Síguenos :)

Cine

Review Pacific Rim: Uprising, Batallas Titánicas Solo para Fans

Publicado

en

Universal Pictures

Han pasado 10 años desde que terminó la guerra contra los kaiju, estos enormes monstruos que invadían nuestro mundo desde una grieta interdimensional nacida del fondo de las aguas del océano pacifico. La humanidad se defendió aguerridamente con los enormes mechas nacidos del Proyecto Jaeger. Se gastaron todos los recursos disponibles, se sacrificaron vidas hasta que finalmente se cerró la brecha.

Con el mundo tomando su segundo respiro conocemos a Jake Pentecost (John Boyega), quién vive traficando tecnología robada de los jaegers caídos, sin embargo, es algo que hace sin pensar en las consecuencias, es así como conoce a Amara Namani (Cailee Spaeny), una niña genio que se le ha adelantado en un robo para construir su propio jaeger, Scrapper, el propio proyecto de su corta vida un prototipo capaz de ser pilotado por una sola persona.

Como el crimen no paga, Jake y Amara terminan cayendo en manos de la ley y es dónde Mako Mori, les ofrece un trato justo, ir a la cárcel o unirse a la PPDC (Cuerpo de Defensa del Pacífico, por sus siglas en inglés). Aunque la amenaza ha terminado, se siguen entrenando cadetes para formar parte de la reserva militar y al mismo tiempo se busca sofisticar el programa, Shao Industries busca automatizar por completo a los jaegers para que puedan ser pilotados por una sola persona de manera remota. Es entonces cuando surge un jaeger no identificado que ataca la ciudad y atenta contra la vida de la CEO, Liwen Shao (Tian Jing). El Gipsy Avenger, pilotado por Jake y su amigo de la infancia Nate Lambert (Scott Eastwood) apenas y puede contener el ataque. Ahora la humanidad se enfrentará a la misma tecnología que la salvo una vez y comienza la búsqueda de los responsables detrás de este acto terrorista.

Esta nueva cinta es dirigida por Steven S. DeKnight pero confeccionada por el equipo creativo de Guillermo del Toro, quien funge como productor basada en la historia que habría sido el argumento principal de la serie animada que se planeaba para continuar con la historia de la primer película de Pacific Rim.

Se nos muestran varias ideas interesantes para hacer evolucionar el concepto de los jaegers, el paso siguiente tenía que ser la automatización del pilotaje, porque las bajas eran considerables y el entrenamiento de los pilotos era algo caótico, un proceso exhaustivo por el que no cualquiera desearía pasar. Lo interesante es que se mencione el hecho de que las interacciones son más fuertes entre adolescentes, porque se precisa que a esa edad todas las experiencias y emociones son más intensas y se puede lograr un vínculo más fuerte que con pilotos de mayor edad, tal y como lo han mencionado innumerables series de anime, entre ellas la famosa Neon Genesis Evangelion.

Vuelven caras conocidas y muy queridas por los fans de la primera entrega, como lo son Rinko Kikuchi, Burn Gorman y Charlie Day que vienen a afirmar la historia de los nuevos protagonistas de esta cinta. Las batallas mantienen su carácter titánico y ahora lucen los diseños de los mechas con lujo de detalles y colores, la fotografía se adecuo a este aspecto y a veces puede pecar de dinámica, cuando en la primera entrega veíamos tomas lentas y más incidentales para que las construcciones mantuvieran esa proporción colosal que te hacían sentir un insignificante espectador en un mundo de gigantes.

Entre los problemas que puede presentar es que ya no se tiene el mismo cuidado para presentar a los nuevos personajes, conocemos un par de aspectos muy superficiales del nuevo escuadrón y tampoco interactúan mucho entre ellos más que en las peleas y es inevitable recordar la relación entre Mako Mori y Raleigh Becket (Charlie Hunnam) que lograba esa empatía que en esta secuela no se percibe nunca, más que entre los viejos conocidos ya mencionados.

También el desarrollo de la nueva amenaza deja mucho que desear, aún cuando ya está establecido que existe una coexistencia interdimensional con seres extraterrestres, cualquiera hubiera esperado que le sacaran todo el jugo posible a ese aspecto de la mitología establecida por Del Toro, pero se queda más que lejos de esa posibilidad.

A nivel argumental es más floja sin duda, si es que hay necesidad de comparar, pero en cuanto a espectáculo visual cumple bastante bien, están presentes todas las cosas que hacen de Pacific Rim un gran producto de culto y enaltece aún más la primera entrega que sigue siendo la pionera en el género mecha dentro del cine hollywoodense y eso para muchos fans del género es sumamente valioso.

Vale mucho la pena verla en pantalla grande y ahora con el rumor de que Charlie Hunnam puede aparecer en una nueva película de la franquicia, no nos queda más que esperar que la tercera entrega pueda ser un hecho y que nos vuelva a maravillar e incluso superar expectativas.

Patrocinador
Comentarios

Destacados