Contacto

NYFF 2020: Swimming out Till the Sea Turns Blue, Jia Zhangke y el nostálgico paso del tiempo

Swimming-Out-Till-the-Sea-Turns-Blue-1-1-759x500

Cine

NYFF 2020: Swimming out Till the Sea Turns Blue, Jia Zhangke y el nostálgico paso del tiempo

Lejos de la ciudad, en el pueblo de donde el director chino Jia Zhangke es originario, la provincia de Shanxi, escuchamos el testimonio de intelectuales y académicos, ¿sobre qué? sobre el pasado, así lo podríamos describir de manera general.

Swimming out Till the Sea Turns Blue, documental y la más reciente película del cineasta chino que ha sido parte del Festival de Cine de Nueva York (NYFF), explora la infancia y juventud de cuatro escritores con el fin de entender el cambio ocurrido en China desde que el Partido Comunista llegó al poder en la década de los 40’s y la eventual Revolución Cultural del país durante los 60’s. Provincias como la de Jia, vivieron como nadie estos cambios.

A través de los relatos personales de tres de los novelistas más importantes de Japón -Jia Pingwa, Yu Hua y Liang Hong- y los testimonios de gente cercana al escritor ya fallecido, Ma Feng, conocemos las dificultades de la gente “común” tras la instauración del nuevo régimen político. Situaciones que van desde el cierre de escuelas durante la Revolución Cultural enviando a los maestros a hacer trabajos forzados como sucedió con el padre de Jia Pingwa, los intentos del Partido por imponer su ideología y eliminar toda costumbre y pensamiento ajeno a ella como lo recuerda el simpático Yu Hua o la pobreza en medio de la enfermedad de la madre de Liang Hong a causa de las reformas económicas de Deng Xiaoping.

No hay mayor controversia aquí. Es evidente que la intención del director está lejos de victimizar o reprochar. Más bien, en recordar con nostalgia aquel pasado que ahora se siente tan distinto… y distante. Pero, en contraste, se trata solo de la historia reciente de su país. Curioso como al inicio del segmento de Yu Hua se nos muestra al escritor viendo un partido de la NBA en su celular haciendo aún más notorio el contraste entre el presente y apenas unas pocas décadas atrás. Un aspecto que, si aún no estaba del todo claro, Jia lo expone directamente en una especie de epílogo donde vemos al hijo de apenas catorce años de Liang Hong entender el paso del tiempo, así como la vida rural y el dialecto -que ya no recuerda- de su lugar de nacimiento a través del “libro de mi mamá”.

Swimming out Till the Sea Turns Blue está lejos de ser el típico documental histórico. Dividido en dieciocho capítulos, la película es básicamente una serie de anecdotarios con un tinte político implícito, por lo cual su principal público se encuentra entre los propios chinos o la gente familiarizada con su historia, puesto que Jia Zhangke no se molesta en contextualizarnos.

Por esta razón, el documental puede sentirse meramente incidental sin un claro desenlace que conjugue los tópicos más allá de la nostalgia y el recuerdo del platicador Yu Hua de cuando le gustaba nadar hasta que “el océano se volviera azul”.

Agregar comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos de Cine

Top