Are The World, y Bad.

EXTRAVAGANTE Y POLÉMICA

La cinta esta armada a través de una serie de videoclips con reminiscencias de cómic, en una aventura plagada de efectos especiales y con un cortometraje final que pretende darle sentido a la narración. Un despliegue de fantasía y ciencia ficción, inconexa, pero con momentos inolvidables, que a final de cuentas vale más por lo representativo con respecto al artista y su trayectoria, que por sus verdaderos valores fílmicos. Amén de que logra proyectar el poder de la música y el baile, como solo Michael Jackson lo podía entender.

Moonwalker se estrenó al mismo tiempo que el disco Bad y su gira correspondiente, además de que tuvo su respectiva adaptación al mundo de los videojuegos, vía la extinta consola Sega Génesis. Fue al final de dicho Tour que la cinta estuvo disponible en video. A un año de su salida al mercado, ya había vendido tan solo en Estados Unidos, la cantidad de 800.000 unidades.

MOONWALKER
Estados Unidos, 1988
Director: Jim Blashfield, Colin Chilvers
Actores: Michael Jackson, Brandon Quintin Adams, Dante Basco, Joe
Pesci, Khiry Abdul-Samad, Tajh Abdul-Samad
Productor: Dennis E. Jones, Jerry Kramer
Guión: Michael Jackson, David Newman
Fotografía: Thomas E. Ackerman, Robert E. Collins, Frederick Elmes
Música: Bruce Broughton, Michael Jackson

Continúa leyendo