Connect with us

Criticas Cine

Paranoid Park, Gus Van Sant y aquellos que deambulan

Published

on

Todo parece transcurrir en aparente normalidad, con ellos sumergidos en un hipnótico vaivén que encuentra su punto más álgido cuando vuelan por los aires en una pequeña plataforma con ruedas. Es un momento único e irrepetible, efímero, en dónde su ir y venir parece cobrar sentido, algo que la mayoría de las veces no pueden decir del resto de su propia vida. No es que les haga falta algo, simplemente es un extraño sin sabor que impregna todo. Tampoco se están rebelando contra una sociedad a la que le parecieran ajenos, solo buscan un puente que les permita ir más allá de lo cotidiano y que les haga sentir que se puede hacer algo más que simplemente sobrevivir. De eso es que nos habla Paranoid Park (2007), una cinta que a través de larguísimos planos, filmados en diversos formatos (35 mm, Super 8), se sumerge en el inquietante mundo interior de los adolescentes.

Alex es la ventana de entrada, un chico que luego de una visita a ese paraíso de los aficionados a las patinetas llamado Paranoid Park, ubicado al lado de una estación de trenes, provoca por accidente la muerte de un guardia de seguridad. Este es el detonante y el paliativo, un hecho irreparable con el que tiene que cargar en soledad, porque en la vida, a pesar de estar rodeados de tanta gente, siempre estamos solos con nosotros mismos, y es precisamente en la adolescencia, que muchos lo hacemos consciente.

En Paranoid Park, el realizador estadounidense Gus Van Sant (Elephant, Last Days), tomando como base la novela original de Blake Nelson, vuelve a mostrar su enorme capacidad y sutileza para diseccionar el entramado emocional del ser humano. Esta vez la herramienta es una patineta, y la materia prima es la autenticidad de actores no profesionales -aquí si bien dirigidos y no como acostumbran algunos en el cine mexicano-, seleccionados a través del MySpace. Las interminables secuencias con el rostro lacónico del protagonista en primer plano, resultan seductoras e inquietantes. Es el reflejo de la búsqueda de muchos jóvenes que tratan de escapar a esa mediocre necesidad de encajar. Pero la cinta además motiva a una reflexión distinta, y es que tal vez no son ellos los que no se adaptan a este mundo, sino que este es víctima y amante de sus propios anacronismos negándoles la entrada.

PARANOID PARK
Francia / Estados Unidos, 2007
Director: Gus Van Sant
Reparto: Gabe Nevins, Dan Liu, Jake Miller, Taylor Momsen, Lauren McKinney, Olivier Garnier, Scott Green, Winfield Henry Jackson, Dillon Hines, Brad Peterson

Advertisement
Comments

Criticas Cine

Rebeldes de altura, guerrilleros región 4

Publicado

on

Desde los años noventa, el cine mexicano produce comedias con un humor muy local y un público muy definido.

Estos filmes dividen opiniones entre el público, gran parte de su alcance creativo depende de su versatilidad. Rebeldes de altura,cinta realizada por Sergio Sánchez Suárez, no resulta del todo fortuita.

Entre clichés, lugares comunes y frases tristemente célebres (copy paste de la retórica política habitual), relata la historia de 3 amigos (si, otros 3 idiotas) muy “pipiris nice” que pretenden rescatar a una chica de la que está enamorada “el Mich”.

Ambientada en los años sesenta, la farsa-parodia resulta inverosímil, hasta caer, voluntaria o involuntariamente en lo superficial. Algo destacado es la participación de Enoc Leaño, Silverio Palacios y Edgar Vivar, y la complicidad del trío, encabezado por Luis Arrieta.

En suma una comedia ligera, “sin pena ni gloria”. Esos rebeldones, suerte en cartelera, la van a necesitar.

REBELDES DE ALTURA (México, 2017)
Dirección: Sergio Sánchez Suárez
Reparto: Luis Arrieta, Daniel Martínez, Carla Nieto, Enoc Leaño, Oswaldo Zárate, Édgar Vivar, Silverio Palacios, Javier Rivera

Continúa leyendo